NEGOCIOS

Fellini: nueva oferta gastronómica e inaugura wine bar en Carrasco

Abrirán en dos semanas: el proyecto de vinos Barolo ofrecerá cerca de 130 marcas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Renovada. La esquina de Arocena y Murillo lucirá nuevas y exclusivas propuestas para un público que le gusta salir. (Foto: Gentileza Fellini)

En 2016 Fellini llegó a Carrasco con la promesa de incluir una nueva propuesta gastronómica al barrio. Un año más tarde, a su tradicional oferta de platos de origen italiano (pasta y risottos) y parrilla (carnes y pizzas al horno), los responsables de la empresa sumarán en un par de semanas dos nuevas iniciativas, un bar con oferta gastronómica diferente y un exclusivo wine bar.Bautizadas como Ohm y Barolo, respectivamente, funcionarán en la misma esquina de Arocena y Murillo, apuntó una de las responsables de la empresa familiar, Ximena Etchemendy.

«La idea es que en un mismo lugar, en una misma esquina, existan tres opciones. Entonces podés ir al wine bar a tomar una copa de un vino muy exclusivo, pasar por Fellini a comer y terminar en el bar tomando un trago o degustando un postre. Creo que no hay propuestas como las que estamos abriendo en el barrio y la gente de Carrasco sale», destacó.

Vinos selectos.

Barolo, el wine bar, estará bajo la responsabilidad de Daniel Castiglioni. Se ubicará en el local contiguo a Fellini, tendrá su propia entrada y se podrá comprar o degustar por copa cerca de 130 etiquetas diferentes de vinos. «Además, contará con un espacio para unas 20 personas que, a la par de degustar algunas de las etiquetas, podrán solicitar alguna rápida propuesta gastronómica de tapas», explicó Castiglioni.

La elección de las bodegas está a cargo el sommelier Walter Fernández. El plan es contar con exclusivas marcas que no tengan presencia en grandes superficies. Castiglioni indicó que a nivel local ya se están cerrando acuerdos con diferentes bodegas boutique nacionales, que en general poseen entre 10 y 12 hectáreas. En total estima que serán unas 60 etiquetas. «Además, llegamos a un acuerdo de exclusividad con la distinguida importadora Grand Cru que garantizará cerca de 70 etiquetas del exterior», amplió. En este caso, la relevancia radica en la variedad de origen. «A las tradicionales argentinas y chilenas, sumaremos otras de origen italiano, francés, neozelandés, estadounidense (de California), entre otros», graficó. Los precios oscilarán entre $ 350 y $ 6.000. Entre las marcas presentes se destacarán vinos de bodegas como Brunello di Montalcino (Italia), Sancerre Les Baronnes (Francia), Blend Cerro Negro de Viña Edén Maldonado o Blend Primo de Pizzorno.

Un bar diferente.

Pese a que Fellini gira en el rubro gastronómico, el grupo familiar sumará Ohm, un bar que tendrá una propuesta diferente para un público de más de 30 años, relató Etchemendy. Ocupará el piso superior de Fellini y tendrá capacidad para 60 personas. «Contará con un menú exclusivo que incluirá sushi, hamburguesas y milanesas gourmet con diferentes gustos, entre otras propuestas», indicó.

La entrada a Ohm será por el wine bar y ofrecerá una decoración y un espíritu estilo europeo. Además, sumará un DJ y una pantalla que permitirá también proyectar películas. Acuerdos con marcas como Carmen Steffens y lentes Hawkers permitirán organizar eventos de moda.

Finalmente, la empresaria adelantó que a fines de mayo retomarán su propuesta «dejate llevar», que ofrece servicio de traslado a clientes, pero estará disponible solamente en Fellini Pocitos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)