GUANTÁNAMO

Abogado de Diyab teme que lo "exploten para intereses políticos"

Jon Eisenberg, el abogado del sirio, indicó que desde que lo rodean integrantes de Adeom y miembros de Plenaria, Memoria y Justicia, no ha podido comunicarse con su cliente.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jihad Diyab. Foto: EFE.

Jon Eisenberg, el abogado del sirio Jihad Diyab, se mostró preocupado por la salud de su cliente pero aún más por las personas que lo rodean. 

Según informó a Montevideo Portal desde que integrantes de Adeom, Plenaria, Memoria y Justicia , y activistas argentinos forman parte de su entorno no ha podido comunicarse con Diyab. Entre las personas que mantienen una comunicación asidua con el sirio se encuentran Irma Leites y la sindicalista Alejandra De Bittencourt.

"No he hablado con él desde el 31 de agosto y ya no tengo acceso directo a información sobre su estado. No tengo dudas de que está enfermo y desesperado, pero temo que la gente que lo rodea ahora esté explotando su desesperación en busca de su propia agenda política y no esté actuando en el mejor de sus intereses", indicó a Montevideo Portal.

Este grupo de allegados fue el encargado de difundir videos en Youtube que muestran a Diyab en su apartamento, acostado y hablando de su situación. Eisenberg teme que "la gente que rodea a Diyab esté explotando su desesperación en busca de sus intereses políticos".

Christian Mirza, el mediador entre el gobierno y los refugiados de Guantánamo también se mostró consternado sobre la situación. "Hay al menos algunos que no parecen demostrar interés por Diyab mismo sino tener otros motivos que vaya uno a saber cuáles son. No colaboran en que reciba atención médica, al alentar su forma de protesta. Hay cosas que están reñidas incluso con la ética", indicó al portal.

La salud del sirio es cada vez más frágil debido a la huelga de hambre que realiza desde hace casi un mes en la que también incluye no beber líquidos, lo que lo lleva a la deshidratación.

Respecto a su estado de salud, Diyab dijo que "a veces no sé qué es lo que estoy haciendo. Me duele todo el cuerpo, particularmente los riñones. Siento tanto, tanto frío, y me siento muy débil. Mi cuerpo no está bien".

De todas maneras Diyab fue llevado al Hospital de Clínicas el sábado, en el que pasó varias horas pero se negó a recibir atención médica y las autoridades del centro debieron acceder a que volviera en un taxi al apartamento donde duerme.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)