TENDENCIAS

Grandes corporaciones de EE.UU. se suman a lucha contra brecha salarial

GM, IBM, Apple, Facebook y Microsoft, entre las que apoyan la iniciativa que Obama promocionó

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Avance. En enero de 2009, Obama firmó la Lilly Ledbetter Fair Pay Act. Foto: The White House.

Mary Barra, Indra Nooyi y Ginni Rometty forman parte de un exclusivo club dominado por hombres. Son, respectivamente, las principales ejecutivas de General Motors, PepsiCo e IBM, tres de las mayores corporaciones del índice S&P 500. Sus compañías acaban de sumarse al llamado de la Casa Blanca para tratar de eliminar la brecha de género en los salarios, una iniciativa en la que participan Apple y Facebook. Una paga justa y equitativa, dicen, debe ser un elemento esencial de cualquier modelo exitoso de negocio. Para lograrlo, las empresas firmantes se comprometen a revisar las remuneraciones y examinar sus prácticas de contratación y promoción.

El presidente Barack Obama quiere que este sea uno de sus grandes legados políticos al dejar el Despacho Oval dentro de cuatro meses. Al hablar de este problema, siempre menciona cómo su abuela lo crió con un salario inferior al de los compañeros varones que trabajaban con ella en el banco. La Lilly Ledbetter Fair Pay Act fue la primera legislación que firmó Obama, tras asumir la presidencia de EE.UU. hace ocho años.

El Institute for Women Policy Research calcula que las mujeres empleadas en EE.UU. ganan 79 centavos de media por cada dólar de los hombres. En parte, esta diferencia se explica por el tipo de ocupación. Pero se hace extensible a trabajos comparables, pese a los esfuerzos realizados durante los últimos años. Los datos del Censo reflejan que, con cargos, educación y experiencia similares, las mujeres siguen cobrando ligeramente menos.

Y la brecha salarial es aún mayor cuando se toma como referencia las mujeres de las comunidades negra y latina, que ganan 64 y 56 centavos respectivamente por cada dólar de un hombre blanco.

Barra, Nooyi y Rometty son el ejemplo de que esa brecha se cerró de forma significativa. «El género de los empleados no debería ser un factor en las remuneraciones», señala la dirección de General Motors, «por eso apoyamos este llamamiento». «Identificar y promocionar las mejores prácticas es fundamental para asegurar la igualdad en todos los empleados», asegura Valeri Jarrett, consejera de Barack Obama.

En total, más de medio centenar de grandes corporaciones que representan todos los sectores de la economía se suman a esta iniciativa presentada en junio por la Casa Blanca. Entre ellas están también Anheuser-Busch InBev, Coca-Cola, Delta Air Lines, Hilton, Intel, LinkedIn, Microsoft, Nike, Target, Unilever y Visa. «Compartimos los mismos valores», señalan desde GM.

«Estamos analizando los salarios, primas y otros premios en acciones», indica Apple. «Si la brecha existe, lo resolveremos». Facebook también tiene en marcha un examen estadístico de las remuneraciones de hombres y mujeres. «La equidad en los sueldos entre hombres y mujeres es un componente crítico del progreso social», añaden desde Microsoft.

Estas compañías, además, van a formar un grupo independiente para dar continuidad a la iniciativa cuando el demócrata deje el Despacho Oval en cuatro meses. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)