NEGOCIOS

Starbucks lidia con cuellos de botella por pedidos a través de celulares

Obtiene 27% de sus ventas en EE.UU. mediante pagos móviles, pero le está causando un problema.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mobile. El uso del pedido y pago por celular se sigue acelerando aunque no sin contratiempos, confesó Johnson.

El sistema de Starbucks Corp. de pedidos por dispositivos móviles anunciado con bombos y platillos ha tenido un efecto secundario no deseado para el gigante del café: cuellos de botella en los mostradores donde entregan las órdenes.

Como los clientes ahora pueden hacer su pedido y pagar por el café a través de sus celulares, muchos de ellos hoy en día van directamente al sector donde se entregan las bebidas, lo que ha generado amontonamientos en Starbucks y ha frustrado a algunos clientes lo suficiente como para cancelar sus órdenes, admitió el director de operaciones de la compañía, Kevin Johnson.

«El uso del pedido y pago por celular se sigue acelerando», apuntó Johnson en una entrevista. «Y eso ha generado congestiones en los puntos de entrega», agregó el ejecutivo.

Las dificultades perjudicaron las ventas en EE.UU. en el primer trimestre, sumando resultados desalentadores para la cadena de cafeterías más grande del mundo. Pero la compañía sigue trabajando para solucionar el problema, señaló Johnson.

Las posibilidades de corregir el proceso son buenas para Starbucks, que actualmente obtiene un 27% de sus ventas en el mercado de EE.UU. a través de los pagos móviles. La empresa cuenta con que el sistema ayude a atraer clientes y a acelerar su paso por sus tiendas.

Johnson, que trabajó previamente en empresas como la tecnológica Microsoft y Juniper Networks (multinacional de dedicada a sistemas de redes y seguridad), será ascendido a presidente ejecutivo de Starbucks en abril, en un esfuerzo por fortalecer las ambiciones tecnológicas de la empresa.

«Entorno difícil»

Starbucks también responsabilizó a una caída más generalizada en el sector de los restaurantes de haber creado un «entorno difícil» en el último trimestre. La empresa corrigió su previsión para todo el año, diciendo que los ingresos subirán entre 8% y 10%. Los números contrastan con la previsión inicial de la empresa; antes había pronosticado un aumento de dos dígitos.

La acción de la compañía cayó 4,8%, a US$ 55,65 en Nueva York el viernes pasado, cuando se dieron a conocer los resultados. Antes de esta baja, las acciones de Starbucks habían subido 5,3% este año, superando el avance de 2,6% del índice S&P 500.

Johnson tomará el lugar de Howard Schultz, quien fue presidente ejecutivo dos veces e hizo de la cadena Starbucks un imperio del café a nivel mundial.

Johnson hereda una empresa con «enormes expectativas» de desempeño, dijo Jennifer Bartashus, analista de Bloomberg Intelligence.

En ese contexto, el crecimiento de 3% en las ventas durante el último trimestre en locales abiertos hace más de un año no fue lo suficientemente bueno.

«En el ámbito de los restaurantes en general, 3% no es un mal resultado», estimó la analista. «Pero Starbucks es considerada más una marca premium. Había cierta expectativa de que le iría un poco mejor». (El Comercio / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)