AMÍLCAR PEREA - GERENTE GENERAL DE IN SWITCH

"La tecnología cambia cómo se usa el dinero"

La empresa ofrece soluciones para empresas de telecomunicaciones y del sector financiero en 44 países, principalmente de América, y se espera que en dos años su billetera electrónica explote

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Perea. "La tecnología habilita cambios en cómo se manejan las necesidades financieras". (Foto: Marcelo Bonjour)

Es montevideano y tiene 52 años. Tras recibirse de analista de sistemas, fue docente y trabajó en una consultora de EE.UU. con la que recorrió prácticamente toda América Latina. A su regreso, dirigió la reestructura tecnológica del Banco República y luego se sumó a la consultora ITC que trabajó con Antel. Desde 2009 está al frente de IN Switch, empresa que se destacó por lanzar la primera billetera electrónica en el sector no bancarizado que permitió el giro de dinero internacional desde celulares. Sus soluciones para los sectores de telecomunicaciones y financiero alcanzaron a 44 países y Perea espera que su producto billetera electrónica sea un 70% del negocio de la firma en dos años. Está casado, tiene tres hijos y disfruta de pasar tiempo en familia.

¿Cómo llegó a IN Switch?

Llegué en 2009. Creo que mi pasado me dio los conocimientos necesarios de los tres grandes sectores de la firma: financiero, telecomunicaciones y gobierno. Estuve nueve años en una consultora americana con la que viajé a varios países de América Latina y pude observar cómo se hacen transformaciones en organizaciones públicas y privadas. Luego, entre 1995 y el 2000 dirigí la reestructuración tecnológica del Banco República. Después, me sumé a ITC (consultora de Antel), primero como consultor senior, luego como gerente.

¿Cuáles son las principales líneas de negocio de la firma?

Una tiene que ver con todo el apoyo a empresas de telecomunicaciones, con recargas electrónicas, servicios y gestión al cliente, ventas de paquetes, banda ancha móvil. Principalmente, lo que hacemos es recaudación y valor agregado. Comenzamos con las pequeñas empresas, pero ya trabajamos con todos las operadores de la región. El otro sector es servicios financieros móviles (que incluye la billetera electrónica). Hoy la proporción en facturación es 70% lo primero y 30% lo segundo, pero de acá a dos años se revertirá y servicios financieros móviles será un 70%.

Su billetera electrónica se destaca porqueno hay que tener cuenta bancaria para su uso, ¿cómo funciona entonces?

El dinero electrónico está respaldado en un fideicomiso en una institución financiera y, cuando se hace una transacción, pasa de un usuario a otro en forma automática. Las billeteras se pueden cargar tanto con una cuenta bancaria o de la misma manera que un celular, en los mismos lugares. Otra característica es que son "virales". Por ejemplo, se puede pasar dinero a una persona que no tiene billetera electrónica ni cuenta bancaria. Cuando el emisor hace el giro desde la billetera en el celular coloca el monto, el número de cédula y del celular del receptor. Éste recibe un SMS que dice que tal celular le pasó un monto de dinero y le brinda un número identificador para la transacción. Entonces, puede cobrar en los puntos de carga presentando la cédula y el número identificador, o en el momento de recibir el mensaje, darse de alta (para obtener una billetera electrónica) siguiendo pasos y preguntas.

¿Qué diferencias tiene ante otras propuestas similares?

Que es multicanal. Puedo tener varias billeteras y alojar fondos en cada una sin asociar medios de pago y funciona en cualquier celular sin necesidad de Internet o saldo. Es posible porque usamos la red de celular USSD (Servicio Suplementario de Datos no Estructurados), se navega a través de menúes que utilizan el canal que sirve para timbrar el celular. Por ejemplo, en el supermercado luego de pasar los artículos se le dice a la cajera que el medio de pago es la billetera electrónica, ella pide el número de celular y coloca el monto, y en el momento aparece en el celular del usuario un push USSD que pide confirmar el gasto en ese supermercado. Se da OK, se ingresa la clave personal y listo. Es más rápido que pasar una tarjeta.

El primer cliente de su billetera electrónica fue la telefónica Tigo en Paraguay, ¿cómo se encuentra ese mercado?

Con ellos implementamos la primer billetera electrónica de Latinoamérica en 2009. Después nos compraron otras dos operadoras y ahora estamos cerrando negociaciones con la cuarta, con lo cual el 100% de los celulares de Paraguay tendrán nuestra solución de billetera electrónica. A diciembre pasado, estaban habilitadas más de 1,7 millones de cuentas para transferencia de dinero. Por la plataforma se hicieron transacciones por unos US$ 570 millones según la Superintendencia de Bancos (SIB) de ese país, lo que significa que un 10% de los pagos se hacen por medios móviles.

Si trabajan con todas las compañías, ¿cómo manejan la exclusividad o la privacidad?

No le damos exclusividad a nadie. Lo que hacemos son acuerdos por no hacer lo mismo con otras compañías por un tiempo de seis meses o un año. Pero como resolvemos situaciones generales, bastante core de las empresas y evolucionamos en forma permanente, si los jugadores quieren estar al día en esto deben implementar la tecnología. Muchas veces quienes nos recomiendan a clientes son la competencia porque aseguran que juntos pueden generar una política de uso y acostumbramiento del público de la tecnología. Esto puede ayudar incluso a implementar políticas-país, como con la billetera electrónica. Hay un momento para diferenciarse y otro para ir en el mismo camino. Nunca nos plantean la exclusividad total porque tarde o temprano la competencia lo hará, con nosotros o con otros.

El año pasado implementaron la billetera con el gobierno de Ecuador, ¿qué representó este proyecto para la empresa?

Es la primera vez que un gobierno dice que utilizará la tecnología para dar una solución uniforme a toda la población, incluyendo los no bancarizados. Ahora todas las operadoras deben brindar la comunicación para que funcione gratis en cualquier compañía y a través de cualquier celular, en cualquier comercio y banco. Pero no es una situación replicable para cualquier país. El proyecto sufrió sus problemas, pero para aumentar su uso el gobierno decidió reducir de 14% a 10% el IVA a los pagos que se hacen por esta vía. Este año registramos un crecimiento intermensual de un 40%. Ahora se sumarán cooperativas y microcréditos.

¿Cómo se podrían implementar estas soluciones financieras masivamente?

Muchas veces lo que vemos es que el tipo de soluciones tecnológicas para el sector financiero son un tema que los países deben definir con políticas públicas porque permiten incrementar la inclusión financiera, bajar los costos de la intermediación financiera y aumentar seguridad ciudadana.

Hoy la tecnología está habilitando a cambiar la forma en que se manejan las necesidades financieras y el uso del dinero por parte de los ciudadanos. Hasta ahora, los gobiernos han estado remisos en liderar este tipo de proyectos dejando al sector financiero atender solo al segmento de la población atractivo para ellos. La empresa ha trabajado con el sector financiero y telecomunicaciones para aprender de ambos e innovar, y así apoyar a gobiernos a implementar esos cambios en sus políticas públicas.

¿Cómo es el proceso de innovación de la empresa?

Al inicio éramos tomadores de inquietudes, pero luego de nutrirnos de los clientes, ahora también proponemos ideas sobre los problemas. Nuestra gran innovación es en dinero electrónico. Fuimos la primera billetera electrónica en el sector no bancarizado que permitió el giro de dinero internacional desde celulares. Por ejemplo, una persona en una ciudad le puede pasar dinero a su familia en otro lugar sin importar el monto. También usamos mucho big data, analítica y predictiva y con eso sabemos qué está pasando, quiénes son los clientes y qué ofrecerles. Por ejemplo, tenemos una función denominada «sobregiro» en pago electrónico. Si en el momento de pagar con la billetera electrónica no da el saldo, se «ve» si la persona tiene una calificación de riesgo correcta en el momento de compra y si es así, le ofrecemos un sobregiro con solo dar OK. Y en telecomunicaciones, por ejemplo, si alguien se queda sin saldo mientras navega por Internet le hacemos una oferta de un paquete de datos y sabemos, según su comportamiento, cuál precisa.

¿Por qué no han desarrollado la billetera electrónica en Uruguay?

Porque aún hay mucho para trabajar. Un tema importante es la interoperabilidad, que los diferentes instrumentos de pago transfieran dinero electrónico entre sí, entre ellos y las cuentas bancarias, y se acepten en los comercios. En Uruguay se resolvió en las transferencias entre cuentas bancarias, pero falta. Por ejemplo garantizar la neutralidad de las redes, o sea, que cualquier billetera electrónica autorizada por el Banco Central se use en las redes de POS, de cajeros y acceda a las diferentes tecnologías de los operadores de telecomunicaciones. La red de POS la posee gracias a la reglamentación de la ley de Inclusión Financiera (no puede negar servicio a instrumentos de dinero electrónico). Tampoco se definió la neutralidad en las redes de telecomunicaciones; hoy en día las "telcos" pueden negar el acceso a una tecnología de servicio de pago electrónico de otra compañía. Y hay que asegurar la no discriminación, que el cobro en las redes sea igualitario para cualquier instrumento de pago. Por otra parte, nos cuesta estar de los dos lados del mostrador, ser los instrumentadores tecnológicos de bancos, medios de pagos y demás y competir con ellos. Entonces preferimos estar del lado de implementador y socio tecnológico.

¿Cuántas personas trabajan en la compañía?

Somos unas 100 personas en la empresa. Tenemos oficinas en ocho países además de Uruguay (EE.UU., Brasil, Paraguay, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Colombia y Ecuador) con gente local para atenderlos en forma comercial y en algunos casos con soporte técnico. Todo el desarrollo y la atención de los clientes que tenemos en 44 países se hace desde Montevideo. Un 99% son de Latinoamérica y el Caribe. Tenemos dos en África (Ghana y Tanzania) a los que llegamos por nuestros clientes multinacionales.

¿Piensan ampliar su mercado?

Si bien tenemos negocios en Brasil estamos abriendo oficinas en San Pablo con personal local para desarrollar oportunidad de negocios en todas las áreas. Está más maduro en soluciones para telecomunicaciones pero estamos armando planes para la billetera electrónica.

¿Cuál es su perspectiva del sector emprendedor local?

Mucho ruido y pocas nueces. Hay un mercado emprendedor que arma las cosas para venderlas y a mí me gusta cuando se arma un proyecto para que funcione. Tiene mucho más valor si genera puestos de trabajo y desarrollo a futuro.

"Si se quiere sustituir el efectivo hay que incluir a los celulares"

En Paraguay todos los usuarios de celulares usarán su billetera electrónica, ¿qué ventajas tiene?

Es importante, porque cuando hay una solución tecnológica uniforme en todo el país se pueden implementar soluciones basadas en esa tecnología, como el pago de transporte sin la necesidad de utilizar dinero. La banca sola no puede alcanzar a todos los ciudadanos, sobre todo a los no bancarizados, las herramientas para lograrlo no son simples. Una buena intención no es necesariamente una buena solución porque hay que acompañar los puntos de vista de los protagonistas de un ecosistema. Por ejemplo, en Uruguay se han dado pasos muy significativos como que los sueldos se paguen a través de una cuenta bancaria. Esto da que cada jefe de hogar tenga una tarjeta, pero no el resto de la familia. Con la billetera lo que se le da a cada integrante es dinero y se puede saber cuánto es el saldo en el momento. Lo que está pasando hoy en aquellos países que están impulsando el sistema es que baja el costo de intermediación financiera. Hay que entender que si queremos sustituir el efectivo tenemos que incorporar a los celulares en ese plan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)