PROCESADO POR COIMAS Y TENENCIA DE ARMAS

Aduanero a la cárcel por varios delitos en Rivera

También hubo tres procesados por caso de abuso sexual.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aduana. Foto: Freddy Fernández

Un aduanero, que desempeñaba un cargo jerárquico en la estructura local, fue remitido a la cárcel en Rivera al cabo de una larga instancia que comenzó al mediodía del jueves y culminó en la madrugada de ayer.

El hombre, de iniciales W. P., fue remitido a la cárcel por "dos delitos de concusión (coima) especialmente agravados, en régimen de reiteración real, uno de ellos en concurrencia, fuera de la reiteración".

El juez subrogante, Rubén Etcheverry, además, le tipificó al funcionario público los delitos de "calumnia y simulación de delito, todos ellos en reiteración real, con un delito previsto en el artículo 9 de la Ley 19.247 en la modalidad de depósito de arma y municiones, todos en calidad de autor".

El artículo 9 de la ley de tenencia de armas establece: "el que de cualquier modo adquiriere o recibiere a título oneroso o gratuito, arrendare, distribuyere, diere o tuviere en depósito, fabricare, armare, ensamblare, adulterare o vendiere armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, sin autorización o contraviniendo las normas legales, será castigado con una pena de seis meses de prisión a seis años de penitenciaría. Si el delito hubiera sido cometido por quien integra una organización criminal, la pena será aumentada en un tercio".

El procesamiento, es consecuencia de un operativo llevado adelante por el GRIA (Grupo Represión e Investigación Aduanera), que puso a disposición de la Justicia a siete personas. Entre ellos, estuvo privado de su libertad, en calidad de indagado, un hijo del aduanero procesado.

Más procesados.

En tanto, otras tres personas fueron procesadas en Rivera por un caso explotación sexual de una menor. La Policía detuvo a los padres de la víctima (que tiene 16 años) y a tres hombres como posibles abusadores, en un nuevo caso registrado en la localidad de Vichadero.

La investigación policial logró la detención de la madre de la menor, L.P.A., de 38 años, del padre, J.R.M. de 43, y de otros tres hombres, como posibles abusadores: N.R.R. de 76 años, D.C.S. de 80, y R.C.A. de 85.

Tras la actuación judicial, se dispuso el procesamiento con prisión de D.C.S. por la presunta comisión de dos delitos de retribución o promesa de retribución a personas menores de edad o incapaces para que ejecuten actos sexuales eróticos de cualquier tipo en régimen de reiteración real.

Para N.R.R. se determinó su procesamiento con prisión por la presunta comisión de un delito de retribución a personas menores de edad o incapaces para que ejecuten actos sexuales eróticos de cualquier tipo.

Por la edad de ambos, el magistrado dispuso la prisión domiciliaria, según informó la Jefatura de Policía de Rivera en un comunicado.

La madre de la menor, de iniciales L.P.A., fue procesada sin prisión como presunta autora de un delito de omisión a los deberes inherentes a la patria potestad. En tanto el padre y otro hombre que fue detenido fueron dejados en libertad.

Como diera cuenta El País, el año pasado fueron procesadas cerca de 30 personas en el marco de investigaciones realizadas por la División Trata y Tráfico de Personas de Rivera.

Un de los últimos casos fue el de un hombre de 61 años que intentó autoeliminarse en Vichadero cuando la Policía lo invitó a concurrir a la comisaría para prestar declaraciones sobre una denuncia de abuso sexual infantil.

El hombre pidió para ir a buscar un buzo al galpón donde vivía y allí tomó un rifle de aire comprimido adaptado para balas calibre .22, y lo apoyó a la altura del corazón. Se disparó pero no logró quitarse la vida. Fue trasladado a un centro asistencial donde quedó internado, fuera de peligro y con custodia policial.

En el marco de esa investigación, quedaron a disposición de la Justicia otro hombre, de 56 años, y una mujer, madre de las dos víctimas, de 12 y 14 años.

Ese procedimiento se dio pocas horas después de que un expolicía, de 77 años, fuera procesado por pagarle a una menor de 17 para mantener relaciones sexuales. El hombre también había sido acusado de manosear a una menor de 10 años.

El caso, que también ocurrió en Vichadero, fue denunciado a través de Facebook, donde la joven colgó una foto del policía jubilado y aseguró que manoseaba a una niña de 10. Esa acusación generó natural conmoción en la localidad en la que residen poco más de 4.000 habitantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)