PUBLICIDAD

Gerardo Grieco: "Vamos a hacer una nueva edad de oro de Punto Ogilvy"

La firma inaugura etapa con el exdirector del Sodre como gerente y Pablo Marqués en la presidencia

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Grieco y Marqués apuestan al valor de los contenidos en publicidad. Foto: Ariel Colmegna.

«Hasta hace poquitos meses no soñaba con estar acá, hoy tengo una felicidad extraordinaria. Es una oportunidad genial para mí», confesó exultante el flamante gerente general de Punto Ogilvy, Gerardo Grieco. Reconocido por su labor como director de la Sala Zitarrosa, el Teatro Solís y el Sodre, Grieco asume este nuevo reto profesional en una industria diferente pero en la que ve puntos de contacto con la gestión cultural.

«Hay notables coincidencias en la gestión de las organizaciones, de los procesos, solo que acá en vez de artistas tenés creativos, (también) hay egos», comparó. Liderar proyectos vinculados con la expresión creativa también tiene en común gestionar equipos y administrar los «valores intangibles» asociados al mundo de las ideas. Desde un punto de vista más personal, Grieco define esta etapa como «una gran oportunidad de reinventarme y de trabajar para que la gestión cultural se meta en el corazón de una de las principales industrias creativas».

El fichaje puede resultar sorpresivo, pero Elbio Acuña y Pablo Marqués, socios de Punto, buscaban precisamente un líder que tomara la operación de la agencia aportando una mirada fresca pero a la vez con un amplio conocimiento de la comunicación.

«En la publicidad somos muy buenos comunicadores, pero nos miramos demasiado al ombligo. Y esta incorporación fue como levantar la cabeza y abrir la ventana para que entrara aire fresco», señaló Marqués, quien pasó a la presidencia de Punto tras desempeñarse como gerente general. En su nueva posición, se ocupará de definir el rumbo de la agencia, asesorar clientes en sus estrategias de comunicación y atender los negocios que Punto tiene en el exterior.

En tanto, Acuña, que fundó la empresa en 1964 y se mantuvo como su presidente hasta ahora, tomó el rol de chairman, una función «menos operativa» y más consultiva. «Hace tiempo que veníamos pensando con Pablo en sumar a alguien que tuviera la capacidad para poder dirigir el grupo, entenderlo, y también que entendiera la comunicación desde un punto de vista que fuera más allá de la publicidad. Y yo no tengo dudas que Gerardo es un comunicador con todas las letras, quizás uno de los mejores que hemos tenido en los últimos tiempos en Uruguay. No se hace todo lo que él hizo sin ser un buen comunicador, no solo externo, sino también interno, para motivar y llevar a la gente a las metas», valoró Acuña.

Cambio de paradigma

Los tres protagonistas se conocen desde 2007 y alguna vez imaginaron trabajar juntos. Cuando Acuña supo que Grieco dejaba el Sodre (en mayo pasado) lo llamó de inmediato para ofrecerle la gerencia general de Punto y concretar aquella idea.

«Que nos juntemos a trabajar en esta empresa tan prestigiosa, con esta trayectoria es genial, pero no para añorar, no con nostalgia del pasado, sino para mirar al futuro de una manera distinta. Vamos a hacer una nueva edad de oro de Punto», auguró Grieco.

La nueva etapa que se abre en la agencia coincide con un momento de quiebre en el sector. Los tres publicistas comparten la idea de que hay un «cambio de paradigma» y que en ese escenario la publicidad seguirá siendo clave en la construcción del vínculo entre las marcas y los consumidores.

«Nadie sabe cuál es el modelo exacto, pero lo que está claro es que una de las grandes pautas son los contenidos. Basta ver que en Cannes los speakers ya no son solo los grandes publicistas, sino artistas», explicó Marqués. «El de los contenidos es un mundo al que es difícil llegar pero, cuando lo logran, las marcas se sienten muy cómodas porque conectan. Ése es el camino», remarcó el empresario. El valor de los contenidos también es la razón por la que la contratación de Grieco tiene sentido para la agencia, dada su visión sobre el rumbo del negocio.

Para Grieco, la publicidad tiene el «gran desafío» de «reinventarse y reconvertirse», tal como ocurrió con la industria de la música, un sector que conoce profundamente por su experiencia como gestor cultural. La nueva apuesta lo entusiasma: «Vengo a dejar todo, llego con el corazón en la mano. Entre nosotros nos decimos ‘esto no puede fracasar’».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)