VIDEO

Se agrava salud de Jihad Diyab, ya entró en coma

Es monitoreado por un equipo del Sindicato Médico.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Huelga de hambre empieza a deteriorar seriamente la salud del refugiado. Foto: Reuters

El refugiado sirio Jihad Diyab entró en coma ayer sobre las 14.30 y comenzó a ser hidratado con suero, informaron las doctoras Teresa Sandar y Julia Galzerano, integrantes de la comisión del Sindicato Médico del Uruguay que comenzó ayer a hacer el seguimiento de su situación. Hacía 12 días que el refugiado había decidido dejar de tomar líquidos. El protocolo que se le está aplicando a Diyab permite la posibilidad de que se lo hidrate con la modalidad adoptada.

Se le hicieron exámenes para determinar si presenta algún riesgo de infección y para establecer cuál es su situación de sus riñones, especificaron las médicas.

Diyab seguirá en el apartamento céntrico donde duerme porque tanto cuando estuvo en el Hospital Maciel, como en el Hospital de Clínicas dejó claro que no quería quedar internado.

"Los signos vitales están estables desde el punto de vista cardiovascular y respiratorio", explicó Sandar. Aún cuando Diyab anunciara su decisión de comenzar a comer, ello no podría ocurrir de inmediato porque hay "una progresividad terapéutica", agregó. Los integrantes del Sindicato Médico serán respaldados por personal del Ministerio de Salud. Cuando las médicas llegaron al lugar donde se encuentra Diyab éste ya se encontraba en coma.

Mientras tanto, el canciller Rodolfo Nin Novoa que viajó a Estados Unidos ayer mantendrá contactos con el gobierno de ese país para procurar que contribuya a encontrar una solución a la situación planteada con Diyab. Hasta el momento ningún país ha aceptado recibir al refugiado que está en Uruguay desde diciembre de 2014.

Si no puede ver el video haga click aquí.

Diyab estuvo ayer acompañado por integrantes de la Plenaria Memoria y Justicia, el sindicalista Andrés Olivetti, el interlocutor del gobierno con los excautivos de Guantánamo, Christian Mirza y el activista Andrés Conteris. No se ha visto en las cercanías del apartamento a ninguno de los restantes cinco refugiados ex presos de Guantánamo.

El refugiado tiene 45 años y estuvo entre 2002 y 2014 preso en Guantánamo donde realizó varios ayunos y fue alimentado a la fuerza por militares estadounidenses. Nunca fue juzgado ni recibió asistencia legal. Siempre culpabilizó a Estados Unidos de su situación y se molestó con el gobierno de Uruguay por, según él, no facilitar la venida a Uruguay de su familia. Pero su esposa se comunicó con él el viernes pasado y le dejó claro que no quería venir a Montevideo. Su esposa y tres hijas se encuentran en Ankara((la capital de Turquía) y un hijo varón murió durante la guerra civil siria.

Los EE.UU. se desentienden.

"Le dejaremos al gobierno que ellos hablen sobre la posibilidad de que otro país pueda recibir a Diyab", dijo a Telemundo la embajadora de EE.UU. en Montevideo, Kelly Keiderling. La diplomática sostuvo además que "a mayoría de los temas alrededor del señor Diyab los lleva el gobierno uruguayo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)