Negocios

Hackers ganaron millones robando comunicados de prensa

Información de Clorox, Hewlett-Packard y otras les generaron US$ 100 millones en ganancias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Piratas. Enviaban datos a corredores antes de ser publicados. (Foto: Shutterstock)

Las autoridades federales de EE.UU. anunciaron el martes 11 el descubrimiento de una estratagema para piratear tres servicios informativos y robar comunicados de prensa corporativos, que estuvo funcionando por años y que requirió gran cantidad de esfuerzo y paciencia. Por un tiempo, pareció dar resultado.

La información que los piratas informáticos obtuvieron de Clorox, Hewlett-Packard y otras empresas fue tan oportuna que generó hasta US$ 100 millones en ganancias ilícitas para ellos y los corredores, según reguladores de valores.

Funcionarios judiciales señalaron que las compañías informativas Business Wire, PR Newswire y Marketwired a veces detectaban a los intrusos en el extranjero y los expulsaban, pero éstos regresaban una y otra vez.

De acuerdo con documentos del tribunal, así fue como hicieron con una compañía hace casi dos años.

El 22 de octubre de 2013, a las 9:04 am, hora del este, representantes de Panera Bread, la cadena de restaurantes casuales de comida rápida, subieron un comunicado de prensa sobre las ganancias de la compañía en el último trimestre en el servicio de Marketwired.

En el comunicado, Panera Bread anunciaba que iba a revisar a la baja sus previsiones de ganancias para el cuarto trimestre de 2014. Había tenido ganancias que estaban en línea con lo que esperaban los analistas de Wall Street, pero sus restaurantes estaban recibiendo menos clientes y los costos de mano de obra e insumos iban en aumento. No era un panorama precisamente rosa el que la compañía iba a pintar cuando su comunicado se hiciera público ese día, una vez cerradas las operaciones del mercado de acciones a las 4 pm.

Semanas antes, Arkadiy Dubovoy, propietario de APD Developers, empresa con sede en Alpharetta, Georgia, había empezado a prepararse.

APD diseñaba y construía comunidades residenciales y condominios, pero Dubovoy también controlaba cuentas de corretaje en Charles Schwab, E-Trade, Fidelity, Merrill Lynch y TD Ameritrade.

El 8 de octubre, Dubovoy recibió un mensaje de correo electrónico en blanco de un pariente que repartía su tiempo entre Georgia y Ucrania. El mensaje llevaba adjunta una lista de deseos: la imagen de una hoja de cálculo que contenía información sobre 18 compañías cotizadas en bolsa y el calendario de la publicación de sus ganancias. Panera estaba en esa lista.

Durante años, Dubovoy y sus colegas y parientes, entre ellos su hijo Igor Dubovoy, habían elaborado listas de deseos con gente en Ucrania que sabía cómo tener acceso a los servidores de empresas como Marketwired. Ivan Turchynov era uno de ellos. A veces se hacía llamar Vladimir Gopienko o DSU.

Los piratas informáticos tuvieron acceso por años a Marketwired usando una serie de inyecciones en SQL —lenguaje estructurado de consulta— , que son instrucciones escritas en un lenguaje de programación usado para consultar y manejar información en bases de datos. Durante dos meses en 2012, Turchynov usó inyecciones de SQL en Marketwired al menos en 390 ocasiones.

Una vez adentro del sistema, los piratas informáticos como Turchynov buscaban los comunicados de prensa y se los hacían llegar a los corredores antes de que se hicieran públicos. El día del anuncio de las ganancias de Panera, eso fue lo que ocurrió con Dubovoy.

A las 2:00 pm, Dubovoy empezó a acortar las acciones de la compañía. Es decir, vendió acciones prestadas con la esperanzas de volver a comprarlas después a menor precio. Poco más de una hora después, Leonid Momotok, que vive también en Georgia, empezó a negociar las acciones de Panera. Poco después de eso, Vitaly Korchevsky, ex gerente de fondos de cobertura en Pensilvania, también empezó a acortar las acciones. Los tres hombres pusieron en juego más de 100,000 acciones de Panera de 2 a 4 pm.

A las 4:05 pm, el comunicado de prensa sobre las ganancias de Panera llegó a las agencias. El precio de las acciones se vino abajo.

Esa tarde, Dubovoy, Momotok y Korchevsky ganaron poco menos de US$ 1 millón. (The New York Times)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)