El fenómeno de El Niño sigue al acecho

Alerta por más inundaciones

Prevén una nueva crecida del Río Uruguay de gran magnitud aunque será de corto lapso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Evacuados por inundaciones. Foto: Daniel Rojas

Esperan una nueva crecida del Río Uruguay por el fenómeno de El Niño. En Buenos Aires afirman que será la peor inundación en 30 años, con 100 mil personas afectadas. En Uruguay, un informe de la Comisión Administradora del Río Uruguay hace referencia a que el impacto tendrá una "magnitud importante".

El informe de la CARU anuncia que podrían registrarse "nuevos pulsos de crecida" pero "de corto plazo".

Esto se genera debido al fenómeno de "El Niño fuerte" que se dará en los próximos meses y "luego decae rápidamente".

Se sostiene que mientras en Brasil esperan nuevamente lluvias por encima de lo normal, no ocurriría lo mismo en el tramo de la cuenca que recorre territorio uruguayo.

Particularmente hasta el fin del mes de febrero "el caudal del tramo medio del río se mantendría en el orden normal en lo que resta del mes".

De todos modos, el documento "Perspectivas Hidrometeorológicas para el Río Uruguay" sostiene que en el próximo trimestre podría darse un nuevo escenario húmedo, "volviendo a generar hondas de crecida de magnitud importante" en el trimestre entre febrero y abril.

Riesgo otoñal.

El informe fue elaborado por el Grupo de Trabajo de Tendencias Climáticas del Instituto Uruguayo de Meteorología y la Udelar. El resultado de diversos modelos muestra que las condiciones de El Niño se mantienen actualmente cerca de su pico y luego declinarían rápidamente en otoño. Además, se evidencia el retorno a valores normales recién al inicio del próximo invierno.

"Nuestros informes hacen referencia a la ocurrencia de lluvias intensas y crecidas, con lo que estamos ante un escenario incierto", indicó a El País el presidente de la Delegación Uruguaya de CARU, Gastón Silbermann.

En Argentina se sostiene que "si el fenómeno de El Niño se comporta este año como lo anticipan especialistas locales en análisis de amenazas naturales, en los próximos meses podría haber más de 100.000 evacuados y tres millones de hectáreas inundadas en seis provincias por la crecida de los ríos Paraná y Paraguay", según un informe oficial.

Las lluvias que se esperan hasta julio y los picos de crecida de las aguas serían 10 veces mayores que los de la última inundación por el desborde de los ríos Paraná, Paraguay —con sus afluentes— y Uruguay.

La proyección forma parte de un informe del equipo técnico de la Secretaría de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes del Ministerio de Seguridad de la Nación, presentado a fines de enero.

Los técnicos advirtieron que el fenómeno de El Niño-Oscilación del Sur, "es uno de los tres más fuertes en los últimos 50 años, comparable a los ocurridos en 1983 y 1998. La afectación en Argentina se extenderá hasta el mes de julio con un pico máximo entre marzo y abril". Las provincias más expuestas serán Formosa, Chaco, Santa Fe, Buenos Aires, Corrientes y Entre Ríos. Esta vez, los problemas alcanzarán a las localidades cercanas a los ríos Uruguay y Paraná y del interior de las provincias con lluvias intensas y desbordes de ríos y arroyos tributarios de aquellos que conforman la Cuenca del Plata.

De norte a sur.

Emilio Renda, secretario de Protección Civil y Abordaje Integral de Emergencias y Catástrofes resumió lo pronosticado para el vecino país.

"Pensamos que este fenómeno de El Niño puede llegar a ser similar o tal vez peor que el de 1983, que es uno de los peores registrados que tenemos. Si es similar, aunque las ciudades están algo más robustecidas o resilientes con sus defensas, también hay más población. Así que podemos estimar que habrá entre 120.000 y 130.000 evacuados (más de 140.000 en el pico máximo de afectación), con una gran pérdida en la producción ganadera y cultivos en más de tres millones de hectáreas que quedarán bajo el agua",

Esa realidad terminaría comprometiendo a los departamentos uruguayos del litoral oeste.

En Argentina ya se está trasladando a zonas altas a dos millones de cabezas de ganado bovino de las zonas más vulnerables, como las islas y áreas inundables de la cuenca, informó el diario La Nación.

"El Niño" bajo la mirada de los expertos.

Si bien inicialmente se supuso que, por ser un episodio temprano, la disipación de El Niño se daría ya a comienzos del otoño, es de temer que su accionar se extienda hasta mediados del invierno próximo. Los expertos de la región sentencian que, por esta causa, recién hacia fines del invierno desaparecerá totalmente su influencia, dando paso a una nueva fase climática, que no se descarta se dé con sequías desde la primavera, al reducirse drásticamente las lluvias y aparecer heladas tardías. Fuertes lluvias seguirán hacia el final del verano e inicio del otoño.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)