NEGOCIOS

Loog Guitars vuelve a sonar en Kickstarter

La startup de guitarras infantiles lanza una nueva campaña en la plataforma de financiamiento colectivo para impulsar su nuevo producto dirigido a niños de tres años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Guitarra. A diferencia de los modelos anteriores, la nueva partida de guitarras (Mini y Pro) vendrán ya armadas. (Gentileza Loog Guitars)

Para Loog Guitars no hay dos sin tres. La compañía estrenará este próximo lunes una tercera campaña en la plataforma de financiamiento colectivo Kickstarter para vender la Loog Mini, una versión de su guitarra infantil dirigida a niños de tres años en adelante.

La idea no deriva de un estudio de mercado, sino de la experiencia recogida en los seis años que lleva el proyecto. «Había gente que nos preguntaba para qué edad son las Loogs y cuando les decíamos que eran para niños de 6 o 7 años en adelante, ahí nos dimos cuenta de que muchos padres querían iniciar a sus hijos en la música mucho antes», afirmó Rafael Atijas, CEO de Loog Guitars.

Las guitarras se venden en tiendas de instrumentos musicales y en jugueterías. A estas últimas suelen ir «niños más chicos que la edad típica para la que está pensada la Loog» (Pro), razón que también animó a la empresa a desarrollar la nueva línea. «Entendimos que había todo un sector que quería Loogs y no se las estábamos dando», razonó Atijas.

La campaña en Kickstarter servirá para hacer la preventa del nuevo producto así como también de su guitarra clásica. Atijas prevé una tanda inicial de 2.500 Loog Mini y otras 1.500 del modelo Pro.

El empresario destacó que la movida en la plataforma será también una oportunidad para comprar las guitarras a un precio mucho más bajo. Actualmente están entre US$ 229 (Acoustic Loog) y US$ 359 (Electric Loog Lucite), según el sitio web de Loog. Para la campaña de Kickstarter se fijaron a US$ 79, pero quienes hagan la compra en las primeras 48 horas posteriores al lanzamiento recibirán un precio promocional de US$ 59.

Loog Guitars registra dos antecedentes exitosos en Kickstarter. El primero fue en 2011, al presentar la guitarra; entonces recaudó más de US$ 65.000 superando la meta de US$ 15.000. El segundo (2013) ocurrió para el lanzamiento de una segunda partida; recolectó US$ 70.000, cuando el objetivo original era conseguir US$ 50.000.

Por otra parte, la empresa decidió que sus nuevas guitarras ya no se armen, sino que vengan ensambladas. El cambio se debe a que algunos usuarios encontraban «frustrante» el proceso de encastrar las piezas y porque además el producto viene acompañado de una app y contenido extra que enriquecen la experiencia del cliente con el instrumento, justificó Atijas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)