MÁS ALLÁ DE LAS EXPLICACIONES Y PROMESAS

Acusan a la IMM de subir el boleto para bajar su déficit

Según la Intendencia, el precio del transporte “bajó en términos reales”.

Junta Departamental: el intendente estuvo cinco horas y media. Foto: Gerardo Pérez

  •  
A. L. R.30 mar 2017

Tras cinco horas y media de permanecer en sala, el intendente Daniel Martínez se retiró ayer de la Junta Departamental con el respaldo de sus ediles luego de explicar la última suba del boleto y los planes que tiene la administración para contener el precio e intentar mejorar el servicio. Desde la oposición, el edil convocante, Javier Barrios Bove, quedó insatisfecho por las respuestas y molesto porque el jerarca abandonó la sala antes que terminara la sesión.

Según el edil de Alianza Nacional, la Intendencia de Montevideo recortó el subsidio al boleto para paliar su déficit, producto de la "mala gestión de los gobiernos frenteamplistas.

"En 15 meses en la administración Martínez el boleto ha tenido aumentos sin precedentes en la historia. Quitó $ 73 millones al subsidio entre 2015 y 2016. Esto representa el 50% del déficit", declaró Barrios, destacando que el intendente "se ha encargado en estos días de recorrer los medios diciendo que los próximos números de la Intendencia ya no serán rojos, sino negros".

En un año y medio que lleva Martínez al frente de la Intendencia de Montevideo, el boleto del transporte colectivo tu-vo cuatro correctivos al alza, aumentando en total $ 9. El último ajuste de $ 3, es el más alto aplicado en los 27 años que lleva la administración frenteamplista en la capital.

Sin embargo, la Intendencia tiene una visión diferente. Según Martínez, el boleto "ha bajado en términos reales", lo cual fue explicado con cifras por el economista Gonzalo Márquez, director del Servicio de Transporte de la comuna.

Márquez dijo que "en términos reales la tarifa en los últimos 10 años ha disminuido 20%" en relación al IPC. Y que "se ha más que duplicado el poder de compra" de los ciudadanos, tomando en cuenta la evolución del Salario Mínimo Nacional y que los hogares "promedio" pueden comprar ahora "un 80% más de boletos".

El economista aclaró a su vez que "no hay forma de ba- jar de forma indefinida el precio del boleto" y que esto "solo se podría hacer con infinitos aumentos de la demanda o con infinitos aumentos de los subsidios". En este sentido, indicó que $ 9.000 millones son los ingresos totales del sistema de transporte de Montevideo, de los cuales casi $ 3.000 millones representan varios subsidios y $ 6.000 millones corresponden a la venta de pasajes.

Tanto Márquez como el intendente Martínez dijeron, en más de una oportunidad, que los números presentados por Barrios Bove eran incorrectos, o directamente equivocados. A lo que el edil respondió: "Si bien los números fríos no mienten, el tema es cómo se construyen para que lo beneficien a uno".

Topeado.

Martínez aseguró que no tiene "ninguna intención maquiavélica" de bajar el subsidio social, pero aclaró que topeó la ayuda para mejorar el precio en unos $ 600 millones, lo cual representa aproximadamente el 4% del presupuesto municipal. También dijo que se venden anualmente 272 millones de boletos, aunque se hacen 350 millones de viajes por la posibilidad de combinar líneas con un mismo pasaje. "Si esto no es una política social… Esto no lo hizo este gobierno, pero lo hizo el gobierno del Frente Amplio", anotó.

De todos modos, Martínez se manifestó "preocupadísimo" y reconoció enfrentarse a "un grave problema" por la caída en la venta de boletos, cercana al 12%. "Nos enfrentamos a un desafío muy complejo. Los montevideanos tenemos un problema, la caída se ha ido acentuando", destacó.

"En ningún momento dejó de haber subsidio social. Pero nos parece inconveniente subsidiar en más de un 4%", indicó el intendente.

Ante la queja del edil convocante sobre la "falta de resultados" en las mejoras del transporte en un año y medio de gestión, Martínez respondió que "el problema de Raincoop bloqueó los debates de fondo" durante prácticamente 10 meses. "Magia no va a haber. El que crea que esto se soluciona de un día para el otro.... Nadie asegura que bajar el precio va a aumentar la venta de boletos. Y para hacer eso se necesita mucho dinero", sostuvo.

La inflación.

Según el edil Barrios Bove, en lo que va de la actual administración municipal "el precio del boleto ha subido muy por encima de la inflación, que fue de casi 15% en estos 15 meses, contra 33% de la suba del boleto. La diferencia es más del doble".

"Otro elemento no menor es que el aumento del boleto también genera inflación, estos $ 3 (del último ajuste) van a generar inflación, porque el precio del transporte es uno de los elementos que se toman en cuenta al analizar la variación del IPC. Por lo antedicho, la inflación no debió ser uno de los elementos esgrimidos por la administración como motivo del ajuste", reprochó el legislador de Alianza Nacional.

Barrios Bove recalcó que muchas veces la Intendencia "ha hecho pensar a la población que si no se sube el precio del boleto no se pueden pagar los laudos que fija el sector", lo cual indirectamente termina enfrentando "a trabajadores contra trabajadores".

"Son los trabajadores del transporte que tienen derecho a su ajuste de salario, y los que ven encarecido su medio de transporte. Desgraciadamente no es un invento. Nadie desconoce el peso de la masa salarial en el costo del boleto, pero tampoco es justo atribuirle a los salarios el 100% del valor de los ajustes que se han realizado en esta administración", destacó el edil nacionalista.

"Olivera ajustaba $ 1 por año y ahora subió $ 9 en año y medio".

Al inicio de su administración, Ana Olivera se comprometió a aumentar el boleto $ 1 por año (era 2010 y costaba $ 17). La exintendenta logró cumplir con su palabra, pero hasta 2013.

En un año y medio que lleva Daniel Martínez al frente de la IMM, el boleto del transporte colectivo ya tuvo cuatro correctivos al alza, aumentando en total $ 9. Esto fue destacado por el edil Javier Barrios: "¿Por qué antes se podía subir el boleto $ 1 por año y ahora en un año y medio subió $ 9?", se preguntó el legislador de Alianza Nacional.

El economista Gonzalo Márquez, director del Servicio de Transporte de la comuna, explicó que el boleto es la tarifa pública "más visible", porque nadie sabe cuál es la tarifa de UTE o la de OSE, sino cuánto paga por estos servicios. Y que por eso, cada aumento tiene una gran repercusión pública.

Durante el llamado a Sala de ayer, estuvo sobre la mesa el uso de la tarjeta STM. En este caso también hubo discrepancias entre los números manejados por el edil Barrios y los representantes de la Intendencia de Montevideo.

La masificación de los puntos de recarga de la tarjeta (se pasó de 40 en octubre de 2016 a 2.200 en la actualidad) no deja por el momento los resultados anhelados por la Intendencia de Montevideo. Sin tomar en cuenta los boletos de estudiantes (que ya estaban incluidos dentro del sistema electrónico al igual que los prepagos), solamente 3 de cada 10 usuarios utilizan el plástico para pagar sus viajes en ómnibus.

CONVOCADO Y CONVOCANTE.

"Lo hizo el FA" - Daniel Martínez - Intendente de Montevideo.

El intendente dijo que se venden anualmente 272 millones de boletos, aunque se hacen 350 millones de viajes por la posibilidad de combinar líneas. "Si esto no es una política social… Esto no lo hizo este gobierno, pero lo hizo el gobierno del FA", destacó.

Inflación vs. suba - Javier Barrios Bove - Edil del Partido Nacional

"En lo que va de la administración de Daniel Martínez el precio del boleto ha subido muy por encima de la inflación, que fue de casi 15% en estos 15 meses, contra 33% de la suba del boleto. La diferencia es más del doble".

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.