Consumo

La muñeca que enseña a emprender

Mattel busca revertir la baja enventas con el encanto aspiracional de ser dueño de un negocio, en tiempos en que los menores de 30 años con negocios en EE.UU. están en niveles mínimos

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La historia de Grace enseña lo necesario para operar una pastelería. Foto. Gentileza Mattel.

La estrella de American Girl de este año, Grace Thomas, es dueña de una pastelería. La niña de 9 años, apasionada por este oficio, se asemeja en muchos aspectos al típico emprendedor. La particularidad es que Grace es una muñeca.

American Girl, una división de Mattel Inc., busca cautivar a las niñas y revertir la baja de sus ventas acudiendo al atractivo de ser dueño de un negocio. «Las historias sobre niñas que empiezan su propio negocio siempre han sido muy bien recibidas por las lectoras de nuestra revista», dice Julia Prohaska, directora senior de marketing de marca global de American Girl. «Combinar la idea del gran interés de las niñas en la pastelería y la cocina con el espíritu empresarial era algo natural», agregó.

La estrategia de la compañía se produce en momentos en que la participación de las personas menores de 30 años que tienen negocios en EE.UU. ha tocado un mínimo de 24 años. Cerca de 3,6% de los hogares encabezados por adultos menores de 30 poseían participaciones en empresas privadas en 2013, según los datos más recientes de la Reserva Federal.

De hecho, a algunos economistas y educadores les preocupan la baja tolerancia al riesgo de la actual generación de jóvenes y la falta de confianza para emprender su propio negocio.

Grace, que cuesta US$ 120 en EE.UU., sigue los pasos de Goldie, una niña inventora e ingeniera a la que le encanta armar cosas. Goldie es el personaje principal de GoldieBlox Inc., una startup de 3 años que vende sets de construcción que empiezan en US$ 19,99.

En junio, Mattel lanzó la Barbie empresarial, con su smartphone, tableta y maletín, a US$ 12,99.

La directora del Instituto Jacobson de Emprendimiento Joven de la Universidad de Iowa, Dawn Bowlus, quien desarrolla planes de estudio para maestros de emprendimiento de primaria y secundaria, fue consultada para concebir la narrativa de Grace, que se cuenta en tres libros. La historia de la muñeca, que abre su negocio con dos amigas, ilustra lo que se necesita para operar una pastelería, cómo registrar la empresa y obtener una licencia. Si bien evitan usar jerga como «ventaja competitiva», los libros explican que lanzar un negocio puede ser «complicado y abrumador» y que es menos costoso «comprar muchos insumos a la vez, para así pagar precios al mayor».

Grace no es el tipo de compra que haría un emprendedor con presupuesto ajustado. Sin incluir la muñeca, el local —una pastelería miniatura con ingredientes de juguete— cuesta US$ 500.

La venta en bruto de muñecas y productos conexos de American Girl cayó en el cuarto trimestre 4% interanual a US$ 318,3 millones. El director financiero de Mattel, Kevin Farr, dijo ante inversionistas que la nueva muñeca «ha tenido un buen comienzo en 2015».

Mujeres abren unas 200.000 empresas al mes en EE.UU.

En EE.UU., las mujeres han abierto cerca de 200.000 empresas al mes en los últimos cinco años, según estimaciones de la Fundación Ewing Marion Kauffman, una entidad sin fines de lucro de Kansas City, estado de Missouri. Los hombres, en cambio, han fundado aproximadamente 325.000 negocios por mes durante el mismo período. Al igual que gran parte de los hombres, la mayoría de las mujeres emprendedoras comienzan a trabajar por cuenta propia, indica la organización.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)