Recién en 2012 el gobierno abrió servicios para hombres, para atacar el flagelo 

Agresores en tratamiento para dejar de ser violentos

Recién desde hace tres años el gobierno empezó a atacar el problema de la violencia doméstica enfocándose en el agresor. Especialistas creen que es uno de los principales puntos a contemplar para disminuirla.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La movilización salió de Plaza Independencia hasta la explanada de la IMM. Foto: Fernando Ponzetto

En 2012 la Intendencia de Montevideo lanzó un programa de atención a hombres que deciden dejar de ejercer la violencia. El programa es desarrollado por la comuna y la organización no gubernamental (ONG) Centro de Estudios sobre Masculinidad y Género, con el apoyo del Fondo de Población de Naciones Unidas. "Hasta el año que viene por lo menos estará vigente, ya que se hacen llamados anuales", dijo Darío Ibarra, referente del programa por la ONG.

En 2013, cuando el Ministerio del Interior lanzó el sistema de tobilleras para controlar que el agresor no se acerque a la víctima, el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) comenzó a brindar un servicio para la "resocialización" de los hombres violentos, que son derivados por la Justicia. Empezó a implementarse en Montevideo y en Maldonado y ayer se anunció que empezará en Canelones, los tres departamentos que tienen las tobilleras.

"En general los que van son hombres a los que les cuesta asumir que lo que hicieron está mal", dijo la directora de Inmujeres del Mides, Mariela Mazzotti. El 80% de los 700 hombres a los que se les colocó la tobillera desde 2013 fue al servicio.

"El impacto de este servicio en la transformación de los hombres es bajo", aseguró Mazzotti.

El psicólogo Robert Parrado creó el centro Renacer en 1994, para ayudar a los hombres violentos a dejar de ejercer distintos tipos de violencia: física, sexual, psicológica y económica.

La atención del hombre violento "es una tarea que todavía el Estado no ha abordado, más allá que la ley lo prevé", aseguró Parrado.

Para disminuir lo máximo posible la violencia de género "no alcanza con atender a las mujeres, que por supuesto es muy importante, pero hay que hacer un trabajo paralelo con los hombres para prevenir violencia futura", aseguró Ibarra del Centro de Estudios sobre Masculinidad y Género.

Rehabilitación.

El servicio de la Intendencia y el de Renacer hacen una entrevista individual con cada hombre y luego las sesiones son grupales.

Ibarra indicó que de los que terminan las 24 clases, casi el 100% erradica la violencia sexual y la física.

En el grupo se usa una metodología psicoeducativa.

"El problema de los hombres es que tenemos tan naturalizada la violencia, que hay cosas que hacemos o decimos que creemos que no es violencia. Te dicen que nunca ejercieron violencia hacia ella. Y les digo: Nunca ejerciste violencia física, ¿pero en algún momento le gritaste o la insultaste?. Te dicen: Sí y ahí les explicás que eso es violencia verbal", sostuvo.

En 2015, entre el 2 de febrero y 27 de julio, acudieron 63 hombres, de los que sólo cuatro culminaron las 24 sesiones, según la Intendencia. En 2012 hubo 91 consultas en todo el año, de los cuales 66 asistieron a las sesiones; en 2014 se acercaron 145 hombres y 110 participaron de los grupos.

Para ingresar al grupo de la Intendencia el hombre debe reconocer que tiene problemas con la violencia, "porque si no el tratamiento no sirve para nada", sostuvo Ibarra.

"La mayoría de los que vienen a la entrevista termina reconociendo que tiene un problema", contó y agregó que para ver resultados es importante que la asistencia del violento sea voluntaria.

Parrado dijo que en 21 años pasaron 1.600 hombres de entre 18 y 80 años por el servicio de Renacer. La deserción es de hasta un 70%; pero en un tercio de los que asistieron a los grupos se pudo verificar cambios en el discurso y en entender el tema de la violencia, aseguró el psicólogo.

Planes.

El gobierno aumentará este año de 100 a 200 los cupos de subsidios de alquiler para víctimas de violencia doméstica y creará el año que viene 10 "Casas Asistidas" donde vivirán las que no tienen fondos para alquilar. Mazzotti explicó que la mujer que accederá a las "Casas Abiertas" lo hará por un año.

Esos anuncios se hicieron ayer en el Día Internacional contra la Violencia de Género.

Este año, hasta el 15 de noviembre, murieron 22 mujeres víctimas de violencia doméstica, cuando en 2014 fueron 24, según el Observatorio sobre Violencia del Ministerio del Interior; pero, según la Red Uruguaya Contra la Violencia Doméstica y Sexual, fueron 28.

Abrirán un museo de violencia de género.

Mañana a las 14:30 horas abrirán un museo de la violencia de género en el Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

La iniciativa es del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) y del MEC con el objetivo de sensibilizar a la población sobre esta problemática, y bajo la consigna: "Hay cosas del presente que deberíamos tener en un museo".

La exposición recorrerá distintos puntos del país, "exponiendo diversas formas de violencia basada en género de manera original, extendida en el tiempo, en un lugar que promueve el pensamiento crítico y el análisis social y cultural del presente", según la Presidencia de la República.

Cada uno de los 14 objetos que se expondrán estarán acompañados de una descripción que explicará a qué forma de violencia está asociado, "generando sensibilización acerca de lo que los elementos más cotidianos esconden como forma de violencia hacia la mujer", agrega la Presidencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)