EMPRESAS

Nestlé apunta a un negocio «caliente»

Compró el 68% de las acciones de la cadena estadounidense de alta gama Blue Bottle Coffee.

Expansión. Blue Bottle Coffe espera tener 55 locales para finales de este año. (Foto: Reuters)
Expansión. Blue Bottle Coffe espera tener 55 locales para finales de este año. (Foto: Reuters)

En 2002, James Freeman dejó de ser un clarinetista profesional y empezó a perseguir su otra pasión, el tostado de café. Comenzó en un cobertizo de 183 pies cuadrados en Oakland, California, y nombró a su naciente negocio Blue Bottle Coffee. Quince años después, su negocio se convirtió en uno de los proveedores más conocidos de café artesanal que, en palabras de Freeman, no tiene sabor a «shampoo de pulgas». Y ahora tiene un enorme nuevo dueño: Nestlé, el gigante suizo de alimentos.

Blue Bottle anunció el jueves 14 que había vendido una participación mayoritaria a Nestlé, lo que configura uno de los signos más firmes de cómo ganó terreno el movimiento Third Wave (que busca la más alta calidad de café mediante la compra basada en el origen del grano y en métodos artesanales de producción). A esta nueva ola ya se la puede considerar un «negocio caliente».

El mercado estadounidense de bebidas de café tiene ventas al por menor de US$ 2.900 millones, según la consultora Euromonitor International, que prevé alcanzar US$ 4.400 millones en 2021.

Este nicho en concreto aún representa menos del 10% de la industria global del café. Pero está creciendo rápidamente y, quizás más importante, maneja precios más altos y mayores márgenes de beneficio.

Eso atrajo el interés de los grandes negocios. Starbucks ha introducido su marca exclusiva de tiendas de café Reserve que con sus granos exóticos de todo el mundo busca desbancar a los competidores principiantes en el negocio. A su vez, JAB Holdings, un conglomerado europeo de propiedad familiar, ha estado ocupado reuniendo un imperio del café que ahora incluye a las marcas de alta gama Jacob Douwe Egberts y Peet a Stumptown Coffee Roasters.

Para Blue Bottle, el acuerdo no solo trae un gran nuevo respaldo, con productos que incluyen las barras de chocolate Kit Kat y las pizzas congeladas Stouffer’s, también la ayudará a reforzar sus planes de expansión, que incluyen la apertura de nuevos mercados en Norteamérica y Asia. Conocido por sus exóticos cafés de alta calidad, Blue Bottle tiene locales de estilo minimalista en la Bahía de San Francisco, Los Ángeles, Nueva York y Tokio. Espera tener 55 puntos de venta para finales de 2017, frente a las 29 del año pasado.

«Su compromiso con nosotros fue: ‘Nos encanta lo que hacen, queremos ayudarlos a crecer’», dijo Freeman. «Una de las compañías alimentarias más grandes del mundo ha votado a favor de un café muy delicioso», agregó.

Nestlé —la compañía detrás de Nescafé y Nespresso— adquirió el 68% de Blue Bottle. La dirección y los empleados de la empresa cafetera serán dueños del resto, según se especificó en los términos del acuerdo. Ninguna de las partes reveló los términos financieros, pero una fuente familiarizada con el tema dijo a la agencia Reuters que el precio rondó los US$ 425 millones.

Blue Bottle ya había recaudado casi US$ 121 millones en fondos de inversores de alto perfil incluyendo el cofundador de Twitter Ev Williams y GV (Google Ventures), según datos de Crunchbase. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)