Marketing Deportivo

Los nuevos dueños de la pelota

A fuerza de millones, jeques y magnates asiáticos controlan varios de los grandes clubes europeos.

Bee Taechaubol. Nuevo accionista del AC Milan (Foto: Reuters)
Bee Taechaubol. Nuevo accionista del AC Milan (Foto: Reuters)
Erick Thohir. Es dueño mayoritario y presidente del Inter. (Foto: Google Images)
Erick Thohir. Es dueño mayoritario y presidente del Inter. (Foto: Google Images)
Nasser Al-Khelaïfi. Presidente del PSG. (Foto: Google Images)
Nasser Al-Khelaïfi. Presidente del PSG. (Foto: Google Images)
Mansour Bin Zayed. Es el dueño del Manchester City desde 2008. (Foto: Google Images)
Mansour Bin Zayed. Es el dueño del Manchester City desde 2008. (Foto: Google Images)

La dinastía Berlusconi al frente del mítico AC Milan parece acercarse a su fin. Envuelta en deudas añejas y constantes rumores sobre una posible venta, la institución rossonera —una de las más ganadoras de la Serie A y de la Champions League— tiene un nuevo accionista: el empresario tailandés, Bee Taechaubol.

A falta de detalles para cerrar la operación, «Mr. Bee» compraría el 49% del paquete accionario del club por US$ 550 millones, mientras que il Cavaliere mantendría el 51% restante y su sillón de presidente, al menos por ahora, según medios italianos.

De 42 años, nacido en Bangkok, Bee ha amasado una fortuna de US$ 1.200 millones. Empezó como lavaplatos en uno de los restaurantes de su familia en Australia y llegó a convertirse en un poderoso inversor inmobiliario y director ejecutivo de la firma de private equity Hita Prime Compasen Limite. Además, es ingeniero civil y tiene un título en MBA.

El archirrival del Milan, Inter, ha seguido un proceso parecido, y hoy es propiedad del indonesio Erick Thohir. Ingeniero en telecomunicaciones, Thohir (41) es el principal empresario de los medios en su país, gracias a su fortuna de unos US$ 25.000 millones.

En noviembre de 2013, Thohir —que ya tenía participación en el DC United, del soccer de EE.UU., y en los Philadelphia 76ers de la NBA, y poseía clubes de fútbol y básquet en su país— se convirtió en el presidente y accionista mayoritario del Inter, al comprar el 70% de las acciones a cambio de US$ 270 millones. Tras la operación, el histórico mandamás interista, Massimo Moratti, quedó como presidente honorario del club.

En su gestión, Thohir ha tirado de la chequera para incorporar jugadores que levanten el pálido presente deportivo del equipo. Los últimos apellidos en sumarse fueron Lukas Podolski, Xherdan Shaqiri y Gary Medel. Inter, octavo en el calcio, pelea por meterse en las copas del año próximo. Mientras, el Milan languidece en el puesto 11, a 36 puntos del ya campeón Juventus, en una campaña en la que no se juega nada.

Los clubes milaneses son los últimos en dar poder a millonarios asiáticos con la esperanza de ganar mercados como China o India, y de volver a ganar en la cancha. Ese camino lo han recorrido con relativo éxito otros clubes europeos.

El PSG, actual bicampeón de Francia, tiene al qatarí Nasser Al-Khelaïfi (41) como su presidente desde 2011, luego de quedarse con el 70% de las acciones del club.

Extenista profesional y exitoso empresario —es presidente del canal Al Jazeera Sports, dueño de la cadena Harrods y accionista en Wolkswagen y Disney, entre otros negocios— Al-Khelaïfi ha facilitado US$ 382 millones para reforzar la plantilla del PSG. Su fichaje más caro ha sido el del ariete Edinson Cavani (US$ 64,5 millones).

El Machester City, destronado de su título de campeón de la Premier League por el Chelsea hace una semana, está dirigido por Mansour Bin Zayed, miembro de la familia real de Abu Dhabi, el más rico de los Emiratos Árabes.

El sheikh se hizo cargo del City en 2008 a cambio de unos US$ 300 millones. El dinero no es problema para Bin Zayed, uno de los hombres más acaudalados del país, con un patrimonio de US$ 16.000 millones. Es dueño del grupo inversor Abu Dhabi United Group for Development and Investment, integra el Consejo Supremo del Petróleo y tiene participación en Virgin Galactic, entre otras firmas.

De su mano y del pie de Sergio Agüero, el City gritó campeón en 2012 luego de 44 años, título que repitió en 2014. Solo una muestra del poder de la billetera y los petrodólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)