MARKETING DEPORTIVO

Nike enciende la polémica con su hijab

La marca lanzará un velo para atletas musulmanas; el anuncio ha cosechado elogios y críticas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Zahri Lari. La patinadora saudí es una de las colaboradoras en la creación y promoción del nuevo producto de Nike.

«Just do it» («Solo hazlo») reza el icónico y globalmente famoso eslogan de Nike. Y la propia compañía cumplió con la premisa: «lo hizo», dio un paso —no sin polémica— para captar a consumidores musulmanes. La compañía de indumentaria deportiva anunció hace algunos días el lanzamiento de un hijab (velo usado por las mujeres para cubrir su cuerpo) dirigido a atletas de esa religión.

El Nike Pro Hijab fue desarrollado durante un año en colaboración con deportistas musulmanas como la patinadora Zahra Lari y la levantadora de pesas Amna Al Haddad, ambas de Emiratos Árabes Unidos y elegidas portavoces del nuevo producto.

«He probado diferentes hijabs de desempeño y muy pocos me funcionaron. Pero una vez que me puse (el de Nike) y di un giro en el hielo me deslumbró por su ajuste y peso», dijo Lari en un comunicado.

La pieza está confeccionada en una malla de poliéster, un material liviano y elástico, e incluye unos pequeños orificios que —según promete Nike— permiten absorber eficazmente la transpiración. El hijab deportivo saldrá al mercado en marzo de 2018 en tres sobrios colores (negro, gris y obsidiana) a un costo de US$ 35.

El anuncio no pasó desapercibido para buena parte la opinión pública internacional, dividida entre quienes defienden la idea de que las atletas tengan un velo que les permita competir con comodidad y quienes lo rechazan, argumentando que el hijab es un símbolo de opresión hacia la mujer.

Inevitablemente, la discusión se trasladó a las redes sociales donde no faltaron quienes llamaron a «boicotear» a Nike.

Al cruce de la polémica salió Al Haddad declarando su apoyo a las «mujeres musulmanas con o sin velo; su forma de vestir es su elección». «Hay un fenómeno reciente en el que las mujeres han expresado que lo necesitan y muchas profesionales han luchado por su derecho a competir con un pañuelo en la cabeza en condiciones de igualdad. Esto ha salido en las noticias y no puede ser ignorado», enfatizó en las redes sociales .

Éste no es el primer intento de Nike de incursionar en el mercado musulmán. El hijab deportivo llega algunas semanas después de que la empresa estrenara una campaña que celebra a reconocidas atletas de esa creencia.

«What will say about you?» («¿Qué dirán de ti?»), interroga la marca en la pieza. «Es una pregunta retórica con la que muchas mujeres y niñas en Medio Oriente están muy familiarizadas», afirma CNN en un artículo al respecto. «Las mujeres jóvenes que buscan sus sueños independientemente de los rígidos roles de género tradicionales en la región a menudo se encuentran bajo el escrutinio de sus comunidades», aduce sobre el mensaje del vídeo, que se volvió viral, superando los 2 millones de visitas en Youtube.

Hizo historia.

Mientras tanto, las federaciones deportivas no tienen una posición unánime respecto al uso del velo.

La FIFA levantó su veto al hijab en el fútbol femenino en 2014, mientras que las asociaciones referentes en natación y básquetbol todavía lo prohiben.

Ya en 2012, durante los Juegos Olímpicos de Londres, el hijab generó una recordada controversia más allá de las pistas. La Federación Internacional de Judo (FIJ) se oponía a la participación de la saudí Wojdan Shaherkani, quien exigía que se le permitiera competir llevando el velo. Finalmente y tras la presión internacional, la FIJ cedió en su postura y habilitó a la judoca. Y aunque Shaherkani no se subió al podio sí hizo historia convirtiéndose en la primera atleta de su país en competir en los Juegos Olímpicos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)