refugiados

Almagro: llegada de sirios se retrasará por "cambio de autoridades"

El canciller justificó la postergación en el arribo de un nuevo contingente de extranjeros debido a que febrero "es un mes complicado". La definición la tomará la próxima administración.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gobierno pide que las familias no sean expuestas para preservar su intimidad. Foto: L. Carreño

El ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, afirmó que la postergación de la llegada de un nuevo contingente de refugiados sirios se debe al "cambio de autoridades".

Según afirmó el Canciller a radio Sarandí, hasta el momento "el proyecto ha sido ordenado" y se ha podido "sortear cualquier inconveniente de adaptación" al punto que "está la voluntad de los refugiados de permanecer en el Uruguay". Sin embargo, dijo que la llegada de nuevas familias sirias que estaba prevista para febrero se postergará y quedará en manos del nuevo gobierno.

Para febrero se preveía la llegada de 72 familias sirias.

"Cualquier cosa que uno pueda hacer en el mes de febrero tiene sus complicaciones. Estamos ultimando otras cosas y estamos haciendo los traspasos de las cosas que se han venido haciendo. (...) Yo soy partidario de avanzar de la manera más eficiente  y más ejecutiva que nos permitan las circunstancias (pero) teniendo en cuenta que hay autoridades que cambian y responsabilidades que cambian de manos el mes de febrero es un poco complejo para hacer esto", afirmó Almagro.

El presidente José Mujica había dejado entrever en diciembre que la llegada del segundo contingente de sirios no era segura debido a las barreras culturales.

"No creo que vengan muchos, tenemos muchas barreras culturales. Si vinieran mujeres y niños sería encantador. Pero los hombres tienen algunas costumbres que nuestra tradición y nuestro sistema de derecho no… Hacen demasiadas cosas como hacían nuestros bisabuelos, ¿me entendió?", dijo.

Actualmente, todas las familias que arribaron a Uruguay el 9 de octubre se encuentran viviendo en sus hogares definitivos: tres en Montevideo y dos en el interior del país.

Todos están aprendiendo español y cuentan con atención de psicólogos, asistentes sociales, médicos y traductores que los ayudan a integrarse. Los hombres se insertarán lentamente en el mercado laboral y los niños en el sistema educativo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)