MARKETING DEPORTIVO

Un jugoso negocio virtual

Las inversiones de los deportistas son tan amplias que llegan hasta el ámbito virtual.

Piqué. Con Konami y Desports creará una competencia global de deporte electrónicos.
Piqué. Con Konami y Desports creará una competencia global de deporte electrónicos.

claudio destéfano

[email protected]

Al menos eso demuestran el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso y los futbolistas James Rodríguez, David Villa y Gerard Piqué, quienes decidieron entrar al mercado de los deportes electrónicos, una industria con crecimiento estimado del 41,3% en 2017, y una facturación de US$ 696 millones, según Newzoo. La consultora predice que los eSports tendrán una audiencia de 215 millones de personas y facturarán US$ 1.100 millones en 2019. El atractivo es que apunta a los millennials, pues un 75% de los jugadores tiene entre 18 y 34 años.

El piloto asturiano Alonso creará una escuadra propia de deportes electrónicos llamada FA Racing G2, gracias a su alianza con Gamers2, uno de los clubes pioneros en España en este campo.

David Villa, jugador del New York City, lanzó DV7 e-Soccer, su equipo para participar en la VFO, competición de FIFA 18 once contra once. La Virtual Football Asociation (VFO) es una competición de FIFA 18 que cuenta con la presencia de varios equipos españoles y del América de México. Francia y Alemania anunciaron que tendrán sus propias ligas, y en Argentina Atlas eSports lanzó la semana pasada el primer semillero de gamers.

Por su parte, el colombiano James Rodríguez es el nuevo embajador del equipo de deportes electrónicos francés Team Ares, siglas de Alpha Republic of Esports. Entre los juegos en los que tienen presencia, figuran Hearthstone, Rainbow Six, FIFA, Counter-Strike, Global Offensive, DOTA 2, Arena of Valor y Dragon Ball Fighterz. Ares también tiene como embajadores a futbolistas como Yannick Carrasco, Sofiane Feghouli, Riyad Mahrez, Demba Ba o Moussa Sissoko.

Sin embargo, el que se lleva la medalla de oro es Gerard Piqué. El defensor del FC Barcelona, a través de su empresa eFootball.Pro, selló un acuerdo con el desarrollador japonés Konami y la empresa china Desports impulsada por el presidente del Granada CF, Jiang Lizhang, para crear una competencia internacional de deportes electrónicos. El futbolista quiere controlar toda la cadena de valor, desde los equipos hasta la organización de torneos y su retransmisión. Piqué es dueño de la desarrolladora de videojuegos Kerad Games. Con Golden Manager, que ya logró ocho millones de usuarios a través de un modelo freemium, por el que muchos jugadores participan de forma gratuita y otros pagan para mejorar sus condiciones a la hora de competir. Nada mal para un defensor que, como se dice en la jerga, tira el centro y va a cabecear.

* Periodista especializado en empresas y marketing deportivo

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)