El funcionamiento del sistema carcelario

El alegre chapuzón de los presos del Comcar

Autoridades investigan ingreso de una piscina al Módulo 3.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los presos tuvieron la piscina por casi dos semanas. Foto: Captura de pantalla de Facebook

Por lo menos durante 12 días, los presos del Módulo 3 del Comcar gozaron de una piscina. Se sacaron fotos que enviaron a sus familiares y amigos, ya que se trataba de un beneficio inédito en las cárceles uruguayas.

La piscina fue instalada el miércoles 6 de enero en el Módulo 3 para que la usaran los hijos de presos durante la visita.

Los presos alojados en el Módulo 3 son considerados como "muy tranquilos", según señaló un jerarca penitenciario a El País.

"El 3 es un módulo de progresividad. Conviven presos primarios con otros (homicidas, rapiñeros y ladrones) que mostraron una buena conducta y deseos de rehabilitarse durante su estadía dentro del sistema", explicó la fuente.

En el patio.

El 6 de enero los niños llenaron las salas de visitas de los distintos módulos del Comcar.

Las autoridades de ese penal ubicado en las afueras del pueblo Santiago Vázquez instalaron una piscina en el Módulo 3 para el disfrute de los niños en el Día de Reyes.

Después que los menores se retiraron al finalizar los horarios de visitas en el penal, los reclusos se bañaron en la piscina sin problemas.

Como están en un régimen de progresividad, los internos pueden deambular por todo el módulo durante el día.

Es decir, allí no están la mayor parte del tiempo encerrados en sus celdas como sí lo están los internos ubicados en módulos más cerrados del Comcar.

"La idea de la piscina no era privilegiar a nadie. Era solo que los niños pasaran bien el Día de Reyes porque ellos no están presos. Se trató de favorecer a los niños y otros internos usaron la piscina y se jactaron de ello", dijo un jerarca del Instituto de Rehabilitación.

Dedito para arriba.

El 13 de enero, la temperatura máxima fue de 27 grados. El cielo estaba nuboso y los vientos oscilaron entre los 15 y 40 kilómetros por hora.

Pese a que no hacía tanto calor, los internos del Módulo 3 no desperdiciaron la oportunidad para darse una buena zambullida. Ese día, una persona que vive en el Cerro colgó, en su página de Facebook, cinco fotos de reclusos bañándose en la piscina. "Se sufre pero se goza...Q malda (sic)", puso como título de las imágenes.

En la primera foto hay dos procesados con los torsos desnudos y lentes negros acostados dentro de la piscina. El agua les llega hasta el pecho.

Otras tres fotos muestran a los mismos penados posando para la cámara levantando los pulgares señalando que estaban pasando muy bien.

En la quinta foto, un recluso sonríe para la cámara mientras su compañero aguanta la respiración debajo del agua.

El lunes 18, la misma persona del Cerro colgó otras cinco fotos de los internos del Módulo 3 bañándose en la piscina. Las tituló: "Corte calle jajaja q malda (sic)". Cuatro imágenes retratan a dos encarcelados con los torsos desnudos, gorras y levantando el pulgar para la cámara. La quinta foto es de otros dos presos que saludan al fotógrafo desde un costado de la piscina.

No solo la piscina estaba en situación irregular. Los presos tienen prohibido tener celulares dentro del Comcar.

Fuentes del Instituto Nacional de Rehabilitación dijeron a El País que vieron la fotos en la página de Facebook que lleva por título "Solo nosotros podemos terminar con la delincuencia y la viveza criolla" y decidieron iniciar una investigación administrativa para saber "cómo ingresó" la piscina al Módulo 3. También indicaron que, en forma inmediata, ordenaron el retiro la piscina.

Es obvio que, el próximo año, los hijos de presos del Módulo 3 no tendrán piscina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)