TECNOLOGÍA

La startup local GPSGAY se codea con el ecosistema tecnológico de Israel

Representó a Uruguay en importante festival de innovación y va en busca de inversores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Concurso. Start Tel Aviv reconoció a las mejores 31 emprendedoras a nivel global.

El emprendedurismo es uno de los motores de las economías modernas, pero en la industria de la tecnología, donde tiene su mayor campo fértil, sigue topándose con una vieja constante: es un mundo dominado por los hombres.

Tel Aviv, una de las principales ciudades a escala global en el desarrollo de emprendimientos de tecnología –hay unas 5.000 startups en el país— y que ha hecho de Israel una «startup nation», tiene la promoción de la participación de la mujer en la industria como parte de su agenda. El concurso Start Tel Aviv reconoció este año la labor de las mejores 31 emprendedoras a nivel internacional y entre los proyectos seleccionados por los organizadores figura la startup uruguaya, GPSGAY, una plataforma que incluye una red social dirigida a la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). El Start Tel Aviv forma parte del DLD Innovation Festival, el más importante encuentro de tecnología e innovación de Israel, lo que permitió a las ganadoras participar de diversas actividades con empresas y startups locales e internacionales.

Magdalena Rodríguez, cofundadora y directora de GPSGAY, rescató como una lección del encuentro con el ecosistema israelí la importancia de «pensar los negocios desde otra perspectiva, pensar ‘fuera de la caja’». Esa actitud es parte del secreto del éxito de Israel en el campo de la innovación y la promoción del emprendedurismo. «Pudimos conocer el ecosistema de una ciudad que nació de la nada y que hoy es la segunda fuera de EE.UU. a nivel mundial en cantidad de startups», comentó Rodríguez.

La emprendedora realizó un pitch de su proyecto frente una ronda de inversores locales que, según dijo, tuvo una buena acogida. «Algo que es muy bueno es que (los israelíes) son sumamente honestos: te dicen si tu idea les gusta o no; no apelan al ‘quizás sí’, que es un tipo de respuesta que te tiene dando vueltas pero con el que no llegas a resultados concretos», expresó.

Más allá de que el objetivo de la startup uruguaya es conseguir financiamiento para avanzar en su desarrollo (por ejemplo, a nivel comercial), Rodríguez admitió que es difícil lograrlo en un único contacto, ya que se requiere generar confianza con el inversor. La idea es continuar el contacto con inversores que apreciaron su pitch, para tratar de obtener nuevos recursos. De todos modos y por fuera del factor financiero, resaltó que estas movidas significan una «excelente forma de hacer networking y generar contactos».

Recientemente GPSGAY recibió fondos del programa Protics del instituto Uruguay XXI. La startup se instaló en San Francisco para intentar vender la plataforma a marcas internacionales que quieran apoyar al mercado LGTB, ser sponsor de la red social y a la vez colocar inversión en el emprendimiento. «El plan de acción es el mismo: seguir buscando inversión y sponsors. El secreto de la startup para funcionar es la perseverancia», concluyó Rodríguez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)