CAMBIO EN EL DIGESTO MUNICIPAL

A paso tortuga: máximo en la Ciudad Vieja pasa a 30 km/h

Intendencia corrige velocidades en calles y avenidas de Montevideo.

Las calles del casco histórico quedaron acotadas para tanto tránsito. Foto: F. Ponzetto

  •  
27 sep 2016

El Intendente Daniel Martínez aprobó una nueva modificación al artículo del digesto municipal que fija los máximos de velocidad en la ciudad de Montevideo.

La resolución destaca que la puesta en marcha del Centro de Gestión de la Movilidad (CGM) permitió hacer un nuevo relevamiento de las velocidades admitidas en la rambla. Y que a partir de los datos obtenidos, el Servicio de Ingeniería de Tránsito de la comuna "visualizó también la necesidad de actualizar los criterios de velocidad máxima permitida en otros puntos de la ciudad".

Si bien la resolución específica las velocidades en la rambla, en sus distintos tramos y sentidos, no hace modificaciones importantes a lo que se encuentra vigente desde la pasada administración. Distinto es el caso de la Ciudad Vieja, donde la gran mayoría de sus calles (algunas ya tienen un cartel indicador sobre la calzada) pasan a tener, formalmente, una velocidad máxima autorizada de 30 kilómetros por hora.

De acuerdo con la normativa municipal —la anterior modificación se hizo en 2012 durante la administración de Ana Olivera— por regla general la velocidad máxima de circulación en Montevideo es de 45 kilómetros por hora. Pero hay máximas mucho más restringidas: 20 kilómetros por hora para el túnel de la Intendencia —que va de Ejido a Santiago de Chile — y lo mismo para las calles internas del Parque Rivera.

Esta especificación, como otras sobre máximas permitidas en distintos puntos de la capital, dejaba la velocidad máxima estandarizada en 45 kilómetros. Es decir que la circulación en todas las calles que no menciona el digesto caen dentro de ese rango.

La nueva resolución aprobada ayer incluye dentro de la máxima de 30 kilómetros por hora a tramos de la Ciudad Vieja como Lindolfo Cuestas entre Cerrito y la Rambla 25 de Agosto; Guaraní, Maciel, Alzaibar, Solís, Ituzaingó, Circunvalación Durango, Juan Carlos Gómez y Bartolomé Mitre en toda su extensión. También reitera lo que señalaba el decreto de 2012 en cuanto a que no se puede circular a más de 30 kilómetros por hora en Camacuá entre Juan Carlos Gómez y Brecha, donde se encuentra una terminal de ómnibus.

Tránsito lento.

La resolución municipal incluye dentro de la máxima de 30 kilómetros por hora a varias calles del Parque Rodó, Cordón y otros barrios aledaños. Los tramos referidos son San Salvador entre Barrios Amorín y Julio Herrera, Salto entre Constituyente y San Salvador, Emilio Frugoni entre San Salvador y Charrúa o Yaro entre San Salvador y Charrúa. Una de la calles que desde hace algún tiempo tiene pintada en la calzada la velocidad máxima de 30 kilómetros es Tristán Narvaja desde 18 de Julio hasta La Paz. Con la nueva resolución, el tope queda ingresado al digesto.

En 2012, la Intendencia rebajó las velocidades máximas de 75 a 60 kilómetros por hora en varios tramos de la rambla.

La medida seguirá vigente en la senda Sur de la Rambla Naciones Unidas, entre Carlos María Morales y Juan D. Jackson (Palermo); senda Sur de Juan Cachón en toda su extensión (canteras del Parque Rodó); senda sureste entre José María Montero y 21 de Setiembre (Punta Carretas- Pocitos); senda Norte entre Buxareo y la avenida Luis Alberto de Herrera (Pocitos -Buceo), y los tramos que van de 18 de Diciembre a Missisipi (Malvín) y de San Marino a la calle 6 de Abril (Punta Gorda).

Tránsito "rápido".

En los tramos que van desde la escollera Sarandí hasta Carlos María Morales (Palermo) y desde las proximidades del Hotel Carrasco (calle Potosí) al límite departamental, la velocidad máxima permitida es de 75 kilómetros por hora.

Recientemente, la IMM dio a conocer que los nuevos equipos instalados por el CGM registraron 44.314 infracciones de tránsito en una semana en un solo cruce y sentido de la rambla: el que se encuentra en la esquina con Costa Rica, en dirección al Este, frente al hotel.

La semana de mayo que se tomó para la medición arrojó cifras alarmantes: 42.940 vehículos superaron la máxima permitida de 60 kilómetros por hora (de ellos, 8.589 sobrepasaron los 75 km/h y 762 los 90 km/h). Además, 1.374 automóviles pasaron con luz roja.

Según los valores actuales de las multas de tránsito en Montevideo, el exceso de velocidad (sin importar la cantidad de kilómetros por hora) se penaliza con $ 7.227 y cruzar con luz roja con $ 4.517. Si funcionara el sistema de cobro, las 44.314 infracciones constatadas en un solo cruce y sentido le habrían reportado a la IMM más de US$ 10 millones en una sola semana.

Uno de cada tres autos que pasó por ese lugar cometió una infracción, aunque según advirtió el edil Javier Barrios Bove, en el período medido no hubo accidentes de gravedad. "Eso obliga a que se analicen las máximas y mínimas en la rambla, en ese punto y en otros", opinó el edil nacionalista.

Todavía no se ponen multas.

La Intendencia de Montevideo todavía no comenzó a aplicar multas con las cámaras y equipos de detección instalados por el Centro de Gestión de la Movilidad, aunque esto sería "inminente", según dijo hace varios días el intendente Daniel Martínez. El jefe comunal indicó que en principio las sanciones recaerán sobre quienes circulen a muy alta velocidad, además de aquellos que cruzan los semáforos con luz roja.

Si bien el sistema todavía no comenzó a aplicar multas, desde hace tiempo se encuentra en funcionamiento y toma fotografías a los vehículos que no respetan la luz roja. Las cámaras tienen un potente flash que, literalmente, ilumina la noche.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.