NEGOCIOS

Factura electrónica al alcance de todos

Memory lanza dos productos para Pymes y profesionales; no requiren instalar ningún software.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Express. Con este producto, el usuario accede al sitio desde dispositivos móviles. (Foto: Shutterstock)

Sin instalar nada y hasta desde el celular. Así funcionan las nuevas soluciones de factura electrónica que lanzó Memory en agosto y que busca atender la necesidad dos grupos, Pymes y profesionales.

«Las desarrollamos porque vimos que en el mercado se generaron necesidades en dos tipos de clientes, pequeñas empresas que ya tenían su propio software de gestión hecho a medida y no querían o podían cambiarlo para ingresar a la factura electrónica y profesionales que por el volumen de facturas emitidas no querían instalar una herramienta más poderosa», indicó Federico Hornes, gerente comercial de la compañía.

Para los primeros, Memory creó Conexión Factura Electrónica. Se trata de una API (Interfaz de Programación de Aplicaciones, por sus siglas en inglés) que se suma al software que utiliza el cliente y se conecta al sistema de factura inteligente de Memory alojada en la nube. Esta genera la factura y la envía a la DGI, detalló.

«El cliente no tiene que hacer nada extra. Todos los comprobantes (facturas) que emite el cliente son enviados automáticamente a los diversos actores que participan del proceso. Además, el módulo de facturación electrónica funciona en la nube y se conecta con nuestro servicio de almacenamiento de documentos —también en la nube— que los guarda durante cinco años, el tiempo que exige DGI en este momento», agregó.

Si bien el tiempo de implementación puede llegar a durar dos meses el cliente «nunca para su actividad». «Nosotros nos contactamos con el desarrollador del software y hacemos todo el proceso con ellos. En ningún momento el cliente para», aseguró.

Para implementarlo, se deberá desembolsar entre US$ 2.000 y US$ 5.000 —por primera y única vez por la licencia— y dependerá de factores como la complejidad del sistema y la gestión de la empresa (cantidad de comprobantes, si posee varias sucursales, si van a usar diferentes módulos, entre otros detalles). Luego se abona un mantenimiento mensual que varía entre $ 1.500 y $ 3.000, de acuerdo a la cantidad de comprobantes que emita.

En paralelo a este producto, Memory también lanzó Factura Electrónica Express, un servicio que funciona en forma online y 100% en la nube, tanto para PC como para dispositivos móviles. «No requiere ningún software. Solo hay que registrarse e ingresar a una página web logueado. Una vez ahí se ingresan los datos de las facturas que recibe el cliente y se transforma en factura electrónica que es enviada a la DGI», detalló Hornes. Este servicio es propicio para empresas pequeñas o profesionales que no emitan más de 100 comprobantes al mes. Para el ejecutivo, se trata de un producto «ideal para aquellos que si bien facturan mucho, emiten pocos comprobantes».

En el caso de optar por esta opción, hay que abonar una licencia inicial que está entre US$ 2.000 y US$ 2.500 (según la cantidad de facturas emitidas) y luego un costo mensual que oscila los $ 1.500».

Desde el lanzamiento, entre ambas propuestas ya poseen cerca de 100 usuarios, principalmente en el formato Factura Electrónica Express.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)