FUERZA POLÍTICA EN DIFICULTADES

Está abierto el juego en los colorados

Legisladores y dirigentes del histórico partido se reagrupan con vistas a la elección de 2019

Convención: es el máximo órgano partidario y el que debe marcar el rumbo de la recuperación. Foto: F. Ponzetto
Convención: es el máximo órgano partidario y el que debe marcar el rumbo de la recuperación. Foto: F. Ponzetto

El portazo que dio el senador Pedro Bordaberry seis meses atrás bajándose del liderazgo y la precandidatura del Partido Colorado para 2019 aún retumba. No solamente fragmentó su sector, Vamos Uruguay, que llegó a ser el 75% del partido, sino que causó una implosión en la fuerza política que más veces gobernó el Uruguay.

Con las elecciones de jóvenes en el horizonte -previstas para el sábado 4 de noviembre- los distintos dirigentes y legisladores están apoyando a los grupos y de paso conversando sobre el futuro. ¿Quién será candidato? ¿Quién larga y llega al final? o ¿quién irá con quién? son algunas de las preguntas más recurrentes, mientras el expresidente Julio María Sanguinetti fogonea al partido con una exposición mediática importante. En la entrevista promociona su último libro El cronista y la historia y, además, cuenta cómo están los colorados.

Hace dos meses, una encuesta del Grupo Radar arrojó que Sanguinetti es el líder con mayor apoyo dentro del electorado del Partido Colorado, con un saldo positivo de 23%. Hoy no está planteado que el exmandatario se eche la candidatura al hombro.

Las últimas encuestas dan al Partido Colorado entre 6% y 8% de las preferencias, lo que algunos dirigentes explican en el hecho de que no hay candidaturas claras.

El acuerdo entre los senadores José Amorín y Germán Coutinho, ex Vamos Uruguay, es la más reciente alianza con vistas a la competencia interna. Con un perfil batllista, Amorín será el precandidato y Coutinho primer candidato al Senado. Después las otras cabezas visibles hoy en día son las del sector Espacio Abierto, de los diputados Tabaré Viera y Conrado Rodríguez y el intendente de Rivera Marne Osorio; el grupo Batllistas Orejanos, del diputado Fernando Amado; y más en formación hay otros sectores como el que tiene como figura visible al exvicepresidente Luis Hierro, y el que conduce José Pablo Franzini.

Todos con todos.

El resto está abierto al juego. Por ejemplo, en Vamos Uruguay hoy se puede decir que permanecen el secretario general partidario Adrián Peña y las diputadas Graciela Matiaude, Susana Montaner y Nibia Reisch. Podrían apostar a encolumnarse detrás del economista Ernesto Talvi, un nombre que siempre suena en los colorados. Pero pese a que ha recorrido el país y tiene opinión sobre los temas nacionales, Talvi ha pedido tiempo hasta marzo para decidir qué hacer.
La diputada ex Vamos Uruguay Valentina Rapela se abrió y hoy no está sectorizada; su colega Ope Pasquet, alejado desde 2015 del sector que lideró Bordaberry, conversa con el grupo de Viera para sumarle su Batllismo Abierto.

El diputado y ex secretario general colorado Germán Cardoso está prácticamente fuera de Vamos Uruguay. Y sintoniza por estos tiempos con algún director de ente autónomo y con su colega Walter Verri.

El actual conductor colorado Adrián Peña considera que una posible precandidatura de Talvi “estaría buenísima”, pero advirtió que hasta marzo no habrá novedades. “El partido está en un momento de mucho intercambio, de movilidad interna, y eso lo veo bien”, dijo a El País.

Según Peña, a medida que se acerquen los tiempos electorales “se van a dar alineamientos más fuertes. Cuando estén definidos los candidatos el año próximo es natural que muchos dirigentes se concentren en las corrientes”.

Peña no será precandidato a presidente. “No son mis tiempos. Voy a trabajar en un espacio dentro del partido. Colaboraré con la gente que me apoya. Pero no estará mi nombre sobre la mesa”, dijo.

Como conductor colorado, confía en lo positivo de la próxima elección de jóvenes, pero es a la vez algo pesimista: “No va a ser una elección de jóvenes que movilice lo que movilizaron las anteriores por la propia situación del partido”, admitió el dirigente.

Los dirigentes tratarán de que esas elecciones no sean sectorizadas, aunque reconocen que es algo casi inevitable, como le sucedió hace algunas semanas al Partido Nacional. “El hecho de que no haya candidatos definidos hace que no haya a nivel juvenil una situación que refleje lo que ocurriría con los mayores. Eso por un lado es malo porque quita captación y por otro lado es bueno porque descontamina la elección”, sostuvo Peña.

“La elección es menos competitiva, tiene menos presión y por eso se transforma más en una elección de calidad que de cantidad”, agregó.

Los departamentos donde la movilización juvenil es mayor “son Salto (anterior gobierno colorado) y Rivera (actual gobierno colorado), hay algo de dinámica en Montevideo, hay departamentos donde con lista única la participación será baja. En Canelones, mi departamento, los tres grupos de Vamos Uruguay sumamos. Habrá una línea de Amorín y otra de Viera”, explicó.

Nació un nuevo grupo: “somos”

“Hoy hay mucha atomización, muchos grupos independientes en el partido”, reconoció el secretario general colorado Adrián Peña. Ayer mismo, domingo 8, nació otro grupo en el partido que se denomina “Somos”, conducido por el ex diputado suplente Nicolás Ortiz, ex Vamos Uruguay. Peña estuvo presente en el lanzamiento del nuevo sector.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)