SALUD LABORAL

Accidentes laborales a la baja: 40.000 por año

En enero aumentaron a 4,3% respecto a igual mes de 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El BSE confirmó que la cifra de siniestros laborales en todo el país continúa en descenso. Foto: Darwin Borrelli.

Los accidentes laborales mantienen su descenso en todo el país. Según datos aportados por el Banco de Seguros del Estado (BSE), los siniestros protagonizados por trabajadores se mantienen en 40.000 en términos anualizados a enero.

El director del Sanatorio del BSE, Rodolfo Vázquez, informó a El País que "los accidentes laborales (en términos anuales) están en descenso; se ubican en 40.000 siniestros por año". El jerarca indicó que "la cifra ha bajado con respecto a años anteriores". En 2013 hubo 58.000 accidentes.

Según el último monitoreo del organismo —cerrado a enero de 2017—, en este mes se produjeron 2.922 accidentes laborales, lo que representa un aumento de 4,3%, 121 accidentes más, si se lo compara con el mismo mes del año pasado.

El informe indica que "es el tercer mes que presenta un aumento interanual de los accidentes laborales". En diciembre de 2016 el aumento fue de 4,4% y en noviembre del mismo año de 3,3%. Los hombres son quienes sufren más accidentes laborales dado el grado de empleabilidad —más que las mujeres— en áreas como la construcción o varios sectores de los frigoríficos. En enero, el 70,5% de los accidentes laborales los sufrieron hombres, según el monitoreo.

Además, el área en la que ocurrieron más accidentes fue el comercio en general y servicios profesionales, técnicos especializados y aquellos no incluidos en otros grupos.

En cuanto a la ubicación geográfica de los accidentes, la mayor cantidad tuvo lugar en Montevideo y Canelones. Además, la edad promedio de los accidentes en enero fue de 35,9 años.

En otro orden, Vázquez informó que si bien el sector de la construcción es el que presenta mayor índice de siniestralidad, el 6% del total ocurre por siniestros viales. Los mismos que son los más graves y requieren atención en un Centro de Tratamiento Intensivo (CTI) representan la tercera parte de los fallecidos en Uruguay. Diariamente se denuncian, en promedio, 150 accidentes laborales a nivel de todo el país, registrándose una leve baja respecto a 2014.

Desde la aplicación de la ley de Responsabilidad Penal Empresarial —reglamentada en marzo de 2014— los accidentes dentro del rubro de la construcción "han caído sensiblemente", indicaron desde el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca).

Nuevo sanatorio.

El BSE inaugurará en 2018 su nuevo sanatorio que atenderá a los pacientes siniestrados. La inversión es de aproximadamente US$ 35 millones.

Se pretende brindarle atención a personas que requieran rehabilitación por lesiones medulares, amputaciones y traumatismos cerebrales complejos, así como servicios de traumatología, cirugía reparadora y microcirugía.

Se trata de un predio de 16.500 metros cuadrados ubicado en la avenida José Pedro Varela entre Bulevar José Batlle y Ordóñez y Madreselva, en Montevideo. El espacio pretende además transformarse en el Centro Nacional de Rehabilitación para Adultos.

Además aspira recibir a los estudiantes de la Facultad de Medicina, de la Universidad de la República, según informó la Secretaría de Comunicación de Presidencia de la República.

El Sanatorio incluirá el segundo block quirúrgico integrado del país, un departamento de rehabilitación con gimnasio, piscina y laboratorio de análisis de la marcha, resonador, hotel de familiares, talleres para la reeducación laboral y dos parques naturales.

Vázquez dijo que el "centro único en el país, permitirá al trabajador rehabilitarse en las mejores condiciones". Según indicó Presidencia, para las amputaciones, en los últimos seis meses, el banco desarrolló un plan piloto para construir prótesis 3D con la Facultad de Arquitectura. Actualmente mil pacientes asisten por día a distintos tratamientos de rehabilitación fisioterapéutica.

Investigan lesiones cerebrales traumáticas.

El Banco de Seguros del Estado (BSE) y el Instituto Pasteur investigarán las lesiones cerebrales traumáticas.

El estudio denominado "Medicina de precisión aplicada a la lesión cerebral traumática" busca identificar biomarcadores vinculados a la respuesta terapéutica y al pronóstico de lesiones cerebrales traumáticas para desarrollar tratamientos personalizados y más eficaces. Un biomarcador es una sustancia encontrada en el cuerpo que puede ser utilizada como indicador de un estado biológico. El trauma craneoencefálico es una de las mayores causas de discapacidad en el mundo. En Estados Unidos es la principal causa de morbimortalidad en personas de 1 a 44 años. Cerca del 2% de la población norteamericana requiere alguna asistencia para el desarrollo de las actividades de vida diaria producto del trauma.

En España, se estima una incidencia de 100 casos por cada 100.000 habitantes al año, de los cuales 2.500 pacientes permanecen con discapacidad.

El director del Sanatorio, Alfredo Vázquez, dijo a El País que "se buscarán marcadores, sustancias biológicas —proteínas— que se eliminan" por el organismo. De esta forma, se permitirá predecir la evolución y personalizar el tratamiento, "de esto se trata la Medicina de Precisión", agregó. Uno de los pasos clave, será desarrollar biomarcadores (medida que proporciona información de un proceso biológico o estado patológico) o combinaciones de biomarcadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)