LA UNIDAD ANTES QUE NADA

Alianza Nacional tranca a Lacalle Pou y pide madurez

Sector de Larrañaga espera dictamen de la Comisión de Ética por Bascou.

Agustín Bascou por Arotxa
Agustín Bascou por Arotxa

Los dos principales sectores del Partido Nacional se desviven por bajar los decibeles del enfrentamiento que generaron los dichos de Luis Lacalle Pou sobre la actitud ética del intendente de Soriano Agustín Bascou. Hablan del choque público como una circunstancia política "habitual" y llaman al "diálogo".

Pero en la reunión de la Agrupación Parlamentaria de Alianza Nacional, el sector de Jorge Larrañaga al que pertenece Bascou, hubo valoraciones muy críticas a la afirmación de Lacalle Pou de que en el lugar del intendente renunciaría, al punto de considerar "inoportunas" las manifestaciones del líder del sector mayor de los blancos, y pedirle "madurez" para "conducir al partido" al triunfo electoral en 2019, confiaron a El País participantes de la reunión.

Bascou se encuentra en el ojo de una tormenta política que hoy sacude la interna nacionalista, desde que los ediles del Frente Amplio en Soriano lo denunciaran por haberse beneficiado vendiendo combustible a vehículos de la Intendencia en estaciones de servicio que eran de su propiedad en los años 2015 y 2016. Esto hizo que Lacalle Pou afirmara el pasado sábado que de estar en el lugar de Bascou él hubiera dado un paso al costado, es decir renunciaría a la Intendencia.

Alianza emitió una declaración en donde considera que los dichos de Lacalle Pou "afectan la unidad partidaria y su institucionalidad", al tiempo de apoyar expresamente a los senadores Larrañaga y Guillermo Besozzi, quien es el sustento principal de Bascou en Soriano.

La gente de Larrañaga resolvió además "convocar a todos los nacionalistas a respetar y respaldar la unidad partidaria y a sus principales dirigentes a cuidarla como un factor esencial para ganar y gobernar el país". Esto de cuidar la unidad partidaria resume bastante el espíritu que hubo en el encuentro de dirigentes aliancistas.

También el sector pidió "respetar la institucionalidad partidaria y lo actuado por el Directorio del Partido Nacional en este tema, y esperar el pronunciamiento de la Comisión de Ética, antes de actuar o manifestar opinión". Sin nombrarlo, se refiere a los dichos de Lacalle Pou.

Distensión.

En el sector Todos se vio positivamente el pronunciamiento de Alianza, recalcándose que se trata de una "contribución" a aliviar las tensiones acumuladas. El sector de Laca-lle Pou anuló una reunión de los ediles de Soriano pertenecientes al movimiento que se iba a realizar en la tarde de ayer.

Los informantes indicaron que en el encuentro de los aliancistas, donde mayormente hablaron Larrañaga y Besozzi, hubo comentarios "muy críticos" hacia los dichos de Lacalle Pou después de que se les había asegurado que el líder de Todos esperaría el resultado del análisis de la Comisión de Ética nacionalista para pronunciarse.

Se enfatizó que todos tienen que "cuidar la unidad" del partido, lo que se dijo que es obligación de todos los dirigentes pero "particularmente de quien es el líder de la mayoría" porque su opinión "pesa más" que otras, dijeron las fuentes.

El término "maduro" se usó varias veces en la reunión para aludir a Lacalle Pou, pero también en referencia a la "madurez", según se argumentó, que el partido debía mostrar a sus simpatizantes para confirmar el objetivo en 2019. "Los liderazgos se miden por su madurez y su capacidad de resolverlos", fue una frase que un participante escuchó, anotó en un papel y contó a El País. A la vez, fue una de las que quedó resonando cuando se dio por terminada la reunión en el Palacio Legislativo.

Directorio.

En tanto ayer, el senador Javier García (Espacio 40, sector Todos) puso paños fríos a la tensión interna cuando declaró que la situación "se mejora mucho con más diálogo, con contactos". Recordó que el año pasado hubo una situación de tensión por la participación en las conversaciones para impulsar leyes que mejoraran la seguridad pública.

"Comparto plenamente la posición de Luis (Lacalle Pou). Muchas veces las declaraciones son producto de un momento, y con el curso de los días van bajándose los decibeles. A veces hay declaraciones más fuertes o menos fuertes. Pero yo las tomo todas con respeto", comentó.

La Agrupación Parlamentaria de Alianza Nacional resolvió ayer, además, apoyar al senador Besozzi en su intención de renunciar al Directorio blanco.

Esa renuncia, aparentemente, no será la única. El diputado Pablo Iturralde, distanciado de Alianza Nacional por decisión propia y hoy cercano al nuevo movimiento que fogonea la senadora Verónica Alonso y algunos intendentes blancos del interior, también dejará su cargo como secretario del colegiado que conduce al partido.

El pasado miércoles, Iturralde habló con el presidente del Directorio Luis A. Heber para informarle de su intención de dejar el cuerpo. En esa primera reunión el diputado le planteó "algunas discrepancias" que acordaron volver a conversar.

"En general (las discrepancias) son con la conducción de los sectores y del partido. El Directorio es la autoridad más representativa del partido y tie- ne que ser el que tome las decisiones más fuertes y vinculantes", explicó. Iturralde contó a El país que ya habló con los intendentes y con Alonso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)