SACUDON EN LA INTERNA

En Alianza se cuestiona la "ética" y la "moral" de Peña

Dicen que su alejamiento complicará al grupo de Larrañaga en Canelones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La salida de Peña en el Partido Nacional causó sorpresa. Foto: M. Bonjour

Para Alianza Nacional, el alejamiento del diputado Daniel Peña crea "un problema" para el funcionamiento del sector en Canelones, donde su representatividad bajó a la mitad, al tiempo que se considera que el legislador que renunciara al Partido Nacional para apoyar al proyecto político del empresario Edgardo Novick "negoció" el pase "durante un tiempo", lo cual se entiende que corresponde "a la conciencia de cada uno, a la ética y a la moral".

Peña dejó el Partido Nacional acompañado por su estructura política en Canelones, llevándose al alcalde de Soca Roberto Rodríguez y a dos ediles de la Junta Departamental canaria, lo que provocará que Alianza Nacional "deba redoblar el trabajo político" allí, sostuvo Jorge Gandini a El País.

Molesto más por la forma en que se concretó el alejamiento del diputado Peña que por lo cuantitativo, el líder de Alianza Nacional Jorge Larrañaga se llamó a silencio y delegó en el coordinador de los diputados aliancista, Gandini, las consideraciones sobre la situación en que quedó el sector, uno de los dos bloques en que se sustenta el Partido Nacional, la principal fuerza de la oposición.

No se le va a pedir la banca porque hay antecedentes en donde la Corte Electoral ya laudó situaciones similares estableciendo que el escaño pertenece al legislador, explicó Gandini.

El sector de Larrañaga no hace aún una interpretación política del episodio, pero lo considera "un hecho consumado".

Entre tanto, para el diputado aliancista Pablo Abdala la ida de Peña "es un hecho político relevante". En una entrevista con El País TV, Abdala anticipó que "no juzgo su comportamiento porque todos somos grandes y dueños de nuestros actos. Es la ciudadanía quien luego juzgará. Está en su derecho, él sabrá por qué lo hizo", destacó.

Para Abdala "es un tema de conciencia individual de cada uno. Yo nunca abandonaría a mi partido porque le debo todo lo que soy. Puedo desencantarme pero en tal caso me iría de la política, para mi casa. Hay límites que yo no traspasaría".

Más temprano, el diputado Jorge Gandini insistió en cuestionar a Peña, quien sostuvo que inició su militancia en la política junto a Wilson Ferreira Aldunate. "Se puede conocer, admirar y hasta usar a Wilson, pero para ser wilsonista hay que ser blanco, y los blancos estamos en el Partido Nacional", escribió en Twitter.

También desde tiendas de Alianza Nacional, el senador Guillermo Besozzi afirmó, refiriéndose en general al sistema político, que "ya estamos devaluados y si encima hacemos estas cosas quedamos un poco en offside", para agregar que si bien no hay ley que lo impida "está la ética".

"Esto hay que digerirlo de la mejor manera y masticarlo con tranquilidad. En un país con democracia como este, estas cosas pueden suceder y de hecho ya pasaron. Sucedió con el Partido Colorado y podía pasarle al Partido Nacional", dijo el legislador a Montevideo portal.

"No le hace bien al sistema político esto, pero en definitiva se puede y está dentro de la Constitución hacer estas cosas; no hay ley que lo impida, pero está la ley de la ética, hay que tener cuidado con esas cosas", concluyó.

La bancada de Alianza Nacional tratará la situación del alejamiento de Peña en una próxima reunión.

También ha cundido la preocupación, además de la sorpresa, en el otro bloque del partido, el movimiento Todos de Luis Lacalle Pou. Allegados al sector indicaron a El País que se necesita a Alianza Nacional "fuerte" para que sea un motor que contribuya a la buena performance electoral del Partido Nacional.

Y por ende, los alejamientos del partido van en sentido contrario con esa necesidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)