OEA

Almagro: El muro de Trump separa a EEUU de "toda Latinoamérica"

El secretario general de la Organización de Estados Americanos criticó las políticas migratorias del presidente estadounidense y pidió que los países y organismos internacionales presionen para sacar de la crisis a Venezuela.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Almagro. Foto: Reuters.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, fue muy crítico con la propuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México, y criticó también el decreto que prohíbe el ingreso al país de personas de siete países musulmanes.

En declaraciones al programa Todo pasa de Océano FM, Almagro dijo que "siempre" ha sido crítico con "la cooptación de los poderes judiciales por los poderes ejecutivos o la falta de independencia". Al respecto de las medidas tomadas por fiscales y jueces para evitar que el veto a los inmigrantes se aplique, indicó que los magistrados "han actuado con mucha competencia y capacidad para atacar los temas fundamentales de proteger los derechos de la gente".

"El muro no es un invento de la nueva administración americana (...) lleva 650 kilómetros construidos", señaló Almagro, y agregó que "si vemos la planificación de deportados que tiene la actual administración, es de tres millones, que es más o menos la cantidad de deportados que hubo durante la administración Obama, o sea que los temas migratorios tienen cierta continuidad y cierta lógica". Lo que consideró "importante" al respecto de la política de deportaciones de los gobiernos estadounidenses, es que "no se hagan sobre la base de un discurso de intolerancia o preconceptos hacia determinadas comunidades".

Al respecto del muro que Trump pretende construir en la frontera con México, el excanciller uruguayo manifestó que "si uno ve el contexto migratorio, México tiene un saldo positivo, o sea que hay más gente retorna a México que la que está yendo a EE.UU.", aunque reconoció que en otros países de América Latina no ocurre lo mismo.

"Usted cuando hace un muro, es porque no le gusta su vecino. El vecino es toda Latinoamérica, obviamente (la política migratoria) está más concentrada en Centroamérica pero es para todos" dijo el uruguayo. Más adelante manifestó que "muchos ciudadanos de las Américas dejan (su vida) en esa zona" y pidió trabajar "en estas líneas" porque "es algo que definitivamente afecta a todos".

La crisis de Venezuela

Almagro dijo que el diálogo entre el oficialismo y la oposición de Venezuela está "en punto muerto".

"Si analizamos cada una de las cuatro mesas de negociación, en cada una se perdieron nuevos derechos de la gente, nuevos derechos civiles y políticos y más institucionalizad quedó por el camino", manifestó el secretario general de la OEA.

El uruguayo indicó que "en estos meses la Asamblea Nacional perdió poderes como la posibilidad de hacerle un juicio político al presidente de la República, elegir los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), perdió inmunidades y fueros porque hay un diputado preso y oro requerido por la Justicia, la posibilidad de recibir la Rendición de cuentas del presidente de la República anualmente y la posibilidad de aprobar el presupuesto".

"Imagínese que el presupuesto (en Uruguay), en vez de ser aprobado por el Poder Legislativo sea mandara a la Suprema Corte de Justicia (SCJ), que los poderes de designación de rectores de instituciones públicas que tuviera el PL los perdiera, que los diputados pudieran ir presos sin el levantamiento de sus fueros, eso es el despropósito institucional en el que está Venezuela", sentenció Almagro. Además, denunció que se liberaron menos presos políticos de los prometidos por el gobierno de Nicolás Maduro.

Sobre su llamado para "actuar ya por Venezuela", el secretario general de la OEA manifestó que los países y las organizaciones internacionales deben "asumir responsabilidades" y presionar para que "los derechos sean restituidos y sea redemocratizado el país". "Lo peor es pretender que nada está pasando", indicó.

La OEA y el FA

Sobre sus relaciones con el Frente Amplio y las críticas de ese sector por las medidas tomadas con Venezuela, Almagro dijo que él hace su trabajo.

"Hago mi trabajo, si eso le gusta a todo el mundo bien y si no tiene esa dimensión de apoyo también", indicó. "No podemos ser condescendientes con esquemas de especulación política, tengo compromisos respecto a la democracia y los derechos humanos en el continente", indicó, y dijo que continuará con su desempeño "si todo el mundo me quiere o si nadie me quiere".

"No puedo pretender que un país empiece a sufrir en su institucionalidad y los derechos humanos de su gente y yo evalúe con quién voy a quedar bien políticamente", sentenció.

Almagro reveló que se reencontró con José Mujica, líder del MPP (sector al que pertenece) cuando se firmó el acuerdo de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC, a fines de septiembre. "Conversamos de temas de política y del papel del ciudadano en la política en estos tiempos", contó.

"Mi reconocimiento personal hacia Mujica es invariable y el valor que ha tenido para la política uruguaya es superlativo", consideró el excanciller. "Desde el punto de vista personal (la relación entre ambos) es la misma; desde el punto de vista político hemos tenido algunas diferencias", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)