NEGOCIOS

Startup brasileña crea un set de maquillaje para afrodescendientes

Afrô pretende combatir la escasez de productos para ese segmento en el mercado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Emprendedoras. Santos, Vieira y Aquino dicen que la poca oferta hace que las mujeres desistan de usar maquillaje. (Foto: O Globo/GDA)

Las vitrinas de tiendas de maquillaje y las publicidades cuidadosamente editadas en Photoshop esconden una realidad nada bella: a pesar de que la población afroamericana representa cerca del 50% de la población femenina de Brasil, las mujeres negras aún sufren a la hora de encontrar productos de belleza apropiados para su tipo de piel y cabello.

Dispuestas a cambiar esa realidad, cuatro jóvenes emprendedores —Élida Aquino, Bárbara Vieira, Graucianna Santos y Saulo Batista— fundaron Afrô, una start-up que quiere insertar en el mercado un set de maquillaje creado para mujeres negras. Con el apoyo de la ONG Think Olga y de ONU Mujeres, el proyecto está en fase de crowdfunding (financiamiento colectivo) hasta el 1º de octubre, en la plataforma Benfeitoria.

«Las marcas piensan que la mujer negra no las consumirá. Ya me dijeron que tenía la piel tan lisa y bonita que para qué querría maquillarme. Las mujeres negras son un público en el que se piensa por último», puntualizó Santos, directora de comunicación de Afrô.

Hasta ahora, seis marcas (entre microemprendedoras y grandes empresas) ya se comprometieron a participar del proyecto. La iniciativa funciona de la siguiente manera: la cliente completa un extenso formulario online con sus preferencias (colores de esmalte favoritos, tipo de cabello, entre otros ítems). A partir de ahí, el sistema de Afrô encuentra los productos registrados que concuerdan con el perfil de la consumidora. Luego ella recibe en su casa una caja con hasta ocho productos (entre muestras y ejemplares en tamaños reales).

«Como maquilladora, a veces me veo obligada a comprar marcas que no tienen el tono exacto de la piel o a importar marcas que están presentes en Brasil, pero no traen a nuestro mercado los colores más oscuros», explicó Santos al tiempo que asegura que constató que una marca extranjera redujo su oferta de tonos negros en el país porque no vendían suficiente.

«Increpé a la representante de una marca extranjera que antes tenía mayor oferta. Respondió que no tenían compradores. Entonces consulté por qué no daban a conocer el maquillaje para mujeres negras», contó Santos.

Según la experta, en un típico círculo vicioso, la poca oferta todavía hace que muchas posibles consumidoras desistan de utilizar maquillaje por creer que no pertenecen a este universo.

«Muchas mujeres nos envían mensajes diciendo que no tenían ganas de maquillarse porque todas las experiencias por las que habían pasado fueron frustrantes: la base les dejó la piel ceniza o los maquilladores usaron sombras que no se adecuaban a su piel. Ahora están muy felices por contar con productos apropiados. La idea de nuestra caja es poder probar, evitando que realicen compras equivocadas». (O Globo / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)