ASSE

También admiten que hay "irregularidades" en Rivera

Hospital paga salarios de funcionarios con rubros médicos de cooperativa.

Diputado Martín Lema. Foto: Darwin Borrelli

  •  
N. GONZÁLEZ KEUSSEIAN17 jul 2017

La Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) admitió "presuntas irregularidades administrativas" en la contratación de servicios realizada por el Hospital de Rivera a la empresa Centro Médico Odontológico Cuaro (actual Cooperativa de Trabajo Centro Médico Odontológico Cuaro).

Según fuentes consultadas por El País, la cooperativa es una "pantalla" para cubrir los salarios de más de 60 funcionarios del centro médico que durante meses no cobraron sus sueldos. El Hospital pagaba los sueldos de los funcionarios con recursos no destinados a ese rubro, lo que se evidenció en un incremento en el rubro Servicios Médicos Asistenciales y Sociales, subrubro Estudios Médicos.

El diputado del Partido Nacional Martín Lema, dijo a El País que "hubo un desvío de recursos" ya que los montos destinados a gastos de funcionamiento —Estudios Médicos— finalmente fueron al rubro Servicios Personales.

Lema cuestionó la lentitud en el proceso de investigación que se instrumenta desde julio de 2016. "Siguen ocultando información", dijo el diputado, y rechazó que ASSE no le haya dado en respuesta a un pedido de informes que cursó, los detalles de las facturas abonadas a la cooperativa.

De acuerdo a la información aportada por ASSE, hubo un gran incremento en el rubro "Servicios Médicos Sanitarios y Sociales". En 2010 el gasto fue de $ 411.840, en 2015 fue de $ 43.3 millones y en 2016, de $ 53.3 millones. Esta situación fue lo que generó el inicio de la investigación y está incluida entre los temas que se indagarán en la comisión investigadora parlamentaria sobre ASSE que fue impulsada por el diputado de Unidad Popular, Eduardo Rubio.

Lema sostuvo que "el rubro Servicios Médicos aumentó de forma exponencial y que constantemente el directorio evita contestar la pregunta". Agregó que "el amiguismo del directorio de ASSE lo que hace es retrasar la información y por ese motivo se ocultan las facturas". En este sentido, la respuesta de ASSE fue muy concreta. "Todas las facturas que respaldan los pagos están siendo evaluadas en los procesos disciplinarios iniciados, por lo que no pueden ser elevadas en esta oportunidad, (...) a medida que el procedimiento avance y las mismas hayan sido analizadas, serán remitidas conforme a lo solicitado".

En su respuesta, la Unidad de Transparencia y Acceso a la Información Púbica de ASSE indicó al representante que su consulta "ya fue motivo de investigación administrativa (dispuesta en diciembre de 2016) la cual arrojó supuestas y presuntas irregularidades administrativas en la contratación de los servicios (que) propiciaron el inicio de los procedimientos disciplinarios correspondientes".

Por otro lado, ASSE informó que el Hospital de Rivera contrata los servicios de la cooperativa desde 1993 y que es uno de los tres prestadores de servicios parciales de salud que existen en el departamento.

En 2016 se gastaron $ 48 millones en el Hospital de Rivera. El incremento responde en un 100% a gastos asociados a la cooperativa. La sugerencia fue realizada por parte de la propia Gerencia General de ASSE.

Según publicó Búsqueda, la instrucción se dispuso "a fin de determinar o comprobar la existencia de actos o hechos irregulares o ilícitos en el servicio, y la individualización de los responsables". Así lo indicó una resolución del 14 de diciembre de 2016, firmada por el gerente general de ASSE, Richard Millán.

De acuerdo con las informaciones recogidas por el semanario, el dinero fue utilizado para "complementar" sueldos de funcionarios y médicos a través de este rubro, que es para "gastos de funcionamiento".

Esta situación junto con la contratación de una empresa que brinda el servicio de ambulancias en el Hospital de Bella Unión de Artigas, fue incluida en la Comisión Investigadora de ASSE que ya está funcionando en el Parlamento.

Es que la contratación por parte del Hospital de la empresa Siemm SRL, propiedad de tres directores de hospitales de ASSE, fue cuestionada de forma unánime por el Tribunal de Cuentas de la República (TCR).

La iniciativa fue presentada por Rubio, quien concluyó en una exposición realizada ante la entonces Comisión Preinvestigadora, que hay "apariencia de corrupción" en la gestión de ASSE y en la estafa al Fonasa detectada meses antes.

Un primer capítulo de la denuncia aborda el tema de las tercerizaciones (contratación de empresas de limpieza, de vigilancia, de servicios médicos, de camas de CTI y cuidados moderados, y de médicos y funcionarios).

En otro capítulo de la denuncia de Rubio se demuestra que más del 20% del presupuesto de ASSE —que ronda los US$ 1.000 millones— se destina a de privatizaciones. Un tercer capítulo se refiere a unidades ejecutoras; otro se refiere específicamente a la denuncia sobre la estafa al Fonasa, y el último indagará la actuación de la División Arquitectura de ASSE.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.