SORIANO

Alcalde de Dolores dice que apoyo del gobierno es insuficiente

En la línea del intendente Bascou, Javier Uttermark asegura que se necesitarán 30 millones de dólares, unas diez veces más que los 90 millones de pesos otorgados para reconstruir la localidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El tornado que impactó en Dolores dejó un caos. Foto: F. Ponzetto.

El gobierno anunció la semana pasada que destinará 90 millones de pesos y cinco mil chapas para reparar viviendas de Dolores. La directora Nacional de Vivienda, anunció el viernes que a principios de esta semana “desembarcarán” con la ayuda prometida.

El acalde de Dolores, Javier Uttermark, entiende que para reparar las casas afectadas se precisará “bastante más que eso. Nosotros estimamos unos 30 millones de dólares” indicó el funcionario consultado por El País. Estas declaraciones son similares a las del intendente de Soriano, Agustín Bascou, quien estimó las pérdidas ocasionadas por el tornado "entre 25 y 30 millones de dólares".

“Pensamos que entre martes y miércoles vamos a empezar a entregar una canasta de materiales a unas 600 familias que tienen daños parciales y pueden solucionar rápido los problemas de vivienda”, informó Uttermark.

Para quienes sufrieron derrumbe de la vivienda o daños estructurales severos, la ayuda no llegará tan rápido. “Trabajamos en una solución integral entre Presidencia, OPP, el Ministerio de Vivienda e intendencia; se instalará Mevir y algunos programas más, pero no podemos decirle a la gente que se va a solucionar de la noche o la mañana”, aclaró el alcalde.

Más de 700 familias recibieron el sábado una canasta de alimentos y la intención del municipio es que éste lunes, las 22 personas que están alojadas en el estadio puedan ser redistribuidas en casas de familias o contenedores vivienda, para que el complejo retome las actividades deportivas “de modo que la comunidad poco a poco vuelva a su rutina”.

Solidaridad

Las acciones solidarias han generado una energía más fuerte que el propio tornado. Tras la destrucción, Dolores recibió una avalancha de apoyos.

“Es mentira que la juventud está perdida. Acá en infinidad de gestos y acciones, han demostrado que los valores están muy vigentes y eso es algo que debemos rescatar entre tanta desgracia” dijo a El País, María Isabel Biurrarena, directora es la escuela 103.

El domingo, luego de que repusieron todos los vidrios dañados, la directora y la funcionaria de servicio trabajaron desde muy temprano para dejar el local escolar en condiciones.

Este lunes se reanudan las clases. Biurrarena considera que el apoyo psicológico será clave “porque hay niños que piensan que la escuela los protegió, otros que el tornado los castigó porque se portaban mal y otros que directamente pidieron el pase porque no quieren volver”.

Comida

La capilla Sagrado Corazón está en el medio de tres barrios periféricos afectados por el tornado. Diariamente, decenas de personas concurren a pelar y cortar decenas de kilos de carne y verduras. Cocinan 600 porciones para el almuerzo y más de mil porciones de comida caliente para la cena, además de los desayunos y meriendas.

“Atendemos a damnificados de tres barrios muy humildes. Nos instalamos a las 8 de la mañana y la medianoche nos encuentra en este mismo lugar trabajando y organizando para el día siguiente” explicó Marcela Lespada. También les llevan la comida a quienes no pueden concurrir porque se encuentran lejos. En esa tarea se embarcó el exjugador de Peñarol, Nicolás Rotundo, que llega cada mañana desde Nueva Palmira y pasa todo el día con el grupo, colocando chapas, limpiando zanjas y hasta cocinando.

Griselda Gonzalez explicó a El País, que la solidaridad es “tan grande” que todos los días llegan voluntarios desde diferentes puntos del país.
“En este momento recibimos a jóvenes que vinieron desde Montevideo a organizar actividades recreativas para distraer a los niños y sacarlos de ese pensamiento de que le están terminando de romper sus viviendas” indicó González.

Ayer también llegaron más de cien estudiantes universitarios de diferentes puntos del país a colaborar en tareas de limpieza y hasta el presidente del Pit-Cnt, Fernando Pereyra, estaba pala en mano, limpiando zanjas de casas afectadas.

Incluso se han visto camionetas con matricula argentina, que por su cuenta compraron materiales y los están repartiendo en las casas más humildes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)