NEGOCIOS

El zapato del futuro: las marcas que buscan cambiar la industria del calzado

De productos hechos con neumáticos hasta botas veganas, se multiplican ofertas no tradicionales.

Chwala. La marca sumó modelos de cuero sintético.
Xinca. La empresa fabrica calzados y accesorios con cubiertas recicladas.
Posco. Limpió los diseños para recuperar siluetas clásicas y funcionales.
Seco. Se amplió de botas a ojotas para superar la estacionalidad.

Materiales no convencionales, diseños que perduran, alianzas estratégicas, mucho comercio online, nuevos targets, filosofía distintiva y responsabilidad social son algunas de las tendencias que citan distintas empresas de calzado que buscan innovar con sus propuestas. Mientras luchan por asentarse, crecer y hasta exportar, hablan de los diferenciales que las caracterizan a la hora de competir con marcas establecidas, y hasta industrias consolidadas como la brasileña. 

Zapatos veganos.

Chwala, de Milagros Díaz O’Kelly, fabrica zapatos de cuero, pero desde hace cuatro temporadas suma modelos en cuero sintético. En tanto, el año pasado, nació Klooster’s, la marca de la actriz vegetariana Marcela Kloosterboer y su prima María Pomarada. «Nuestra innovación tiene que ver con la forma en la que transmitimos el espíritu de la marca. Buscamos lograr un diseño original teniendo en cuenta que los materiales que utilizamos no son de cuero animal», dijo Pomarada. «La filosofía se relaciona con la etiqueta cruelty free y lograr productos con alta calidad y diseño respetando siempre la vida de los animales», agregó.

Ecoshoes, 100% gomas de auto y basura.

Xinca es una empresa que ya tiene más de tres años en el mercado con sus zapatillas hechas de cubiertas recicladas. A esta propuesta sumaron mochilas de residuos textiles, sandalias unisex, indumentaria y zapatos de trabajo. En Xinca la innovación va de la mano de la responsabilidad social: trabajan con organizaciones de madres solteras, personas con discapacidad y obreros rurales. También les enseñan el oficio a internos del penal San Felipe, en Mendoza.

Diseño Funcional.

Gastón Greco, dueño de Posco, defiende una fórmula del éxito simple: sus zapatos son un 100% de cuero y la plantilla es cómoda. Limpió los diseños para recuperar siluetas clásicas y funcionales. «Posco es una marca auténtica y transparente. Apuntamos a personas reales», aseguró. A futuro no descarta ampliar el negocio a otros rubros. «Empezamos por el calzado, pero luego podemos llevar la solución a cualquier cosa, a otras unidades de negocios», concluyó.

Botas de lluvia con twist.

Entre las botas de lluvia a precios populares, baratas e incómodas y las Hunter había un gran lugar que ocupar, algo que detectó hace 13 años Verónica Di Miero, de Seco. «Fuimos la primera marca de lluvia y la gente la recuerda, pero teníamos el tema de la estacionalidad, porque, por más que llueva, en verano no se compran botas. Así que el año pasado Havaianas nos hizo una línea de ojotas y este año nos juntamos para potenciarnos», contó la ex arquitecta. «Hay ciertos productos de ellos que estoy vendiendo como ojotas y crocs y, en invierno, vamos a juntar los canales mayoristas. A mí me suma. No me pongo a hacer ojotas de cero y voy a producir más botas. Siempre fui masiva, no hago diseño de autor. Si tenés un único producto tenés que intentar llegar a la mayor cantidad de público posible», agregó. En este sentido, destacó el rol del comercio online, al que le están dando mucha importancia. Además de su página, están en MercadoLibre, Dafiti, Groupon y MercadoShops.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)