REGIÓN

Las franquicias insólitas de Argentina

Desde servicios de fumigación hasta la organización de bodas, pasando por la limpieza de paredes con grafitis o una cadena concentrada en alimentos congelados, la oferta se amplía en el país vecino

La epidemia de dengue impulsó el negocio de Aguila.
La epidemia de dengue impulsó el negocio de Aguila.
Balloon City ya no se restringe a niños y amplía su clientela.
Balloon City ya no se restringe a niños y amplía su clientela.
Boda Brillante amplió el tipo de celebraciones que organiza.
Boda Brillante amplió el tipo de celebraciones que organiza.
Soluciones Grafiti se franquició debido a la gran demanda.
Soluciones Grafiti se franquició debido a la gran demanda.
Muu Lechería ya opera siete locales en el país vecino.
Muu Lechería ya opera siete locales en el país vecino.
Qüem ofrece alimentos listos para comer tras un golpe de freezer.
Qüem ofrece alimentos listos para comer tras un golpe de freezer.
El Noble lanzó una segunda marca, Bien de Campo.
El Noble lanzó una segunda marca, Bien de Campo.
Fábrica de PIzzas potenció su negocio con una oferta económica.
Fábrica de PIzzas potenció su negocio con una oferta económica.

El negocio de las franquicias no se termina en Argentina en las cafeterías, las casas de empanadas y las heladerías. De los servicios de fumigación hasta la organización de bodas, pasando por una empresa que ofrece la limpieza de paredes pintadas con grafitis o una cadena concentrada en alimentos para freezer, en los últimos años se multiplicó la oferta de negocios no tradicionales que eligieron la opción de las franquicias para expandir su red comercial.

En el sector destacan que la madurez que está alcanzando el negocio de las franquicias en el país vecino es acompañada por la incorporación de propuestas cada vez más innovadoras. En la actualidad hay más de 700 marcas que están franquiciando su negocio, con casi 30.000 locales en operaciones y una facturación que en 2015 llegó a los 145.000 millones de pesos argentinos (unos US$ 15.644 millones al tipo de cambio promedio de ese año). Las franquicias además se consolidaron como el sector más dinámico del comercio minorista argentino y solo en el último año el sistema canalizó cerca de un 20% del retail, de acuerdo a las estimaciones de las propias empresas.

Por rubros, si bien la gastronomía y la indumentaria continúan representando más del 50% del mercado, la mayor novedad pasa por una ampliación de la oferta, con un acento puesto en los servicios. Los jugadores líderes del negocio continúan siendo cadenas tradicionales y consolidadas, como Grido, Freddo, El Noble, Morita o Subway, aunque tímidamente también empiezan a asomar en la plaza empresas que apuestan a la diferenciación para captar potenciales franquiciados.

«Cada vez más, el sistema de franquicias se está extendiendo a aquellos negocios relacionados con las cosas intangibles, como servicios profesionales, financieros, asistenciales y de todo tipo. Muchas veces ocurre que el inversor quiere adquirir alguna franquicia que pueda tocar, algo tangible donde pueda ver dónde puso el dinero, por esa sensación de inseguridad que tiene. Ahora bien, cada día están apareciendo mas franquicias distintas, diferentes a las clásicas, donde las inversiones son menores y el recupero del capital se hace más rápido. No necesito contarles que cada día hay más empresas que no tienen infraestructura y valen millones», asegura Carlos Canudas, director de Estudio Canudas, una consultora especializada en el negocio de las franquicias.

La aparición de nuevas propuestas coincide con un momento difícil para el negocio, que como era de esperar no logró escapar al estancamiento que vive toda la economía, aunque también asoman en el mercado de las franquicias algunas empresas con un modelo anticíclico (ver recuadro).

Entre las propuestas más llamativas sobresalen Soluciones Grafiti —que desarrolló un producto químico especial para la limpieza de paredes grafiteadas— y Aguila, una empresa de fumigación que se decidió a franquiciar su negocio cuando el último verano se vio desbordada de trabajo con la epidemia del dengue y la necesidad de combatir a los mosquitos.

Boda Brillante es otra franquicia no tradicional. Como se desprende de su nombre se trata de una empresa especializada en la organización de bodas, pero que amplió su radio de operaciones a todo tipo de celebraciones.

«El mercado de los matrimonios es el más fuerte, pero también organizamos fiestas de 15, Bar Mitzvá, bautismos y además hay un nicho con mucho potencial, que son las celebraciones corporativas», explicó Marisa Minetti, una actriz argentina que comenzó con este proyecto en Perú, donde conducía un programa de parejas en la televisión limeña, y ya cuenta con la primera franquicia vendida para el mercado chileno.

La posibilidad de diversificar la clientela es otro de los ganchos que ofrece Balloon City, una franquicia de venta de globos de helio que comenzó con un target claramente infantil con el que copó los shoppings porteños y ahora busca ampliar su clientela. «Hay un mercado que va más allá del mundo infantil y los regalos para los chicos. Cada vez más los globos se usan para decirle algo a otra persona, en un negocio parecido al de las flores», explica Raúl Chullmir, fundador de Balloon City, que destaca la baja barrera de ingreso: «Es una franquicia relativamente barata, que permite ingresar con un desembolso de 400.000 pesos argentinos (unos US$ 26.600) y una rentabilidad muy alta».

Dentro del rubro gastronómico, otra propuesta en ascenso son las lecherías Muu. En un revival del modelo ochentoso de La Lecherísima y sus clásicos licuados de banana. Con una estética anclada en el imaginario de los 50 de EE.UU., Muu ya opera siete locales en ubicaciones estratégicas como Puerto Madero, Las Lomitas y Recoleta, y quiere llegar a las 20 sucursales para fin de año.

Los alimentos congelados es otro nicho con un gran potencial de crecimiento a nivel internacional, que todavía no despegó a nivel local. Qüem se llama la cadena que se especializa en ofrecer platos listos para ser consumidos después de un golpe de freezer, apuntando al 40% de los hogares que hoy compra comida preparada. La propuesta nació en Martínez, en donde ya tiene dos locales, y próximamente llegará vía franquicias a Belgrano y Caballito, apostando a popularizar el consumo de alimentos congelados. 

Las que sobrellevan mejor la recesión

«Con la crisis (en Argentina), el consumo en general cayó y las franquicias no son una excepción, aunque hay algunas propuestas que logran sobrellevar mejor la recesión. Por ejemplo, El Noble logró mantener sus ventas pese a la recesión y está creciendo con su nueva propuesta más económica, Bien de Campo, mientras que Fábrica de Pizzas está ganando consumidores con su oferta de pizza económica y ahora está desembarcando en nuevos mercados como España o México», explicó Daniel Arce, socio de Marcas que crecen, una de las consultoras del rubro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)