AFTER - WORK

Restaurante y almacén de delicias en la peatonal

Dos chefs dirigen Lucca Bistró y Café y con una cuidada propuesta gastronómica conquistan en Ciudad Vieja; al local le sumarán una tienda donde venderán algunas de sus preparaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Take away. Las delicias que se preparan en Lucca Bistró y Café se podrán llevar a casa. Con la apertura "Al fondo", pondrán a la venta sus más ricas elaboraciones. (Foto: Gentileza Lucca Bistró y Café)

Sarandí 368. Vale la pena anotar esta dirección y darse una vuelta por Lucca Bistró y Café. Es más, en breve en sus instalaciones además de disfrutar del restaurante, los clientes también podrán comprar sus exquisiteces en lo que se bautiza como «Al fondo almacén Lucca».

«Somos dos ex chefs de Rara Avis. Con Ignacio Gamio empezamos a soñar con un café y nació Lucca», cuenta Sebastián Martín, uno de los propietarios del establecimiento.

La idea original creció y tomó forma. Diego Prestes, del estudio Atolón de Mororoa, trabajó en el branding y Ximena y Sabrina Srur se ocuparon del diseño. La combinación de buen gusto y buen producto resultó perfecta.

El salón recibe con mesas y sillas de estilo industrial, una pared de pizarra, un piso damero y coloridos cuadros de Gustavo Tabares. Puertas antiguas con espejos agrandan el espacio y una pared de ladrillo visto da un toque cálido a las instalaciones que se iluminan con bombitas de Edison.

La cocina está a la vista y su amplitud habla a las claras de la formación de los propietarios del lugar. Todo lo que se ofrece en Lucca es de elaboración casera, incluida la deliciosa pasta (especialidad de Martín) y los panes (la especialidad de Gamio). Ambos productos son los sellos distintivos del lugar que abre de lunes a sábado de 10 a 18 horas.

Con una carta deliberadamente acotada, los chefs apuestan a un menú que definen como «honesto», con ingredientes absolutamente frescos.

Todos los días, la casa sugiere un plato como pasta, pesca o algún risotto y postre.

«No abrimos los domingos, pero en el almacén nuestros clientes podrán comprarse la pasta y el pan para el almuerzo familiar», advierte Martín. En ese espacio también estarán a la venta otras exquisiteces, tales como galletitas, focaccias, salsas, pickles, panes, entre otras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)