NEGOCIOS

No usar laptops en los vuelos sale caro

IATA advirtió que la medida de extender la prohibición de esos dispositivos costaría US$ 1.400:

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Normativa. Resolución impide usar electrónicos más grandes que el celular.

El Gremio de aerolíneas pidió a gobiernos de EE.UU. y Reino Unido que no apliquen a otros continentes la medida impuesta a vuelos desde Medio Oriente y África. «Nadie nos consultó y hubo poco tiempo para implementarlo». Así opinó el CEO de IATA, Alexandre de Juniac, sobre la resolución que prohibe en la cabina aparatos electrónicos más grandes que un celular en vuelos procedentes de Turquía, países del Medio Oriente y de África del norte y del este. La medida, implementada con el fin de evitar posibles atentados explosivos, se ha convertido en una amenaza para la industria aérea en este momento.

«La situación tomó a todos por sorpresa», remarcó el representante del organismo que reúne a 275 aerolíneas de 120 países, que equivalen al 85% del tráfico aéreo mundial. La prohibición, que entre otras cosas impide a miles de ejecutivos trabajar en sus computadores portátiles o laptops mientras viajan, afecta a medio centenar de vuelos diarios de varias compañías aéreas, con un costo que alcanza actualmente a US$ 180 millones en pérdidas de productividad.

Sin embargo, De Juniac advirtió que los costos podrían dispararse hasta US$ 1.400 millones si la prohibición se extiende a vuelos a EE.UU provenientes de Europa, como ha planteado la administración de Donald Trump. El lobby desplegado por IATA ante los dos gobiernos ha impedido materializar la extensión de la prohibición, que afectaría a aerolíneas de todo el mundo.

«Debemos encontrar alternativas a la prohibición. En el corto plazo, eso incluye un chequeo más intenso en los aeropuertos, y en el mediano plazo una tecnología de detección de explosivos más avanzada y rápida», dijo De Juniac.

La entidad criticó que ni Washington ni Londres tomaron contacto con los aeropuertos que, según los análisis de ambos países, representan un peligro. También alertó sobre los riesgos que conlleva la decisión de llevar esos aparatos, que usan baterías de litio inflamables, en el compartimiento de carga. «Allá abajo nadie es capaz de notar si alguna batería comienza a incendiarse, como sí ocurre en la cabina», ejemplificó el vicepresidente de Seguridad y Operaciones Aéreas de IATA, Gilberto Pérez.

«Tenemos que trabajar la seguridad en forma correcta. Hay una clara tarea de asegurarse de que las medidas adoptadas sean lógicas, efectivas y eficientes, y eso no ocurre con esta prohibición», dijo De Juniac. (Fuente: El Mercurio / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)