LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

¿Y la agenda?

El presidente Tabaré Vázquez se enoja cuando, desde la oposición, se advierte que su gobierno parece haberse quedado sin agenda. Y es razonable que a un mandatario le duela que le llamen la atención por su falta de iniciativa. Hasta es lógico que se moleste.

¿Pero con quién debe disgustarse más? ¿Con quienes le señalan esta carencia, con quienes trabajan con él y parecieran haberse quedado sin ideas ni fuerzas para generar soluciones a los problemas del país, o con la coalición que le llevó al poder y que le pone palos en la rueda o hace fuerza para que nada cambie?

Vayamos por partes. La oposición hace lo que hacen las oposiciones. Marca la inacción que advierte en el gobierno para encarar los problemas más importantes que enfrenta el país. ¿Qué espera el presidente que hagan blancos, colorados e independientes? ¿Qué haría él si estuviera en el lugar de los líderes de esos partidos?

Seguramente Vázquez considera que su gobierno tiene agenda. Pero, ¿cuál sería? El acuerdo con UPM parece ser el tema que más desvela al presidente y a buena parte de su entorno. A trabajar en ello, para asegurarse la inversión más grande de la historia de este país, ha puesto a sus mejores hombres. ¿Es la segunda planta de UPM el primer punto de la agenda del gobierno? Parecería. Y no está mal. Uruguay necesita de grandes inversiones. ¿Pero eso es todo? ¿La Agenda País se reduce a cerrar un acuerdo con UPM? ¿Para eso se quería el gobierno?

¿Qué hay de la educación? Poco, tirando a nada. El gobierno hace rato que tiró la toalla y se resignó a hacer lo que quieren los sindicatos, dominados por los sectores más duros de la izquierda.

¿Qué hay del trabajo? Si sale UPM generará muchos empleos. Y eso es muy bueno. ¿Pero a eso se reduce toda la política del gobierno en materia de trabajo? ¿A convencer a UPM? ¿Qué más hay? ¿Algo para fomentar la cultura del trabajo? ¿Algo para recuperar la productividad perdida y combatir el ausentismo laboral? No parece. Discursos, y poco más. Los sindicatos hacen lo que quieren.

¿Qué hay de abrirse al mundo para generar más oportunidades para los uruguayos? Poco. Cuando se intenta algo, el MPP, el PCU, Constanza Moreira y los sospechosos de siempre se encargan de poner trabas, excusas y frenar todo. Ni siquiera llevan un TLC con el gobierno de izquierda de Chile.

¿Qué hay que trabajar para que el que ya invirtió sienta que el Uruguay lo alienta a apostar más fuerte todavía?

¿Qué hay de reformar el Estado en serio, de combatir de una vez el déficit fiscal, de bajar las tarifas?

¿Qué hay de quienes iban a hacer temblar las raíces de los árboles? ¿Y de quienes prometían un Gobierno Honrado y un País de Primera? ¿Y de los del "Que no se detenga"?

El presidente puede seguirse molestando con la oposición que le cuestiona. Eso es la política. ¿Pero no será tiempo de renovar el equipo, de sacar de algunos cargos a funcionarios que lucen cansados y desgastados, y que se han quedado sin ideas, y de enfrentar lo que queda con energía y con ganas de dejar como legado algo más que una tercera planta de celulosa?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)