EJECUTIVOS

Vivir como multimillonario, una experiencia sin recetas definidas

Empresarios dueños de grandes fortunas pueden tener un enorme potencial de gasto, pero en los hechos ejercen ese poder de forma muy diferente.

Chuck Feeney. Co fundador de Duty Free Shops.
Chuck Feeney. Co fundador de Duty Free Shops.
Ingvar Kamprad. Fundador de IKEA.
Ingvar Kamprad. Fundador de IKEA.
Wang Jianlin. Presidente del Dalian Wanda Group y magnate del real state.
Wang Jianlin. Presidente del Dalian Wanda Group y magnate del real state.
Richard Branson. Fundador de Virgin Group.
Richard Branson. Fundador de Virgin Group.
Paul Allen. Uno de los fundadores de Microsoft.
Paul Allen. Uno de los fundadores de Microsoft.
Larry Elison. Fundador y presidente ejecutivo de Oracle.
Larry Elison. Fundador y presidente ejecutivo de Oracle.

¿Qué tienen en común Larry Ellison e Ingvar Kamprad? Ambos son multimillonarios, pero eso puede ser una de las pocas características que comparten. Es que los dueños de grandes fortunas disponen de su riqueza de forma diferente y nada unívoca. Algunos viven con opulencia y disfrutan de estar en los titulares de los diarios, mientras otros viven frugalmente, si no con un perfil anónimo. Están los grandes gastadores y los que donan su dinero.

Ellison, fundador y presidente ejecutivo de Oracle, es dueño de la mayoría de los 364 kilómetros cuadrados de la isla hawaiana de Lanai, tras comprar 35.612 hectáreas en 2012 con el plan de crear un resort sustentable y ecoamigable. Al empresario también le gustan los costosos yates de carrera.

Su compañero de millones Richard Branson, fundador de Virgin Group, compró la Isla Necker en el Caribe en 1979, unas tierras de 74 acres de extensión (casi 30 hectáreas). El lugar opera como un resort privado de lujo, con capacidad para 34 adultos y seis niños con un valor cercano a los US$ 2.300 por persona por noche. También compró la cercana isla Mosquito en 2007, donde el expresidente de EE.UU. Barack Obama pasó sus vacaciones luego de dejar el cargo. Branson es un bloguero serial y un asiduo usuario de Twitter, que usa su presencia en redes sociales para enviar mensajes sobre emprendedurismo, ahorro, música y viajes.

Paul Allen, uno de los fundadores de Microsoft, es inconfundible en alta mar con su superyate de ?US$ 250 millones, Octopus, que tiene dos plataformas para helicópteros, un submarino, una piscina con fondo de vidrio y un estudio de grabación, sin mencionar el espacio para 26 invitados. El Octopus se hizo conocido por albergar una fiesta repleta de celebridades durante la última edición del festival de cine de Cannes. Pero el magnate también tiene un lado serio. El año pasado donó US$ 295 millones a la ciencia (para investigaciones relacionadas al cerebro y a nivel celular), la conservación de la vida silvestre, la salud y el cambio climático.

Algunos multimillonarios cultivan el bajo perfil y rehuyen de las ostentaciones. Chuck Feeney, quien construyó un imperio de free shops y una fortuna en el camino, trabaja desde la década de 1980 para donar todo ese dinero tan silenciosamente como sea posible.

La revista Forbes una vez lo llamó el «James Bond de la filantropía» por su actividad a través de su fundación, Atlantic Philantropies. La organización ha donado US$ 8.000 millones a proyectos en educación, ciencias, cuidado de la salud y Derechos Humanos alrededor del mundo e hizo su donación final el año pasado. Planea cerrar para siempre en 2020.

Otro ejemplo de vida modesta es Kamprad, el fundador de Ikea, la compañía sueca de artículos para el hogar. Según Forbes, el empresario tenía una fortuna de US$ 23.000 millones antes de donar muchas de sus acciones de la compañía, pero aún opta por vivir de forma tacaña. Vuela en clase económica y manejaba un viejo Volvo hasta hace poco tiempo. También se dice que prefiere hospedarse en hoteles baratos y usar ropa de segunda mano. ¿Podrían ser los rasgos de un perfil público cuidadosamente construido? En la prensa también han salido notas afirmando que Kamprad es dueño de un chalet de lujo en Suiza y una viña en Francia. Una vocera de Ikea dijo que el empresario «es una persona reservada, no tenemos información sobre sus recursos».

El hecho es que la mayoría de los multimillonarios «corrientes» viven tranquilamente. «A diferencia de lo que el público piensa, la mayoría de esas personas salen de la clase media o incluso de la pobreza», explicó la psicóloga Jim Grubman, autora de «Strangers in Paradise», un libro que aborda cómo la gente se adapta al hecho de volverse rica.

«El estilo de vida de los multimillonarios es material para la televisión, pero debajo de la superficie hay un grupo de personas mucho más grande del que se piensa que son familias trabajadoras que se concentran en sus hijos y en dirigir sus negocios», agregó la experta, que es asesora en Cambridge Family Enterprise Group, una consultora enfocada a la atención de familias de alto poder adquisitivo.

Oriente, cuna de riqueza

Con lógica, no todos los multimillonarios proceden del mundo occidental. De hecho, Asia es una activa área de creación de multimillonarios, con una persona alcanzando ese umbral cada tres días, según un estudio publicado en octubre pasado por UBS y la consultora PwC.

Los hombres más ricos de Asia son Jack Ma, el fundador del gigante de e-commerce Alibaba, dueño de una fortuna neta de US$ 26.000 millones, y Wang Jianlin, presidente del Dalian Wanda Group y magnate del real estate, con US$ 29.000 millones a su nombre. Jianlin además posee acciones en el club español de fútbol Atlético Madrid y la productora de cine de Hollywood Legendary Entertainment.

En 2015, The Economist publicó un artículo sobre la fiesta que organizó Jianlin para celebrar su acuerdo para comprar Infront Sports & Media, la empresa poseedora de los derechos de marketing de la Copa del Mundo de la FIFA. La revista relató que Jianlin se decantó por «jets privados y yates llamativos (es propietario de Sunseeker, el fabricante británico de las embarcaciones deportivas que aparecen en las películas de James Bond)», y que la fiesta contó con luces estroboscópicas, música disco y bellas mujeres.

Dar es dar

¿Dónde se divierten los multimillonarios? Según el calendario de grandes eventos de lujo, las opciones preferidas son la montaña y la playa.

En invierno, muchos magnates se juntan en Davos con motivo del Foro Económico Mundial; también asisten al festival de cine Sundance en Utah; y celebran Año Nuevo en St. Barts, donde pueden alquilar su propia villa de ocho dormitorios por US$ 420.000 por semana.

En el verano, algunos de los más ricos se citan en Gran Bretaña para la Real Regata de Henley, la carrera de caballos Royal Ascot, y el torneo de tenis de Wimbledon, donde un ticket en la zona del centro de la cancha puede costar US$ 3.300.

En cuanto a pasiones y hobbies, el 56% mencionó la filantropía como su prioridad número uno, de acuerdo a la encuesta de multimillonarios de la consultora WealthX. Muchos de ellos como Ellison, Branson y Allen son parte de Giving Pledge, una iniciativa que el famoso inversor Warren Buffett estableció junto a Bill Gates en 2010. Se trata de un esfuerzo colectivo de las personas más ricas del mundo para dar más de la mitad de su patrimonio a organizaciones caritativas.

Hasta ahora, 156 multimillonarios se han comprometido con la causa, según su sitio web. El grupo también incluye al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, su esposa Priscilla Chan, el CEO de Tesla, Elon Musk, y el exalcalde de Nueva York, Michael Bloomberg. En base a THE NEW YORK TIMES

Legado familiar que se mide en millones

Más de la mitad de los multimillonarios del mundo se forjaron a sí mismos pero también inciden las dinastías familiares. La reina Isabel II de Inglaterra no sería siquiera la monarca más rica de Europa si no se contara como activos al Palacio de Buckingham, las joyas de la corona y los diversos bienes reales. En caso contrario, el título va para el príncipe Hans-Adam II de Lichtenstein, cuya fortuna personal se estima en US$ 4.000 millones. Su pasión es coleccionar arte. La mayoría de las obras que posee se exhiben en el Museo Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)