SUSTENTABILIDAD

Hacia fabricar vasos comestibles con algas

El argentino jerónimo Batista Bucher avanza con un proyecto para producir en base a material biodegradable.

Innovador. El joven emprendedor argentino
Innovador. El joven emprendedor argentino

Premio al emprendedorismo de la Embajada Británica. Otro por la IAE Business School. Otro por el Ministerio de Producción. Batista Bucher acumula distinciones con una velocidad que sorprende por su edad: tiene 19 años.

Egresado de la ORT, estudia Biotecnología en la Universidad de San Martín (Unsam) y no tiene intenciones de tomarse un respiro: el proyecto que hoy lo desvela se llama Sorui y comprende una máquina capaz de fabricar vasos descartables a partir de algas, un producto biodegradable.

De hecho, fueron sus múltiples viajes a campamentos de ciencia y congresos durante su adolescencia los que dispararon la idea de su invención. «Siempre encontraba los tachos de basura rebalsados de vasos plásticos, ahí empecé a tener conciencia de la magnitud de este problema», relató. «En el último año de la escuela comencé a probar materiales», añadió. En el extracto de algas encontró la solución que buscaba: una sustancia que se degradara rápido pero capaz de contener líquidos en distintas temperaturas.

El precoz inventor trabaja en el lanzamiento comercial de su máquina fabricadora de vasos. Además, lanzó Henko Maieutics, plataforma en la que promociona los diversos encuentros y competencias a los que pueden acceder otros jóvenes emprendedores como él. «Quiero compartirlos para que sepan que esas oportunidades existen y que son factibles de ser aprovechadas», explicó.

En junio, fue el único jóven argentino seleccionado para participar de la Cumbre Mundial de Jóvenes del G-20 en Alemania. «El objetivo era transmitir perspectivas sobre el cambio climático con delegados de otros países».

Batista Bucher fue seleccionado para leer el texto resultante, en el que resaltó la importancia de «empoderar soluciones sustentables para los problemas del medio ambiente» y del «consumo responsable de nuestros recursos limitados». La canciller alemana , Ángela Merkel, siguió atentamente el apasionado discurso y luego lo felicitó personalmente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)