NEGOCIOS

Vencer sesgos no conscientes para crear una ventaja competitiva

El impacto del empoderamiento femenino en las empresas.

Visión femenina. Es una ventaja competitiva para las empresas. (Foto: Gentileza OMEU)
Visión femenina. Es una ventaja competitiva para las empresas. (Foto: Gentileza Endeavor)

Tener un enfoque feminista hace que todos ganemos y es una ventaja competitiva difícil de replicar. Esa fue una de las ideas fuerza de la actividad de Empoderamiento Femenino que organizó Endeavor el jueves 23. Si bien su director ejecutivo, Joaquín Morixe, se lamentó que no se cumplió el objetivo para esta actividad de convocar a un público integrado por hombres y mujeres en partes iguales, las charlas de dos expositoras hicieron eco en la sensibilidad masculina sobre el tema (ver recuadros).

La socia del estudio Ferrere Abogados y expresidenta de la Organización de Mujeres Empresarias (OMEU), Verónica Raffo, dio una serie de datos económicos contundentes y la gerenta de Marketing de Unilever, Teresa Cometto, ilustró como esta multinacional alineó sus políticas con esa causa.

Raffo indicó que las empresas con un 30% de mujeres en posiciones de liderazgo tienen un 15% más de margen, según el Peterson Institute for International Economics y EY. Las empresas con más participación femenina en gerencias tienen un ROI (retorno de la inversión) de 10% frente a un 7% de las demás, según el MSCI World Index. Por otra parte, las compañías con al menos una mujer en la junta directiva mostraron una capitalización de mercado 26% más alta, según un estudio de diversidad de género de Credit Suisse. A su vez, las empresas más rentables del ranking Fortune 500 cuentan con directorios mixtos.

Fernando López, The Urban Haus

Fernando López, Urban Haus
«Me di cuenta que tenemos que trabajar fuerte para eliminar la diferencia de género. Nuestra percepción nos hace creer que somos justos y no vemos las inequidades, pero los números son contundentes. En mi empresa hay cinco mujeres y tres hombres en cargos gerenciales, pero no es la regla».

Eli Barnett, cofundador de Ebizmarts

Eli Barnett
«No conocía datos tan profundos. Nos encantaría tener más mujeres en la industria (del software) para poder seleccionar más. Me dejó pensando. Antes creía que había que contratar al mejor y ahora pienso que hay que hacer discriminación positiva y poner más mujeres para equilibrar; a largo plazo será mejor».

El problema es que a las mujeres les cuesta llegar a puestos de liderazgo: representan un 44,7% del total de empleados de las compañías que integran el índice S&P 500, pero su proporción es de solo 5,2% cuando se analizan las gerencias generales, dijo Raffo.

En Uruguay, la brecha salarial y de oportunidades de liderazgo es de 36%, según se desprende del Gap Gender Report del Foro Económico Mundial. Raffo lo atribuyó a prejuicios y sesgos no conscientes e informó que la Universidad de Harvard ofrece tests online para identificarlos.

Unilever ya trabaja en ello. Su CEO global, Paul Polman, fue uno de los primeros en adherir a los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (conocidos como WEPs, por sus siglas en inglés), promovidos por ONU Mujeres. En vista de que las mujeres desaceleran su carrera en la etapa de planificación familiar, impulsó políticas que balancean la vida profesional y personal. Una de ellas es otorgar el viernes flexible (a partir de las 13 horas los empleados pueden irse de la oficina) y el agile working, por el que un día de la semana se puede trabajar de forma remota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)