AFTER - WORK

La técnica japonesa que conquista en Uruguay

Las creaciones en origami de Macachines Arte en papel son protagonistas en la decoración de casamientos, acontecimientos empresariales y móviles para los más pequeños

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Talleres. Las técnicas básicas pueden aprenderse en cinco clases. Foto: Gentileza Macachines.

La técnica japonesa de origami cobra vida en Macachines Arte en papel. El emprendimiento se dedica a la elaboración de móviles y adornos y ahora sumará el dictado de clases para compartir su conocimiento en talleres.

Las piezas creadas en papel se complementan con materiales como cristales, madera y alambre, dan paso a modelos únicos, originales y exclusivos.

«Los móviles concebidos por Macachines se utilizan para decorar el hogar, oficina, eventos, celebraciones, automóviles... le dan a cada espacio un toque delicado y original», apunta su principal, Gabriela Retamosa.

Todo comenzó como un hobby, pero hoy la firma ya trabajó en escenografías de teatros, un shopping e incluso el Ministerio de Turismo.

«Empecé regalando origamis. Si quienes los recibían querían regalarlos, entonces sí me los encargaban y yo les vendía», recuerda Retamosa.

Su apuesta es a la creatividad y al trabajo con clientes. «Cada uno es parte de nuestro proceso, aporta ideas, sugerencias y sus requerimientos fomentan nuestras creaciones», explica quien ya creó 1.000 grullas para ambientar un casamiento en Colonia, realizó souvenirs para festejos y diseñó ángeles para un nacimiento.

«Los clientes eligen los colores, el tamaño de la pieza, los materiales a utilizar y la funcionalidad de la misma. Hacemos lo posible por materializar su imaginación», remarca. Retamosa ha creado móviles circulares para cunas, logos en 3D para empresas y también letras realizadas con la técnica nipona. En cinco clases, a cargo de Karin de Tenyi, Macachines enseñará técnicas básicas de acercamiento al origami. Habrá tres grupos y las aulas se dictarán tres días a la semana (lunes, martes y miércoles). Más adelante habrá otras instancias de enseñanza que pueden ser aprovechadas por niños (mayores de ocho años), adolescentes y adultos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)