ADVIERTEN POR RIESGOS A LA SALUD

Alertan por ola de calor; declaran esencialidad ante paro de Inumet

Consultas médicas crecieron de 15% a 20%; sensaciones térmicas de 46°.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Calor: algunos buscan consuelo bajo cualquier fuente de agua. Foto: F. Ponzetto

Ante el intenso calor que se verificó ayer y que se prevé que continúe en los próximos días, los especialistas exhortan a la población a tomar recaudos para evitar posibles riesgos en la salud. En el norte del país, la sensación térmica llegó a 46°, aunque la temperatura máxima registrada fue de 31° (cuatro más de lo habitual para la época), y la mínima de 24° (ocho grados superior a lo normal).

Las inusuales temperaturas para el mes de febrero coinciden con un conflicto gremial en el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet), cuyos funcionarios decidieron suspender tareas por 24 horas y no emitir pronósticos a partir de hoy, ni siquiera los aeronáuticos destinados a vuelos comerciales.

Anoche, el Ministerio de Trabajo (MTSS) resolvió declarar la "esencialidad" del servicio, confirmó el director nacional de Trabajo, Juan Castillo. La resolución rige desde hoy y se extenderá "mientras duren las medidas sindicales que las motivan", comunicó Presidencia en su página web.

La solicitud de declaración de esencialidad fue realizada por Inumet y el Ministerio de Vivienda (Mvotma), de quien depende el organismo.

La resolución que lleva la firma del ministro Ernesto Murro, obedece —según reza el texto— a que "los servicios meteorológicos comprenden, entre otros, la seguridad de la población ante eventos extremos, así como la seguridad operacional a nivel terrestre, marítimo y aeronáutico".

Sofocados.

"El calor va a seguir por lo menos hasta mañana. Estamos hablando de máximas que van a estar alrededor de los 33 grados", advirtió el meteorólogo Mario Bidegain, asesor del Inumet.

Esa predicción coincide con otros pronósticos privados, como el de Diego Vázquez Melo, quien indicó en Subrayado que se experimentarán "sensaciones sofocantes".

Bidegain explicó que cuando se registran más de dos días con temperaturas que superan los 30 grados y con mínimas que sobrepasan los 20 grados —como viene sucediendo— se puede decir que se está dando una "ola de calor", lo que conlleva riesgos para la salud.

Fruto de esa ola, la Administración del Mercado Eléctrico preveía que hoy podría registrarse un pico histórico de consumo de electricidad.

El pasado 30 de enero se produjo la mayor demanda histórica para un mes de verano: 1.879 megavatios.

Para estos casos, los médicos recomiendan hidratarse continuamente, aun sin tener sed; utilizar ropa fresca; evitar exponerse al sol, y en caso de realizar actividades físicas al aire libre hacerlo antes de las 10:00 de la mañana o luego de las 6:00 de la tarde.

Emergencias.

Las consultas médicas aumentaron entre un 15 y un 20% en las últimas 72 horas, según informó a El País Álvaro Danza, jefe de Emergencia de la Asociación Española.

En las últimas semanas, según confirmaron desde UCM, dos personas debieron ser internadas por un "golpe de calor", debido a la práctica de deportes al aire libre.

"El cuerpo es un radiador y necesita determinada temperatura interna. Cuando hace mucho calor, la temperatura del cuerpo sube, por lo que la persona transpira como mecanismo de defensa, con el fin de equilibrar la temperatura. Ese líquido que el cuerpo perdió es necesario reponerlo, de lo contrario se puede sufrir deshidratación", explicó Jorge Díaz, gerente médico de la emergencia de UCM.

Aquellos individuos que tienen mayor susceptibilidad al calor son los bebés y las personas de la tercera edad. Y también están en riesgo los adultos que realizan deportes al aire libre en horas inapropiadas.

El llamado "golpe de calor" es una situación provocada por un anormal calentamiento del cuerpo en un período de tiempo relativamente breve.

Los síntomas pueden ser: calambres, agotamiento, dolor de cabeza, náuseas y/o vómitos, deshidratación caracterizada por piel y boca seca, decaimiento, ojos hundidos y sed intensa, además de presión arterial baja y pulso rápido.

El cuadro más grave sucede cuando la temperatura del cuerpo sube por encima de los 40 grados, lo que puede provocar alteraciones cardíacas o encefálicas graves, inestabilidad al caminar, mareos, somnolencia, confusión, delirio o convulsiones, aseguran los especialistas consultados.

Conflicto.

Desde la semana pasada, el Inumet no está realizando la publicación de datos meteorológicos en tiempo real en la página web del organismo, como forma de reclamar una mejora salarial, ya que no pudieron llegar a un acuerdo con el Poder Ejecutivo.

Ayer de mañana, en reunión con la prensa, dirigentes de la Agrupación de Trabajadores de la Meteorología Nacional (ATMN) habían anunciado que "los informes que corresponden a las observaciones meteorológicas de las estaciones aeronáuticas, no se difundirán (hoy miércoles) entre las 10:00 y las 12:00 en el aeropuerto de Carrasco.

No obstante, agregaron que "se ha coordinado con los sindicatos de controladores aéreos y la Asociación de Funcionarios de Aviación Civil la cobertura de eventuales vuelos sanitarios y de emergencia durante dicho período, con permanencia de la guardia gremial".

Lo que reclaman los funcionarios de Inumet es "equidad en el salario", ya que consideran que allí "trabaja más el que gana menos". Aseguran que arrastran sus reclamos "desde hace ocho años".

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ya había declarado la esencialidad de los servicios meteorológicos en agosto de 2015, ante un conflicto similar.

Recomendaciones ante la ola de calor.

Hidratación.

La principal recomendación de los expertos es hidratarse continuamente, aun sin tener sed, y llevar agua fresca cuando deba trasladarse.

Vulnerables.

Tomar especiales precauciones con las personas más vulnerables: menores de 6 años, mayores de 65, personas con hipertensión, diabetes, obesidad, alcoholismo, o discapacidad.

Deportes.

Evitar realizar deportes al aire libre y evitar permanecer bajo el sol entre las 11:00 y las 18:00 horas.

Vestimenta.

Usar sombrero, ropa ligera, calzado liviano, lentes de sol con filtro y protector solar factor 30 o superior.

No alcohol.

No consumir bebidas alcohólicas ya que eso produce que la temperatura del cuerpo aumente.

Comida.

Evitar las comidas copiosas y calientes. Consumir variedades de frutas y verduras en porciones pequeñas y frecuentes. Mantener los alimentos refrigerados y extremar las medidas de higiene.

Autos.

Evitar la permanencia de niños, personas adultas mayores y mascotas en el vehículo cuando esté estacionado.

Niños.

Ofrecer líquidos a los niños y pecho a demanda a los lactantes. Ellos son unos de los que más sufren los calores intensos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)