NEGOCIOS

El pionero en la producción de kale

Emprendedor apuesta a un vegetal que tiene más hierro que la carne y más calcio que la leche.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fernández. Además de la venta de kale, el producto incluye un recetario.

Cuando Gonzalo Fernández decía que el kale —un vegetal verde intenso, de la familia del brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas—tiene más hierro que la carne y más calcio de que la leche de vaca, nadie le creía. Entonces, para convencer sobre los múltiples beneficios que tiene, importó semillas desde EE.UU. y creó un emprendimiento para su producción y comercialización.

Así nació "El Ermitaño", una marca cuyo campo ubicado en el Valle de Leyenda, a 25 kilómetros del puerto de San Antonio en la V Región, se convirtió en pionera en la venta de kale orgánico y sin químicos en Chile. "Aún no he aplicado nutrientes ni fertilizantes porque la plantación está en un terreno en el que hace 40 años no se cultivaba, está virgen. Además, como se encuentra en pendiente me ayuda a optimizar el riego" explicó al portal de Fedefruta.

"Me di cuenta que en Chile la calidad de la alimentación es muy mala, entonces hoy día el consumo de comida chatarra ha prosperado bastante y no contribuye en lo absoluto al bienestar y a la salud", comentó. "La obesidad ha aumentado y me dije por qué no preocuparme del tema introduciendo esta hortaliza saludable", señaló. Y agregó: "El recibimiento ha sido positivo, el problema es que la gente no conoce esta verdura, también se descoloca cuando digo que tiene más calcio que la leche y más hierro que la carne".

En Santiago, su distribución es principalmente hacia restaurantes, y empresas que hacen jugos y productos orgánicos.

El formato de comercialización es un mix de las cuatro variedades del kale (blue corse, lacinato, red russian y siberian), en una bolsa perforada para que respire, no se empañe y se conserve mejor, más un recetario para cada semana "para enseñar a consumirlo". En otras ocasiones, Fernández cambia el recetario por un informativo de sus propiedades: "La idea siempre es que la gente lo conozca y lo integre a su alimentación", dice.

En un principio contó con la ayuda de Corfo, Sercotec y Fedefruta, organismos con los que está vinculado, en imagen corporativa, comercialización y difusión y a hacer más eficiente mi producción en términos de riego. "Soy de los primeros (en traer el kale a Chile). Hay más productores, pero en el fondo tienen de forma más casera por decirlo así", subrayó Fernández.

Aprovechar el suelo.

Fernández trabajó toda su vida en el ámbito de la agricultura. Desde 2010 se dedica a elaborar un vino orgánico pinot noir "aprovechando la explosión vitícola que tenía el valle, armé una viña que tiene una hectárea en alta densidad con 8.300 plantas", contó. Además, trabaja solo porque son proyectos mínimos: "Cuando requiero gente adicional, pido a algún contratista, pero tengo toda la infraestructura para hacerlo, como tractores y máquinas para hacerlo yo mismo, no requiero tener gente siempre", aseguró. "Soy una persona extremadamente innovadora y siempre estoy buscando cosas nuevas, no me quedo tranquilo con solo producir kale, estoy buscando qué otra cosa producir y probablemente cuando la encuentre voy a empezar a pensarlo otra vez". (El Mercurio / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)