ENTREVISTA

«Uruguay tiene que desacoplarse del Mercosur»

En entrevista con El Empresario, Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat Chrysler Argentina, analizó el presente y futuro de la industria (automotriz) y cómo Uruguay puede volver a ser la «Suiza de América»

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Evaluación. "Al gobierno de Macri le pongo un ocho", consideró el empresario sobre la gestión del presidente argentino. (Foto: Marcelo Bonjour)

Cuando se pronuncia, la escena empresarial —y política— argentina toma nota. Cristiano Rattazzi (68) es el presidente de Fiat Chrysler Argentina y por tanto la suya es una voz de peso para medir la marcha de los negocios y de la política al otro lado del río.

Rattazzi disertó durante el America Business Forum, evento que reunió a destacados empresarios del Río de la Plata el pasado miércoles 5 en el Aeropuerto Internacional de Carrasco.

Integrante de la dinastía Agnelli —su bisabuelo Giovanni fundó la Fábrica Italiana de Automóviles de Turín (FIAT) en 1899—, Rattazzi ha conjugado su exitoso perfil empresarial con el estilo de vida de un bon vivant. Estudió Economía en la prestigiosa Universidad Bocconi de Milán, tiene un MBA de Harvard, fue piloto de rally y cada verano es protagonista de las fiestas más exclusivas de Punta del Este.

En la entrevista que concedió durante el evento, el empresario ?—caracterizado por su español con fuerte tonada italiana— reveló algunos de los rasgos de su forma de ejercer el liderazgo.

«No creo que sea demasiado exigente, me gusta que la gente haga las cosas, pero no estoy arriba de ellos. Me encanta tener gente que cuando le dices una cosa una vez, ya está detrás de eso hasta resolverla», explicó.

Reconoce el valor de la tecnología pero admite que cuando enfrenta temas críticos para el negocio prefiere tratarlos cara a cara en vez de recurrir a soluciones remotas como las videoconferencias. «Cuando hablás de algo muy delicado con alguien, la postura corporal es tremendamente importante (por) el mensaje que te da», apuntó.

Tras el foro, Rattazzi atendió a El Empresario para hablar de los desafíos que encara el gobierno argentino, de sus diálogos con el ministro de Economía, Danilo Astori, y del futuro del sector automotriz. Aquí un resumen de la charla.

—Fue piloto de autos de carrera y hasta hoy pilotea aviones y helicópteros. ¿Cuánto le imprime de esa adrenalina a sus negocios?

—Es divertida la pregunta, nunca lo pensé en serio... (Piensa.) Siempre me gustó correr, (luego) empecé a pilotear un avión, tuve la primera licencia en el ‘70, y sigo volando aviones y helicópteros. La adrenalina es parte de la vida, no es que sea algo propio de los negocios que uno hace. Tenés adrenalina, te gusta y te gusta a veces tomar riesgos. Hay gente que nunca quiere tomarlos. A mí a veces me gusta tomar riesgos si bien es algo peligroso.

—¿Cómo está el clima de negocios en Argentina, tras el recambio en el gobierno?

—Está mejorando rápidamente. Ahora, está corrigiendo un país con una alta inflación, 5% de déficit fiscal, 30% de pobreza y con un sistema impositivo distorsionado.

—¿Qué puntaje le pondría al presidente Mauricio Macri?

—Un ocho. Ojalá hubiese ya liquidado la inflación y tuviera superávit fiscal con más velocidad. También tendría que haber hecho ya la reforma impositiva global y haber sacado más gente de la economía informal. Creo que es un ocho, porque con las dificultades que le dejaron se está manejando bien.

—¿Y cómo ve a Uruguay? En el evento subrayó que tiene oportunidades de crecer, de volver a ser la «Suiza de América» en tanto se abra al mundo.

—Tengo claro que estoy de acuerdo desde hace años con (el ministro de Economía, Danilo) Astori: Abrir Uruguay, le conviene a Uruguay. Pero cuando pidieron votar si quieren privatizar Ancap o la telefónica (Antel), (los votantes) no quisieron.

—¿Tiene contactos con el gobierno uruguayo?

—El único es cuando me encuentro con Astori; charlamos mucho. Tengo una visión económica muy similar (a la suya), pero que hace años que no se puede implementar: Abrir mucho más el país, independientemente del Mercosur.

—¿Qué posibilidades de mejora le ve al bloque? Los dos socios principales atraviesan dificultades.

—Un Mercosur que funcione bien sirve para reforzar todo. (Con) el Mercosur como está, Uruguay se podría escapar y decir: «Argentina seguime»... pero Brasil rompió todo, no sabe más qué hacer. No exportamos más nada a Brasil, se ha encerrado a mirar su ombligo. Pero Uruguay podría escaparse un poco más rápido y hacer acuerdos de apertura. No tiene que decir «renuncio al Mercosur, no lo quiero más» sino desacoplarse, hacer (acuerdos de) libre comercio con Europa, por ejemplo.

—¿Cuál es la principal competencia para empresas como Fiat Chrysler: los autos chinos o las tecnológicas como Tesla?

—Los autos chinos todavía no están en la calidad de los autos que tenemos, van a llegar pero por ahora no están. Con las nuevas tecnologías no sabés, pero no es que hacen los 4 o 5 millones de autos que hacemos nosotros. Les falta todavía. Por eso General Motors, Ford, Fiat Chrysler, siguen liderando.

—¿Qué impacto está teniendo en su negocio la llamada «cuarta revolución industrial»?

—Nosotros teníamos 30 o 40 robots y ahora tendremos 240 para producir un modelo nuevo. El trabajo de mantener el robot es de mucha más alta calidad que el de un soldador que hace esta tarea. Ése es el (tipo de) trabajo que necesita Argentina: gente mucho más formada y, obviamente, por eso ganará también más.

—Hay quienes auguran una pérdida masiva de empleos.

—Mire, hay países que están estudiando qué hacer con el ocio de la gente que no tenga otros trabajos. Pero (el mundo del trabajo) es diferente, será diferente, ya lo está siendo, entonces tenemos que hacer algo de mayor calidad. Un país de 40 millones de habitantes, si lo desarrollás bien no creo que vaya a tener problemas de empleo. Hay de todo para hacer —ya hay miles de nuevos trabajos— pero no tiene que ser solo lo tradicional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)