Hallaron la carne que estaba lista para la venta en un comercio de Melo

Por el ADN atrapan a ladrones que carnearon toro de pedrigree

Veinte inspecciones en carnicerías de Cerro Largo y una muestra de ADN del toro del presidente de la Asociación Rural permitieron a la Policía dar con los delincuentes que mataron al noble animal, lo faenaron y distribuyeron luego la carne, que ya estaba a la venta al público en uno de los comercios.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ricardo Reilly Arrarte, presidente de ARU, con sus toros Hereford.

La justicia finalmente procesó con prisión a dos individuos como responsables del delito de faena clandestina, al tiempo que otros tres fueron procesados sin prisión. Los que marcharon a la cárcel ya tenían antecedentes penales por causas similares.

De acuerdo con la información proporcionada por el jefe de la Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato (Bepra), comisario Nylo Silvera, los procesados deberán comparecer nuevamente, ya que la Justicia continuará trabajando en el caso y las indagatorias serán ampliadas a efectos de determinar si a los autores se les puede aplicar además la figura de "abigeato".

CSI rural.

Las investigaciones, todas encabezadas por el jefe de Policía de Cerro Largo, José Olivera, dieron resultado positivo cuando en una carnicería de Melo encontraron varias piezas cuya procedencia no pudo ser justificada.

"Se extrajo una muestra de la carne que estaba a la venta y se comparó el ADN con fibras de la carne del toro faenado, lo que arrojó resultado positivo", confirmó Nylo Silvera.

El Jefe de Policía destacó la colaboración de los técnicos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) quienes "con su equipo estuvieron trabajando intensamente en la inspección a carnicerías locales".

El toro de raza Hereford, de alta genética, había sido faenado el 26 de enero en el campo del presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Ricardo Reilly Arrarte, y su valor fue estimado en 4.000 dólares.

El caso del toro de pedigree causó sensación en Cerro Largo, por la forma en que fue muerto y carneado el animal, y por haber tenido como principal damnificado al titular de la ARU.

"La faena de este toro sale de lo normal", dijo el jefe de Policía de Cerro Largo. Explicó que la faena clandestina de ovinos puede ser un hecho relativamente frecuente, "pero matar a tiros a un toro de costoso valor para sacarle carne es un hecho que no se registra habitualmente", sostuvo.

Con un disparo en la frente liquidaron al reproductor Hereford durante la madrugada del jueves pasado, en la estancia Los Horcones, localizada sobre la Ruta 26, a 30 kilómetros de Melo. Los habilidosos cuchilleros dejaron apenas la osamenta y la cabeza del vacuno y se llevaron por lo menos 300 kilos de pulpa.

La mira del INAC.

Un equipo de inspectores del INAC se instaló en Melo desde el día siguiente y llevó adelante una serie de recorridas e inspecciones por almacenes, carnicerías y comercios barriales, a efectos de verificar la existencia de carne y chorizos producto de faenas clandestinas de ganados.

El ingeniero Reilly Arrarte destacó el "gran trabajo de la policía local y de Bepra", y pidió "dotar a los agentes policiales de medios y recusos para que se sientan respaldados a la hora de actuar y no se desmotiven".

Para el presidente de la ARU, el abigeato es un delito que genera alta inseguridad en el medio rural. "Esto es muy grave, porque no solo está en juego el trabajo del productor y la genética, sino también la seguridad de las familias que viven en la campaña. ¿Qué pasaría si un colaborador nuestro se encuentra en el medio del campo con gente armada que anda robando?", se preguntó Reilly.

"Lo más grave es que hoy la inseguridad en el campo alcanza a las personas que lo habitan, y el robo de animales es solo parte del problema. Ya ha habido casos de copamientos y asaltos en los propios establecimientos", agregó.

SABER MÁS

Faenan corderos de pedigree


El ex presidente de la ARU Ruben Echeverría también sufrió la pérdida reciente de cinco borregas del plantel Corriedale Puros de Origen (PO), que aparecieron muertas en la cabaña "La Lucha", en el departamento de Soriano. Echeverría recordó que en su establecimiento fueron robados el año pasado decenas de animales. El abigeato en el sur de Soriano se ha vuelto muy frecuente y hay escasos controles de la venta clandestina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)