negocios

Miami atrae a más bolsillos extranjeros

Inversores brasileños huyen de la crisis apuntando al mercado de inmuebles en el sur de la Florida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Expansión. La ciudad acogerá la construcción de 126 edificios residenciales. (Foto: Google Images)

Con los problemas económicos en su país, la clase más alta de los brasileños ha hecho brotar dinero en lo que creen que es el lugar más seguro para invertir: los bienes raíces en el sur de la Florida. Al igual que ellos, argentinos, colombianos, mexicanos, venezolanos, franceses y turcos hacen el mismo movimiento; se trata de casi cualquier persona con dinero para pagar una casa, un vuelo directo a Miami y una economía inestable de la que huir.

Ese dinero provocó la última transformación en la evolución constante de Miami, que de un camino del siglo XIX se volvió un centro para turistas y jubilados, un refugio para cubanos exiliados y, ahora, un polo para inversores globales. Ninguna ciudad estadounidense recibió más dinero de inversión extranjera en la última década y casi ningún desarrollador espera que esta demanda decaiga.

Sin embargo, los residentes de Miami difícilmente se benefician de este movimiento: no solo dejan de lucrar con el desarrollo de la ciudad, como sus propios salarios mostraron al reducirse el año pasado, sino que el desempleo local es superior a la media nacional. Además, Miami tiene la mayor proporción de inquilinos en el país que dedican más del 30% de su salario a la vivienda, un nivel considerado caro por el gobierno.

«No vemos que los beneficios de estas inversiones se reinviertan en la economía local», dijo Ned Murray, director asociado del Centro Metropolitano de la Universidad Internacional de la Florida. «Esto afecta a las empresas locales y estamos perdiendo la oportunidad de crear viviendas para nuestros trabajadores, que están teniendo que mudarse».

Las bellezas de la ciudad y su fácil acceso valorizan el mercado de bienes raíces en Miami cada vez más, incluso en un momento en que otras inversiones están cayendo. «La inseguridad en todo el mundo le recuerda a las personas cómo es de importante tener activos en EE.UU.», dijo Alicia Cervera Lamadrid, desarrolladora que está liderando los esfuerzos de ventas de condominios de lujo.

En total, se ha previsto la construcción de 126 edificios residenciales en el sur de la Florida. Un signo de la escala de la riqueza que proviene del exterior es que la mayoría de las compras se financian con dinero en efectivo. El año pasado, los extranjeros gastaron US$ 6.100 millones en bienes raíces en Miami, un 36% del total de las inversiones en esta área, según la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Miami. A nivel nacional, los extranjeros representan solo el 8% de las ventas.

El centro de Miami está «empezando a cambiar, pero la pregunta es, ¿en beneficio de quién?», dijo Arden Shank, director ejecutivo de los Servicios de Vivienda del Distrito Sur de la Florida. «No ayuda a la gente que vive allí desde hace mucho tiempo», cuestionó.

La tasa de desempleo de las áreas metropolitanas es de 5,5%, superior a la media nacional de 5%. Mientras que el salario promedio por hora cayó un 0,4% el año pasado, el salario promedio nacional subió más de 2%. Además, la Oficina del Censo mostró que el 66% de los inquilinos de Miami sufren de altos cargos, en comparación con el 52% a nivel nacional. (O Globo / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)