Innovación

Un mundo en construcción

Los líderes están descubriendo el secreto para darle nueva forma al futuro: generar algo original y que aporte valor demanda la capacidad de enfocarse en la gente y anticiparse a sus necesidades

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Innovación, WOBI

Innovación es un concepto amplio y complejo. Cinco expertos desde muy diferentes perspectivas analizan las facetas del tema y dejan claro que las organizaciones tienen la obligación de involucrarse por completo si pretenden ser innovadoras. También dicen que el camino correcto para generar algo original y que aporte nuevo valor es la capacidad de enfocarse en la gente y sus necesidades.

¿Dónde ve nuevas prácticas innovadoras?

Robinson: Una de las grandes áreas de innovación en este momento es el proceso de personalización. Cuando compré mi primer auto, lo único que debía responder era cuál quería. Dos años atrás, la información para comprar uno nuevo fue como completar una declaración de impuestos. Tuve que elegir el tapizado, el color, el sistema de sonido, las ruedas, las molduras. Me tomó toda la tarde. Esto está comenzando a ocurrir también en la medicina y en la educación.

Gladwell: Seguí con fascinación la controversia del switch de ignición de General Motors, a cuya falla se le atribuyen numerosas muertes. La crisis enseña sobre la manera en que debemos diseñar los autos. La interacción entre conductor y auto es ahora mucho más compleja, y es interesante repensar el diseño de autos empezando desde el conductor, en lugar de partir desde el auto. Otro caso es el del calzado para correr. El boom del running lleva 30 o 40 años, pero recién ahora la gente está reformulando el calzado y las opciones se incrementaron enormemente.

Oiz: Destacaría la industria del retail, con especial hincapié en el sector moda. De la mano de la movilidad se han hecho grandes avances con la creación de nuevos canales de venta. El caso más claro es el de Privalia, el outlet online de moda, que ya tiene ventas del 70% en el canal móvil. Y está buscando nuevos modelos, ya que el "mobile" les está quedando pequeño.

McGrath: Cuando pienso en prácticas asociadas a la innovación no me refiero a un grupo de científicos trabajando en un laboratorio. Para los managers de una compañía, la clave es entender lo que están haciendo sus clientes y los problemas que enfrentan. Una gran cuestión es si se ha incorporado la innovación como una capacidad de la organización, lo que significa que está en la estructura de gobierno de la compañía, que existe una estructura de financiación, que hay indicadores y comunicación.

¿Cuáles son las compañías actuales más innovadoras?

Porcini: Hay varias actuando de forma muy innovadora, por ejemplo, alrededor de las aplicaciones para dispositivos inteligentes. También Uber está creando un servicio para la sociedad, al cambiar la manera en que la gente interactúa con el transporte en las grandes ciudades. Ahora brinda un nuevo servicio, en Manhattan, para entregar cosas en forma rápida y eficiente. Otra compañía que está cambiando la manera en que la gente interactúa con los productos es Google. Los lentes de realidad aumentada Google Glass constituyen un esfuerzo de 360° para entender cómo el mundo de Internet puede contribuir a que los productos sean más inteligentes. Finalmente, pienso en Philips y en todo lo que hace en iluminación inteligente. En 2013 lanzó una lamparita inteligente que se puede controlar desde un smartphone.

Gladwell: Estoy muy impresionado por lo que está sucediendo en el nivel institucional en la educación. He trabajado con muchas personas de las charter schools, que reciben fondos públicos pero funcionan en forma independiente. Hay algo profundamente innovador en lo que hacen, de tratar de llegar con un modelo replicable para jóvenes de ingresos medios y bajos.

McGrath: En lo primero que pienso es en el advenimiento de los clientes conectados. Unos jóvenes inventaron un sitio web sin fines de lucro, PatientsLikeMe, que es una red de investigación integrada por pacientes y enfocada en compartir información entre gente que padece enfermedades raras. También hay que mencionar a SAS Institute, uno de los principales productores de software para business intelligence, que procesa información en tiempo real tan rápido que puede responder preguntas que hubieran demandado días o semanas en el pasado.

¿Qué conceptos de avanzada le están dando forma al futuro?

Porcini: Lo primero es que estaremos rodeados de objetos cada vez más inteligentes e interconectados. Los envases se comunicarán con el refrigerador para avisarle que están casi vacíos. Se comunicarán también con la tienda, y la gente recibirá una nueva botella en su casa. Esto ya está llegando. Lo segundo será la próxima revolución industrial, que permitirá fabricar en el hogar. Cada uno será un potencial diseñador, innovador y entrepreneur. En muchas categorías, la gente ya no comprará el producto que necesita sino el archivo para imprimirlo en casa.

Gladwell: Veo el resultado de la revolución digital. A las nuevas plataformas tecnológicas históricamente les demanda entre 40 y 80 años penetrar la economía. Apenas estamos en la infancia de la revolución digital; me resulta apasionante pensar en lo que serán las próximas dos décadas.

Robinson: Una de las tendencias que están reformulando el futuro es el crecimiento de la población. Somos más de 7.000 millones en el planeta ahora y nos encaminamos a ser 9.000 millones para mediados de siglo. Otra es el desarrollo de la inteligencia artificial. Es casi imposible anticipar sus consecuencias. Por ejemplo, el sistema Watson, desarrollado por IBM, que derrotó a sus dos oponentes humanos en el certamen televisivo Jeopardy!, lo hizo consultando 200 millones de páginas de contenido, estructurado y no estructurado.

Oiz: En el sector tecnológico están pasando cosas curiosas. Creo que se van a reinventar las redes sociales; algo va a pasar con el tema, en particular con el tan "cuestionado" Facebook. Y la otra cosa que considero que no hemos acabado de adoptar es cómo afrontar la crisis con modelos creativos. La innovación aplicada es un concepto que, en el mundo de los negocios, valga la redundancia, no se aplica mucho.

¿Cuál es el mayor desafío que plantea la innovación al mundo de los negocios?

Porcini: Ya no basta con innovar en una sola dimensión. Para las compañías es necesario impulsar cuatro o cinco ventajas diferentes en paralelo: tener nuevas tecnologías, nuevos servicios, nuevas maneras de construir marcas y de salir al mercado. Hay que lograr un mix de formas innovadoras de hacer las cosas, un abordaje holístico de experiencias significativas para los consumidores.

Gladwell: La innovación trabaja mejor en un clima amigable para la toma de riesgos y aún vamos en dirección opuesta. Basta observar la respuesta a la crisis financiera. La pregunta es: ¿puedo construir ambientes en los que las empresas se vean alentadas proactivamente a intentar soluciones para estos problemas y a entenderlos mejor, en vez de limitarse a cubrirse de las amenazas?

Robinson: Solía haber una esperanza optimista de que la innovación era algo relacionado con la operación de la empresa, y se le delegaba una división especial: un área de I&D. Pero tener nuevas ideas e impulsarlas requiere un conjunto de habilidades embebidas en la organización. Es un problema práctico. Hay que hacer que la gente tenga acceso a herramientas, técnicas y oportunidades para la innovación, y pueda ponerla en práctica.

Oiz: Una de las trabas para la innovación es su monetización. En algunos países nos hemos acostumbrado a depender de las subvenciones para poner en marcha proyectos. Eso se ha acabado y es hora de que lo superemos. Las ideas son gratuitas y la aplicación no tiene por qué ser tan cara.

Cinco expertos con credenciales en innovación

Malcom Gladwell. Periodista y ensayista, es autor de libros trascendentes como The Tipping Point y Blink, y de artículos memorables para la revista New Yorker, recopilados en el libro What the Dog Saw.

Rita Gunther. Es profesora en la Escuela de Negocios de Columbia y autora de The End of Competitive Advantage. Figuró en 2013 entre los 10 mayores pensadores de management en Thinkers50.

Peio Oiz. Dirige Dylvian, empresa especializada en soluciones de movilidad, asesoría en proyectos y desarrollo de aplicaciones. Puso en marcha el Centro de Innovación Microsoft en Tecnologías para el Turismo.

Mauro Porcini. Director de diseño de PepsiCo, es el encargado de impulsar la innovación desde el interior. Su foco está en aumentar la cercanía entre consumidor y producto. Antes, tuvo una función similar en 3M.

Ken Robinson. Autoridad mundial en creatividad, innovación y recursos humanos aplicada en los negocios. En 2011 su nombre fue incluido entre los Thinkers50, los pensadores de negocios más prestigiosos. (WOBI)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)