Negocios

Ferrari va tras el consumidor de perfumes de lujo en América Latina

Il cavallino rampantelanza su línea premium en la región, donde ve mucho potencial y prevé duplicar la facturación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Picardi. "Hay mucho potencial para crecer en América Latina". (Foto: Natalia Ayala)

No es la Fórmula Uno. Tampoco los autos. El negocio más promisorio para Ferrari es la perfumería, con una facturación que asciende a 70 millones de euros en el mundo y la meta de alcanzar los 100 millones en dos o tres años. "Es una marca que realmente existe en el sector de la perfumería y tiene un potencial altísimo", según Dario Picardi, gerente regional de ventas en América y El Caribe. En su visita a Uruguay, el italiano dialogó con El Empresario sobre la estrategia mundial de separar las líneas Scuderia y Cavallino y cómo se buscará captar al segmento de lujo en la región.

La línea Cavallino fue presentada en Medio Oriente, luego en Asia y Europa. ¿Este es el año de América Latina?

Estamos en todos los mercados de la región con Scuderia, pero a fin de año planeamos entrar a todos con toda la línea premium (Cavallino). Va a ser un relanzamiento en todo el continente. Brasil es el mercado que nos ayudará más, porque ahí la marca es muy fuerte, está siempre entre las primeras, con Carolina Herrera y Paco Rabanne. Y todo lo que es fuerte en Brasil, impacta en la región. Contamos con que en octubre estará toda la línea en Uruguay. Hay mucho potencial para crecer en América Latina, que no está desarrollada al 100%. Este año vamos a duplicar la facturación en la región. Es un momento muy importante para Ferrari.

¿Cómo competirán con sus fragancias en América Latina?

Con la línea Cavallino, buscamos un posicionamiento respecto de las marcas selectivas como Dior, Chanel y Dolce & Gabanna. Con Scuderia nos queremos posicionar al lado de otras como Davidoff y toda la línea CK de Calvin Klein. En Scuderia los precios llegan a US$ 50 o US$ 60 y en Cavallino están entre US$ 80 y US$ 100.

¿Cómo se acercan al consumidor?

Buscamos ganar su confianza con la línea Scuderia. Para llegar a los consumidores de la línea premium tratamos de regalar experiencias, sobre todo en el momento de la compra. Porque la línea Cavallino se encuentra en un número de tiendas muy limitado, donde tenemos muy buena exposición. Vendemos más la experiencia y los detalles de la boutique, que es de mucho lujo. Eso también se ve en los detalles de la botella. Tratamos de dividir totalmente el público de Scuderia de Cavallino.

¿Cómo afecta la desaceleración económica su facturación?

Hasta 2013 el sector de perfumería no sufría. A partir de 2014 en todos los continentes el mercado de la perfumería bajó, porque hay menos gente que entra a las perfumerías. Nuestra estrategia fue abrir mercados nuevos, lo que compensó las caídas en algunos países. Y hemos tenido un approach muy diferente. Muchas empresas tienen una lista de precios única en todo el mundo. Nosotros analizamos país por país cuáles son los competidores, para adecuarnos a los precios y ofrecer condiciones mejores. Por ejemplo, en Brasil, competimos con marcas como Carolina Herrera y Paco. En Chile y Perú, con Calvin Klein y Davidoff. De esta forma, hemos tenido un crecimiento bastante importante este año y también en 2015 prevemos seguir creciendo.

El universo Ferrari está muy asociado a la Fórmula Uno. ¿Intentan desmarcarse de eso?

Ferrari es una marca aspiracional. Es obvio que el mundo de Scudería Ferrari está conectado en parte con la Fórmula Uno. Los frascos recuerdan a los detalles de los carros: el color es la misma pintura del coche, el cuero del tapón es el de los interiores… hay algunos elementos, pero a nivel de comunicación el proyecto Ferrari fragancia tiene que estar lo más lejos posible del mundo del coche.

¿Las mujeres pueden ser potenciales consumidoras?

Nos hemos dado cuenta que algunas de nuestras fragancias les gustan a las mujeres. En Asia, Essence Musk es una de las más vendidas para mujeres y dentro de la línea Scuderia la fragancia Light Essence también. Nos estamos acercando a ese universo. Estamos evaluando un proyecto femenino, pero todavía no lo tenemos confirmado definitivo. Sabemos que hay un potencial ahí.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)