Tecnología

Del guardia a la vigilancia integrada

Securitas apuesta a la tecnología en su servicio a empresas, con mayor eficiencia y transparencia. La empresa propone combinar vigilancia presencial, mobile y remota.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Villaseca. La gestión de seguridad da más peso al análisis de riesgos, afirmó. (Foto: Gentileza Securitas)

De la vigilancia presencial a soluciones de seguridad integradas y más transparentes. Ese es el camino que se trazó Securitas en 2011 y en el que su filial uruguaya está haciendo punta, con experiencias exitosas que ahora son replicadas en otros países.

La compañía está impulsando globalmente una transición hacia la combinación de los tres servicios de vigilancia (presencial, mobile y remota) en una única solución de seguridad. Esto es particularmente importante de cara al cliente corporativo.

"El perfil del director de seguridad en los clientes ha cambiado en los últimos ocho años. Estaba muy orientado a la vigilancia tradicional, a tener un vigilante en la puerta. Hoy es más de gestión, de análisis de riesgos, con un seguimiento muy estricto del presupuesto", dijo el vicepresidente senior de Technical Solutions, Antonio Villaseca, en su visita al país.

En la última reunión de directores de tecnología de la división iberoamericana del grupo en Boston, Uruguay tuvo un papel destacado. Allí se presentaron 156 soluciones de seguridad y la presentada por Securitas Uruguay obtuvo el séptimo puesto, dijo su gerente general, Óscar Sagasti.

La solución combinaba guardia física con circuito cerrado de televisión. "El cliente había solicitado cinco personas para custodiar un depósito. En vez de cinco, pusimos tres y con la plata de las otras dos invertimos en un cerco perimetral y cámaras térmicas y de determinada características. Pusimos un guardia en monitoreo, otro en rondín y otro en el punto más riesgoso del depósito", ilustró Sagasti. Y esta propuesta resultó más conveniente. "El cliente pagaba menos, nosotros teníamos un contrato más rentable y a los empleados les dimos un complemento en el sueldo. Ganamos las tres partes", añadió. "Esa manera de trabajar en Uruguay fue tomada como experiencia para replicar en otros países", concluyó Sagasti.

El gerente insistió en que, lejos de perjudicar el trabajo de los guardias, la tecnología los favorece, ya que pueden realizar tareas de mayor valor y están más protegidos al realizar sus funciones.

El enfoque integral de Securitas apuesta también a la transparencia. Tradicionalmente, si el guardia llegaba una hora tarde, no se enteraba el cliente. Ahora, debe informar al llegar no solo el punto donde estará sino también completar datos online sobre el estado de las luces, si la puerta está cerrada o si las máquinas quedaron apagadas, por ejemplo.

Securitas ofrece al cliente un sistema personalizado que reúne esa información y otras estadísticas (los key performance indicators) que van desde el porcentaje de puntualidad de los guardias, las llamadas recibidas, cuántas se pierden y hasta cuánto se tarda en resolver una incidencia. "Al ingresar, el cliente sabe mediante un sistema de semáforos si el servicio está en rojo, amarillo o verde y por qué", explicó Villaseca.

"El valor más apreciado por un cliente es la transparencia. Si cometemos errores el cliente se dará cuenta, pero eso nos hará mejorar. Ocultarlos nos empobrece", remató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)