Cámara de Comercio pide exoneraciones tributarias para poder competir

Afrontan "millonarias pérdidas" en frontera por precios de Brasil

En la localidad brasileña de Aceguá, a 60 kilómetros de Melo y con una población de 2.000 habitantes, una sola estación de servicio de las dos existentes vende un millón de litros de combustible al mes, según datos que maneja el Centro Comercial e Industrial de Cerro Largo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estaciones pierden millones de pesos que se fugan a las estaciones brasileñas. Foto: N. Pereyra

En tanto, la venta de combustibles en el departamento fronterizo uruguayo ha disminuido en varios miles de litros mensuales, lo que significa cerca de US$ 1.000.000 que el Estado "está perdiendo de ganar", según expresó el presidente del Centro, Miguel Mestre.

"Estamos enriqueciendo al Estado y a los empresarios brasileños en desmedro de los uruguayos", aseguró.

"Estos datos se comprueban por las estadísticas diponibles en la página web de la Dirección Nacional de Energía. Si a esto le sumamos que quienes cruzan la frontera a cargar combustibles aprovechan a hacer sus compras, la cifra de pérdidas fácilmente se multiplica. "Son varios millones de dólares al mes que le estamos sacando a la caja del país", agregó.

"El comercio y la industria local son los mayores generadores de empleo y un constante sostén para todas las actividades sociales, educativas, culturales y deportivas que se generan en el departamento", explicaron los directivos de la entidad que nuclea a los comerciantes melenses, al término de una reunión donde se analizó la delicada situación del comercio local.

"Hablamos de empresas pequeñas, que en su gran mayoría emplean a menos de 20 trabajadores, y en algunos casos, a no más de cinco", observaron para llamar la atención sobre los perjuicios que sufren por la actual diferencia cambiaria.

Señalan que "hay una desigualdad abrumadora de precios con respecto a Brasil, lo que ha provocado una fuga millonaria de divisas. Esto ha generado una notoria caída en la facturación de nuestras empresas, con las consecuencias lógicas de riesgos de supervivencia de los comercios y un incremento del desempleo".

"Hay comercios trabajando a pérdida, tratando de mantener las fuentes de trabajo, y cuando la situación se vuelve insostenible, lo paga el empresario con su patrimonio" afirman los voceros de la institución que agremia a los comerciantes. "Debemos admitir que el Estado es un socio en los momentos de bonanza, pero no apoya en los momentos de crisis. En las malas, disuelve la sociedad", indicaron.

Tributos.

Los comerciantes locales reclaman, insistentemente, que Melo debe estar contemplado en el beneficio tributario establecido para la venta de combustibles, a sabiendas de que esto traería aparejado una modificación de la Ley 18.083, por la cual "el gobierno reconoce, y asume que esta desigualdad en los valores de los combustibles causa considerables perjuicios económicos a las ciudades de frontera", señaló Mestre.

"Sin lugar a dudas, el bien de consumo que hace de medio y abarata el viaje a la frontera vecina es el combustible, por lo que incluir a Melo es ya una medida que induciría al gasto adentro del país y no afuera de él", afirma Mestre.

Exoneraciones.

"Por los datos antes mencionados y por ser Melo la única ciudad capital fronteriza con Brasil que no tiene una estación entre la ciudad y el punto fronterizo más cercano, creemos que está plenamente justificada nuestra solicitud", agregó, pidiendo además "un gasoil que acompañe a la producción, y que las empresas puedan descontar la totalidad del IVA generado".

Reiteran los directivos del Centro Comercial de Melo que se exonere el IVA a los productos de la canasta básica en Cerro Largo para poder quedar un poco más competitivos en la relación de precios.

"Hay antecedentes de este tipo presentados por el propio partido de gobierno en el año 2002", indicó.

Además, se reclama la reducción de tarifas de UTE, OSE y Antel, a los comercios que pagan sobreprecios en la tarifa común", sostuvo Mestre.

Piden además una urgente recategorización de las empresas, extendiendo el monotributo "para que los pequeños almacenes y tienditas de barrio puedan comenzar a formalizarse y gozar de los beneficios de esa situación".

También mostraron su molestia porque las inspecciones del BPS y la DGI recaen siempre en los comercios formales, y "ni una sola vez se visitan los informales", indicó Mestre.

Asimismo, demandan la eliminación o reducción de los aportes patronales "en épocas de crisis, como esta".

En Rivera, la venta de autos "bajó a la mitad en este año".


Los propietarios de las principales concesionarias de automotores de Rivera manifestaron a El País su inquietud "por la notoria reducción" que experimentan en las ventas. Empresarios de esa ciudad expresaron que, además de la inquietud que generan los efectos de la devaluación de la moneda brasileña, están preocupados por el futuro, "cuando la ventaja cambiaria deje de ser tal", afirman.

Esta realidad, llevó a que entre enero y abril las ventas cayeran alrededor del 20%, pero, en mayo, el descenso en los negocios "se acerca al 50% y todo parece indicar que en el futuro inmediato, no habrá cambios importantes", pronosticaron. La devaluación del real brasileño hace que los autos nuevos en Brasil, con planes de financiación muy interesantes, pasen a ser más baratos que los modelos similares que se venden acá", acotaron. FREDDY FERNÁNDEZ / RIVERA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)