VIDEO

Allanamiento de El Entrevero sin pistas del dinero K en Uruguay

Policía abrió contenedor que contenía restos de un restaurante que operó en Gorlero.

La Justicia no encontró pistas ayer sobre la ruta del "dinero k" en un allanamiento realizado en un predio ubicado al costado de la estancia El Entrevero, en Maldonado. Este inmueble, de 150 hectáreas, fue adquirido en 2011 por una sociedad anónima vinculada al empresario kirchnerista Lázaro Báez, procesado con prisión en Argentina por lavado de activos.

A instancia de la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana de los Santos, y la fiscal de dicha materia penal, María Camiño, efectivos de la Brigada Antinarcóticos y de la Policía de Maldonado inspeccionaron un contenedor de color naranja, de unos 12 metros de largo, que se encontraba semioculto detrás de unos árboles. "Se buscó conocer el contenido de ese contenedor. Las investigaciones continúan y hay otras medidas tomadas", dijo a El País una fuente del caso.

El lunes 25, el noticiero argentino Telenoche de canal 13 divulgó una filmación realizada desde un helicóptero donde se veía a ese contenedor ubicado debajo de un pequeño bosque. La filmación también mostró a otros ocho contenedores situados al costado de dos inmensos galpones. Esos contenedores no fueron inspeccionados por la Policía.

El operativo.

A la hora 17 de ayer, efectivos policiales de Montevideo, munidos con la orden de allanamiento dictada por la jueza de los Santos, se constituyeron en la portera de El Entrevero, ubicado a la altura del kilómetro 171 de la Ruta 10 a la altura de los parajes San Vicente y Edén Rock del municipio de San Carlos.

Los efectivos encapuchados y armados, cortaron la cadena de ingreso al campo con una cizalla. Luego de revisar el interior de unas casetas construidas en la entrada por el anterior propietario, los policías se internaron en el campo en dos vehículos, una camioneta con tracción en las cuatro ruedas y un vehículo modelo Van.

Los funcionarios primero buscaron algún tipo de construcción. Posteriormente se dirigieron al contenedor color naranja que se encuentra desde hace años debajo de un bosque, pero en el predio contiguo al campo propiedad de la sociedad anónima. Los policías apelaron de nuevo a la cizalla para abrir el contenedor de color naranja.

En el interior se encontraban sillas, mesas, cocinas y otros elementos típicos de la actividad gastronómica. Nada relacionado con Báez. Ni dinero, ni documentos.

Luego de recorrer el campo, donde se encuentran alrededor de cien vacunos, propiedad de un vecino, los funcionarios regresaron por donde habían llegado y partieron de regreso a Montevideo. No se dirigieron al casco de la estancia donde se encuentran los contenedores detectados por un equipo periodístico del noticiero argentino Telenoche.

En este lugar se encontraban la abogada del propietario, sus colaboradores y hasta un camarógrafo contratado para grabar el operativo que cumplirían los funcionarios policiales. Los empleados y la abogada no se enteraron de que los funcionarios ingresaron al potrero de esa estancia donde se encuentra el contenedor color naranja.

En la mañana de ayer, Ceferino Barrios, empleado de la estancia, dijo a El País que ese contenedor no estaba en el campo de Lázaro Báez. Sí se encontraba en el predio lindero que forma parte del potrero de la estancia.

"Los contenedores por los que tanto escándalo han hecho, por lo que han dicho, tienen hasta ballenas adentro por estar cerca del mar, son propiedad del dueño del campo. En tanto que el contenedor naranja se quedó debajo de unos árboles porque un camión se empantanó. Ese contenedor tiene las existencias de un restaurante que tuvo el dueño del campo hace años" en la avenida Gorlero de Punta del Este, insistió Barrios.

PEDIDO.

La canciller argentina Susana Malcorra, fue consultada ayer sobre si el Ministerio de Relaciones Exteriores había dado instrucción a su embajador en Uruguay, Guillermo Montenegro, respecto a la causa que se encuentra abierta en Uruguay relacionada a Lázaro Báez.

"Esto (el allanamiento ayer de El Entrevero) ocurre en función de un requerimiento de la Justicia argentina y como se sabe se requiere en esos casos de un exhorto de la Cancillería", dijo la canciller.

Enseguida agregó: "Cuando este pedido de la Justicia argentina llegue a la Cancillería para ser enviado a su par de Uruguay, se procederá. Este (por ayer) ha sido un día agitado, no tengo conocimiento de que haya llegado algún exhorto, aunque podría ser".

Inspección.

Efectivos de la Brigada Antinarcóticos y de la Policía de Montevideo allanaron ayer el campo El Entrevero, comprado por una SA vinculada al empresario kirchnerista Lázaro Báez. Luego de inspeccionar el lugar —que carece de cualquier construcción— los policías se dirigieron hacia un campo contiguo donde había un contenedor naranja que fue filmado por el noticiero argentino Telenoche. Los policías abrieron el contenedor. Dentro había mesas y sillas de un antiguo restaurante que pertenecían al propietario de ese campo y no a Báez.

Lázaro Báez.

Mansiones, estancias y autos de alta gama.

Después de los allanamientos en Río Gallegos (provincia de Santa Cruz), donde la Justicia argentina avanzó sobre nueve propiedades de Lázaro Báez, el dispositivo de fuerzas federales se trasladó a El Calafate. Allí encontraron más de 30 inmuebles a nombre del empresario K y de su entorno. No se trata sólo de las estancias cercanas a la villa turística, sino de terrenos, construcciones y viviendas que levantó durante estos 12 años en el "lugar en el mundo" de Cristina Kirchner. A 310 kilómetros de la capital de Santa Cruz, por la ruta 40 y en dirección a El Calafate, se visualizan un conjunto de estancias de Báez: más de 182.000 hectáreas sobre las que avanza la Justicia estos días con perros de la AFIP (Impositiva de Argentina) que rastrean dinero, con máquinas retroexcavadoras y con un minucioso rastrillaje del terreno. Báez adquirió 25 estancias que representan 427.033 hectáreas; sin embargo la Justicia encontró 16 nuevas estancias vinculadas al empresario K y sus sociedades que serán incluidas en los allanamientos, según informó ayer el diario argentino Clarín. Las autoridades de la Fiscalía a cargo de Guillermo Marijuán se trasladaron a la villa turística porque no sólo se concentrarán en las estancias, sino también en el resto de las propiedades. La orden de allanamiento para El Calafate incluye 30 propiedades, muchas de ellas lotes y terrenos. Allí Báez construyó un imperio en inmuebles. La Justicia detectó que, por fuera de los 37 allanamientos previstos, las propiedades vinculadas al empresario K ascienden a 150. Marijuán indicó que quedan aún "muchos" procedimientos por delante. En el Calafate el emporio de propiedades son diversas en sus construcciones, colores, sistemas de seguridad, con otra característica: muchas de ellas no están habitadas. "Algunas se construyen, al poco tiempo ves que las están reparando de nuevo y así pasan en obra mucho tiempo", señaló un vecino del paseo "Presidente Néstor Kirchner", donde se erige una de las casas de Lázaro Báez. Otra construcción llamativa es la que los vecinos llaman "El Shopping" de Báez, imponente, con dos plantas y 12 ventanales. A pocos metros, hay una especie de cochera construida en ladrillos con dos entradas. Nunca se habitó ni se le dio ningún destino, al igual que varias cabañas que se ubican a su lado y que jamás fueron utilizadas. Según fuentes del caso, muchas de las casas tienen sótanos disimulados y paredes dobles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)